“Min. del Interior Bahreiní Lanza Campaña de Odio contra los Shiítas; Los Seguidores de Wali al-Faqih Deben ser Aniquilados”

  • News Code : 707419
  • Source : ABNA
Brief

MANAMA. (ABNA) – El Ministrio del Interior del régimen de Al-Jalifa, Rashid bin Abdulá al-Jalifa ha puesto en marcha una campaña en los medios de comunicación el jueves 23 de julio de 2015 para condenar las declaraciones de Irán sobre Bahréin. Sin embargo, después de sólo unas pocas horas, esta resultó ser una campaña contra los musulmanes shiítas. El hashtag #NoToIranianIntervention (No a la intervención iraní) fue elegida como el título de esta campaña en los medios sociales y plataforma en la que el gobierno ha abierto una nueva puerta para el discurso odioso sectario takfirí contra un grupo de ciudadanos que constituyen la mayoría de la población en el reino y sufren de pobreza y discriminación en todas las esferas sociales.

Agencia de Noticias de Ahlul Bait (ABNA) – La masiva ola de insultos lanzadas por clérigos, funcionarios gubernamentales y partidarios suníes llegó hasta el punto de pedir la aniquilación de los musulmanes shiítas. El miembro de la 'Comisión de Derechos de los Prisioneros y Detenidos de Bahréin' Ahmad al-Maliki dijo que la solución es aniquilar a los seguidores del Wali al-Faqih (Jurista Supremo Shiíta).

En cuanto al ex diputado y clérigo extremista, «Sheij Yassim al-Saidi», encontró en el llamado del Ministrio del Interior una oportunidad para volver a su antiguo púlpito en el que representaba una cabeza en el frente de la guerra sectaria. En uno de sus discursos, él dijo: “El desvergonzado líder (Wali al-Faqih) reclutó a personas en el interior del país, les paga y les proporcionó armas y sin embargo todavía le permitimos tener control sobre los monoteístas. Nosotros estamos hablando de una cuestión doctrinal y un enemigo. Nuestra doctrina nunca nunca va a cambiar”.

Parece que Al-Saidi está cumpliendo el deseo oculto de las autoridades del régimen Al-Jalifa para señalar con el dedo a los shiítas. Él fue suspendido el 5 de junio de 2015 por dos semanas, después que ñel pronunciase un discurso en el que atacó a los musulmanes shiítas, coincidiendo con las explosiones de bombas llevadas a cabo por el llamado DAESH en las mezquitas shiítas de Arabia Saudí. El ministro del Justicia y Asuntos Islámico de Bahréin, Jalid bin Ali al-Jalifa interfiriño y permitió que el miércoles 8 de julio de 2015 Al-Saidi dirigiera nuevamente las oraciones comunitarias y predicara en la mezquita Sabika al-Nisf en la ciudad 'Isa, al suroeste del país. La Dirección de Dotacione suní (Waqf); sin embargo, dijo que las partes del discurso de Al-Saidi fueron tomadas fuera de contexto.

Tan sólo le tomó dos semanas para volver a su viejo hábito de atacar a los shiítas en sus discursos. En su sermón del viernes, el 24 de julio de 2015, el que dedicó enteramente a apoyar la campaña del ministro del Interior, dijo: “Estos shiítas nunca estarán con usted, incluso si usted les da a ellos un ministerio o más. Ellos lo engañarán en nombre de la taqiyya (disimulo)”.

Hace sólo unas semanas, las autoridades fingían tener la intención de hacer frente a las campañas de odio. Parecía que la explosión de una bomba del DAESH dirigida a una mezquita shiíta en Kuwait hizo darse cuenta del grave peligro de usar la tarjeta de "grupos extremistas". Por eso es que los llamaron a realizar oraciones de unidad entre shiítas y sunitas que sólo duró dos semanas.

Esta nueva campaña contra lo shiítas en el país demuestra que las convocatorias anteriores realizadas por figuras cercanas al príncipe heredero son sólo parte de un juego para aliviar las crisis temporales y alejarse de cualquier sospecha.

Paradójicamente, Ahmad al-Maliki es miembro de la Comisión de los Derechos de los Prisioneros y Detenidos de Bahréin, la que es una institución gubernamental que se creó mediante la promulgación de un decreto real el 3 de septiembre de 2013 para 'supervisar los lugares de detención y prevenir la tortura y malos tratos tras los reiterados incidentes de torturas mencionados en los reportes de la comisión. Al-Maliki es también el Secretario General de la Sociedad Karama para los Derechos Humanos, pero tiene una visión sorprendente de cómo tratar a los musulmanes shiítas. En vez de condenar los actos de discriminación en contra de ellos, ¡él está llamando para su aniqulación!. Sí, ¡la aniquilación!

Él comentó en respuesta a un informe publicado por Mirror Bahrein en el cual criticó al ministro del Interior: “Un régimen no puede ganar lealtad de los sionistas y por eso Hitler decidió aniquilarlos y luego Gran Bretaña estableció su colonia en Palestina. Eso es lo que nosotros debemos hacer al Wilayat al-Faqih (liderazgo shiíta)”.

En cuanto a Abir al-Yalala, ex miembro del 'Encuentro de Unidad Nacional' y 'Coalición de Jóvenes Al-Fateh', ella tiene otra solución: la revocación de sus nacionalidades y deportarlos. “No nos sentimos honrados de tener agentes iraníes aquí”, ha dicho ella.

El hashtag #NoToIranianIntervention (No a la intervención iraní) alimentó más el sectarimos y causó aún más división. De hecho, para eso fue que la campaña ha sido puesta en marcha. Expresiones tales como: seguidores de la 'Wilayat al-Faqih' o 'el liderazgo desvergonzado', los 'safávidas', los 'rafidies', 'los hijos de la mut'a' o los 'agentes de Irán' son sólo algunos de los términos retóricos utilizados para evitar simplemente decir 'shiítas'. Las autoridades han dominado

El ex miembro del Parlamento Sheij Nasser al-Fadhala, miembro de la Sociedad al-Menbar, el brazo político de los Hermanos Musulmanes en Bahréin, dijo: Nosotros le decimos a todas las ratas de Irán y a sus patrones quienes fueron frustrados en el hashtag #NoToIranianIntervention (No a la intervención iraní): ustedes se han expuesto a sí mismos con sus ladridos e insultos desacarados.

No hay lugar en Bahréin por la herejía del Wali al-Faqih y de la tiranía y la opresión del pueblo de Persia, él agregó.

Los insultos y maldiciones han dominado la campaña del gobierno contra los shiítas desde el estallido de las protestas. La Comisión Independiente de Investigación de Bahréin (BICI, por su sigla en inglés), que fue encabezada por el juez Mahmud Sherif Bassiuni para investigar los acontecimientos del 2011, él declaró que “la televisión nacional y la estación de radio utilizan un lenguaje insultante que provocan esos acontecimientos”.  La BICI también señaló que los manifestantes “fueron torturados, su secta shiíta fue insultada y ellos fueron amenazados con violación”.  Aunque la comisión negó en su informe encontrar ningún papel iraní en las protestas, el régimen de Manama sigue afirmando que tenía un papel con el fin de poner en duda la lealtad de los ciudadanos shiítas.

El Manama Press, que es una red de noticias en los medios sociales a cargo de los usuarios en línea directamente afiliados al Consejero de Asuntos de Información del Rey, Nabil al-Hamer, se dirigió a lo que describió como “los agentes de Irán”, diciendo: “su líder los ha expuesto y los ha desnudado frente al mundo y ahora ustedes cuentan solo con sus pasaportes para cubrirse sus partes íntimas. Sus pasaportes son la única cosa que los conecta a este país”. En cuanto a un crítico independiente en Twitter, dijo: “Bahréin es parte inseparable de los Estados del Golfo y nuestra sangre es una... Ustedes safávidas son las criaturas más sucias que caminan sobre la tierra”.

Cuando el ministro del Interior puso en marcha esta campaña, los extremistas aprovec haron la oportunidad de expresar sus puntos de vista sectarios libremente, por lo menos hasta que las autoridades llamen a otra “llamada” oración unificada.

Jalil Sahurie para ABNA

::::
112


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

پیام امام خامنه ای به مسلمانان جهان به مناسبت حج 2016
We are All Zakzaky
telegram