Agresión a Irán, principal objetivo de la ruptura del pacto nuclear

Por: Manuel Arismendi

Agresión a Irán, principal objetivo de la ruptura del pacto nuclear

TEMUCO. (ABNA) - De extrema gravedad ha constituido la decisión adoptada por el presidente norteamericano, Donald Trump, de romper con el acuerdo nuclear internacional con la República Islámica de Irán, porque viola los acuerdos entre los países y estados, dejando de lado el entendimiento al que supuestamente claman en base al manoseado "derecho internacional".

A la postre dicho acuerdo sucumbió bajo los caprichos de Trump y su círculo, fruto de lo cual se alejó completamente de la lógica y de la buena voluntad pregonada, tal como hemos visto en la soterrada campaña para entregarle el Nobel a quien hoy bombardea Siria y amenaza a quienes no se pliegan a sus obcecados deseos.

Sin embargo, se debe recordar que desde la creación de Estados Unidos ese país ha estado en guerra con el mundo, manipulando y tratando de injerir en los asuntos internos de los estados independientes, a través de boicots, bloqueos, interferencias, y cuando ello no ha funcionado, por medio de invasiones a naciones soberanas o auspiciando regímenes totalitarios, como lo ocurrido en América Latina.

Por su parte, Irán señala que ha honrado su palabra y que hasta ahora ha confiado en el lenguaje de la diplomacia internacional, lo que le sitúa en el sendero mesurado, relegando a Estados Unidos a un nivel de extremismo e intolerancia propios de su naturaleza invasora, tal como se ha evidenciado de la propia boca de Trump. 

Estos hechos provocados por el régimen Trump son solo una excusa para buscar una confrontación con Irán, por lo que hoy puede ser su programa civil nuclear, mañana será una opción ecológica de la República Islámica y otro día puede ser el programa antinarcóticos iraní, cualquier flanco de las gestiones iraníes puede ser satanizado por Estados Unidos, con la excusa de cercarlo y tratar de derribar al sistema islámico para dejar sus recursos al servicio del propio imperialismo.

El hilo conductor de esta animadversión de los Estados Unidos, y gatillante de esta actitud, ha sido concebido en el régimen israelí, que necesita una excusa e invención para agredir a la República Islámica de Irán, lo que se demuestra en las acusaciones infundadas de Netanyahu sobre el programa atómico iraní, al que acusó mediante memes, ya que documentos serios nunca fueron. El régimen israelí busca por todas las instancias desatar una guerra contra Irán, y para ello ha probado con todo: desde mentiras a través de los Estados Unidos, mentiras directas de la boca de Netanyahu, y mentiras sobre que Irán sería una “amenaza” a sus intereses si permanece en Siria luchando contra los terroristas wahabitas, o que Irán busca desarrollar armas nucleares, hecho que se opone a la esencia del Islam, por lo que se cae toda esa estructura basada en memes, sobre los que no se alcanza a distinguir si los muestra por depresión o por entretenimiento.

Es claro que el programa atómico iraní se remite a una necesidad de abastecimiento energético, no armamentístico, ello por principios religiosos indicados en el propio libro sagrado del Islam, el Corán, ya que en el mismo encontramos una matriz ética que enseña el respeto por la vida humana y de los civiles, pues “matar a un inocente equivale a asesinar a toda la humanidad”. Como contrapunto a lo mismo nos topamos con las antípodas de los mandamientos religiosos, pues quienes sí han asesinado a inocentes son los sionistas israelíes, masacrando a dos científicos nucleares iraníes, Dariush Rezaineyad y Mayid Shahriari en el mismo corazón iraní, gracias al apoyo de una red de espías sionistas del Mossad, y de los Estados Unidos, la CIA.

Los ciegos esfuerzos del sionismo israelí por generar una guerra en toda la región de Oriente Medio se trasladan a territorio sirio, donde la presencia iraní contribuye a un activa lucha contra el terrorismo wahabita, motivo por el cual los israelíes agreden las bases antiterroristas sirias, tratando así de arrastrar al país persa a la zona de confort israelí, con la consiguiente justificación para que se impliquen en su favor la OTAN y Estados Unidos, y buscar a su vez desbaratar a los actores de la resistencia en su conjunto.

Pero la insolencia israelí va más allá: exige que Siria no pueda utilizar su propio territorio para defenderse del terrorismo wahabí y de los ataques sionistas, que a la par con los extremistas takfiríes, son lanzados en coordinación. A tal grado llega esta imprudencia israelí, que dicho régimen habla como si los territorios sirios de los Altos del Golán fueran suyos, y que desde ahí Siria no tiene derecho a nada, lo que termina demostrando que una vez que se le acabaron sus peones terroristas no tiene más remedio que salir del clóset para seguir esta campaña antisiria.

Como punto final, sea cual sea, el régimen estadounidense siempre será el mismo, el que a fin de cuentas será más o menos maquillado en su monstruosidad a través de sus diferentes gobiernos o administraciones, mientras que su régimen sistémico siempre será el mismo, la única diferencia será el tiempo en el cual se distribuye la cantidad de bombas arrojadas a las naciones soberanas, las que terminan pagando los costos de la industria bélica y de los guerreristas que pululan como lobos para provocar guerras y aumentar sus ingresos económicos, ya que no es casualidad que este negocio es el más opíparo entre los controlados por los sionistas adoradores del sionismo.

Por: Manuel Arismendi, periodista y analista internacional.

Las opiniones vertidas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no representan necesariamente la opinión de ABNA o de la Asamblea Mundial de Ahlul Bait.

-----

112


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Quds cartoon
Mensaje del Líder Supremo a los Peregrinos del Hayy 2017
پیام امام خامنه ای به مسلمانان جهان به مناسبت حج 2016
We are All Zakzaky