Verdadero objetivo tras las sanciones ilegales de EEUU

Hook: Ahora Podemos ir tras los Ingresos de Irán para Cortar su Apoyo al Frente de Resistencia en Siria, Yemen...

Hook: Ahora Podemos ir tras los Ingresos de Irán para Cortar su Apoyo al Frente de Resistencia en Siria, Yemen...

WASHINGTON. (ABNA) - "El acuerdo nuclear de Irán, por más que crean que mantiene la paz, ha impedido que las naciones tomen medidas contra toda la gama de amenazas de Irán a la paz y la seguridad", dijo Brian Hook, enviado especial para coordinar la campaña de presión económica de Estados Unidos contra Irán.

Según la Agencia Noticiosa Ahlul Bait (ABNA) - Brian Hook, a la izquierda, actualmente el director de planificación de políticas del Departamento de Estado, fue nombrado nuevo enviado especial para coordinar la campaña de presión económica de la administración Trump contra Irán.

Según un reporte del diario estadounidense The New York Times, la administración de Trump está creando un enviado especial para coordinar la campaña de presión económica de Estados Unidos contra Irán, la última de una serie de medidas para cortar los ingresos de Teherán y forzarlo a un nuevo acuerdo nuclear.

El trabajo será ocupado por Brian Hook, actualmente el director de planificación de políticas del Departamento de Estado, quien encabezó las negociaciones antes de que el presidente Trump decidiera abandonar el acuerdo nuclear de 2015 con Teherán.

A juicio del rotativo, Hook se enfrenta a un enorme desafío: los movimientos de Trump han sido denunciados por aliados estadounidenses en Gran Bretaña, Francia y Alemania, que dicen que todavía se atienen a los términos del acuerdo, y exhortan a Irán a que haga lo mismo.

En una entrevista antes de que su cargo fuera anunciado el jueves, el Sr. Hook admitió que la retirada de la administración del acuerdo ha tensado las relaciones con Europa. Pero argumentó que también abrió nuevas avenidas de diplomacia.

"El acuerdo nuclear de Irán, por más que crean que mantiene la paz, ha impedido que las naciones tomen medidas contra toda la gama de amenazas de Irán a la paz y la seguridad", dijo Hook.

"Ahora podemos ir tras los ingresos del régimen iraní para negarles lo que necesitan para apoyar a Assad, los hutíes y las milicias y los representantes de Irán", dijo, refiriéndose al presidente Bashar al-Assad de Siria y los rebeldes en Yemen.

Hasta ahora, la estrategia del Sr. Trump -una amenaza para las firmas europeas y asiáticas de que si hacen negocios con Irán les impedirá operar en los Estados Unidos- ha tenido resultados mixtos. China, por su parte, dijo esta semana que no dejaría de comprar petróleo de Irán, como lo permite el acuerdo de 2015.

Aún así, apunta The New York Times, una serie de compañías que estaban llegando a Irán han cancelado sus operaciones planificadas, desde Boeing a bancos europeos a firmas de energía que buscaban reactivar las anticuadas operaciones de extracción de petróleo del país.

Irán, mientras tanto, no se ha movido. El lunes, el Ayatolá Ali Jamenei, el líder supremo de Irán, predijo en Twitter que la estrategia estadounidense fracasará. "NO HABRÁ GUERRA, NI NEGOCIAREMOS CON EE.UU.", escribió.

Las preguntas gemelas que acechan sobre la estrategia estadounidense son si hace más daño a las viejas alianzas de lo que vale, y si el aumento de las sanciones podría forzar el tipo de cambios amplios que Washington exige.

El Sr. Trump ha dicho que está abierto a un nuevo acuerdo nuclear que solucionó lo que él veía como las deficiencias en el acuerdo de 2015.

El diario norteamericano apunta que funcionarios de Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China, todos los países que negociaron el acuerdo, han instado a que se fijen los defectos en los nuevos acuerdos para preservar el existente.

Trump rechazó ese enfoque en un movimiento que su equipo anterior de política exterior, incluyendo a Rex W. Tillerson, ex secretario de Estado, y H. R. McMaster, el ex asesor de seguridad nacional, lo consideraron un grave error.

En un correo electrónico a The New York Times para promover la nueva publicación del Sr. Hook, el Secretario de Estado Mike Pompeo defendió el enfoque de la administración.

"Irán es una amenaza para los EE. UU. y nuestros aliados, ya que alimenta el terrorismo, la inestabilidad y la proliferación de armas en Medio Oriente, Europa y más allá mientras el régimen comete horrendos crímenes contra su propia gente", dijo Pompeo.

"Tenemos la estrategia correcta y un 'A-Team' enfocado en Irán que ya está aquí en State", dijo. "Necesitamos urgentemente acelerar nuestra diplomacia y coordinación con socios de todo el mundo".

El acuerdo de que el Sr. Trump se deshizo puso severos límites a la capacidad de Irán de producir combustible nuclear hasta 2030, pero los levantó a partir de entonces. Su alcance también se limitó simplemente a la actividad nuclear de Irán.

Desde entonces, Francia ha propuesto un acuerdo por separado para limitar las pruebas de misiles de Irán, que se ha llevado a cabo a pesar de una resolución de las Naciones Unidas que lo insta a no realizar esas pruebas. Irán ha ignorado ese mandato.

El nombramiento del Sr. Hook refleja algo así como una revocación en el Departamento de Estado. El Sr. Tillerson había eliminado muchos puestos de "enviados especiales" después de concluir que eran demasiados, lo que causaba un caos organizacional.

El Sr. Hook dijo que el problema de Irán requería un funcionario con poderes para llegar a muchos rincones del gobierno de los Estados Unidos.

"Irán es tan transversal en los desafíos de política exterior", dijo Hook, y señaló su alcance en las preocupaciones políticas sobre la proliferación nuclear, los misiles, la seguridad marítima, los derechos humanos y el terrorismo.

De acuerdo con The New York Times, Hook y Pompeo creen que los Estados árabes e Israel han estado entusiasmados con la salida estadounidense del acuerdo nuclear. Pero los europeos han argumentado que establece innecesariamente un enfrentamiento donde ninguno es necesario: los informes de la Agencia Internacional de Energía Atómica confirman que Irán se ha mantenido dentro de las restricciones, y no había necesidad de hacer explotar un acuerdo que estaba funcionando, dicen.

Agregó que la Unión Europea ha amenazado con castigar a las empresas que se doblegan a las amenazas estadounidenses y se retiran de Irán. Pero los funcionarios estadounidenses están apostando a que Europa no penalizará a las compañías que calculen sus intereses comerciales con los grandes del mundo.



Las expresiones presentadas en esta nota no representan necesariamente el pensamiento o línea editorial de ABNA y son de exclusiva reponsabilidad del autor y/o fuente.

/112


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Mourining of Imam Hossein
Mensaje del Líder Supremo a los Peregrinos del Hayy 2018
We are All Zakzaky