¿Islamismo Versus Islam?

Claudio Mutti entrevistado para Katehon

  • News Code : 832729
  • Source : Katehon
Brief

El término “islam político” ha sido acuñado por el orientalista francés, Oliver Roy, en su libro “L’Echec de l’Islam politique” (Le Seuil, Paris 1992). Oliver Roy denomina como “islam político” lo que otro orientalista francés, Gilles Kepel, denomina “Islamismo” (“Le Prophite et Pharaon. Aux sources des mouvements islamistes, Le Seuil, Paris 1984, revised edition 1993; Jihad: expansion et déclin de l’islamisme, Gallimard, Paris 2000, revised edition 2003) e “Islam radical” (“The roots of radical islam”, Saqi, London 2005). “Islam político”, “Islamismo”, “Islam radical”, al igual que “fundamentalismo islámico” e “integrismo islámico” son términos que corresponden a tendencias modernistas originadas por los “reformistas islámicos” y condenadas como desviaciones por los representantes del islam tradicional. No obstante, el lenguaje político occidental a menudo hace un uso amplio e incorrecto de estos términos, confundiendo islamismo con islam para trazar conclusiones conformes al patrón del “choque de las civilizaciones”.

Señor Mutti, nos gustaría discutir con usted sobre el fenómeno del islam político y la actividad en torno a este. ¿Puede hacer una definición clara de este y cómo funciona?

El término “islam político” ha sido acuñado por el orientalista francés, Oliver Roy, en su libro “L’Echec de l’Islam politique” (Le Seuil, Paris 1992). Oliver Roy denomina como “islam político” lo que otro orientalista francés, Gilles Kepel, denomina “Islamismo” (“Le Prophite et Pharaon. Aux sources des mouvements islamistes, Le Seuil, Paris 1984, revised edition 1993; Jihad: expansion et déclin de l’islamisme, Gallimard, Paris 2000, revised edition 2003) e “Islam radical” (“The roots of radical islam”, Saqi, London 2005). “Islam político”, “Islamismo”, “Islam radical”, al igual que “fundamentalismo islámico” e “integrismo islámico” son términos que corresponden a tendencias modernistas originadas por los “reformistas islámicos” y condenadas como desviaciones por los representantes del islam tradicional. No obstante, el lenguaje político occidental a menudo hace un uso amplio e incorrecto de estos términos, confundiendo islamismo con islam para trazar conclusiones conformes al patrón del “choque de las civilizaciones”.

¿Cómo esto se manifestó en la UE y oriente próximo? ¿Cuál es la diferencia dentro de este movimiento?

El denominado “islam político” es el resultado de las teorías wahabitas y salafistas. El wahabismo debe su nombre a Muhammad ibn Abd al-Wahhab, que vivió en la península arábiga en el siglo XVIII y, según Henry Corbin, fue “el padre del movimiento salafista a lo largo de los siglos”. El ancestro ideológico del salafismo fue Jamal ad-din al-Afghani, que en 1883 fundó la sociedad Salafiyyah y en 1878 había entrado en una logia franc-masónica de el Cairo; su discípulo y sucesor, Muhammad Abduh, también un franc-masón, se convirtió en Mufti de Egipto en 1899 con la aprobación de las autoridades británicas. El principal heredero de estas escuelas de pensamiento es el movimiento de los Hermanos Musulmanes, fundado en Egipto por Hasan Al-Banna en 1928. Hoy en día, los Hermanos Musulmanes son un movimiento polimórfico que representa a la variante pragmática, realística y política de toda la galaxia originada por la ideología Wahabista-Salafista. Por tanto, la denominación de “salafista” normalmente está dada a los movimientos maximalistas y grupos extremistas, menos dispuestos a los compromisos tácticos que a la práctica de actividades paramilitares y terroristas.

El islamismo como visión radical que trata con la violencia: ¿Cómo se incorporó con el Islam, el Estado y los actores políticos contemporáneos?

Recuerde que el agente inglés, John Philby fue el consejero jefe del rey Ibn Saud, el usurpador de la custodia de los santos lugares, quien hizo de la herejía Wahabí la ideología oficial de Arabia Saudí. El reino Wahabí, aliado histórico de los imperialistas anglo-americanos, ha financiado y apoyado generosamente a los grupos islamistas. Ahora estos grupos han encontrado a otro pagador wahabí, el emir de Qatar; acogiendo a Aljazeera y el asiento regional del cuartel general central de los EEUU, Al-Thani está intentando adoptar el papel de líder en el mundo árabe y se ha convertido en el principal competidor de Arabia Saudí en la coalición pro-americana. De esto modo, quien paga por los músicos, decide la música, que después de todo es música americana.

¿Es posible que pueda estar organizada la alianza entre estados y grupos islamistas extremos? Quiero decir, no solamente el ejemplo de Arabia Saudí, sino también la participación del Departamento de Estado de EEUU en operaciones encubiertas y moderación del islam.

Samuel Huntington escribe el verdadero problema para los Estados Unidos no es el fundamentalismo islámico, sino el islam en sí mismo. Entonces, si el islam es el enemigo estratégico de los EEUU, el fundamentalismo islámico puede ser un aliado táctico. Esta teoría ha sido aplicada en Afganistán, Balcanes, Chechenia, Libia y Siria. En cuanto al Departamento de Estado de los EEUU, puede leer en el currículum de Abd Al Wahid Pallavicini (“un maestro del mensaje sufí”, Milán, p.11) que organiza cursos para líderes musulmanes en el Instituto de Política Migratoria, en Washington. El propósito de estos cursos es crear líderes musulmanes hechos en los EEUU.

El malestar social y los movimientos musulmanes en oriente próximo y norte de África, ¿Cuál es su análisis de esto? Samir Amin cree que es el viejo “Lunga Manus” del capitalismo que ahora funciona en nuevas condiciones de redes de bazares para combatir ideas izquierdistas de justicia y otras.

En el mundo musulmán las ideas de justicia no son izquierdistas, son coránicas. Dado que el islam no es coherente con el capitalismo, los liberales necesitan un islam “reformado”, que algunos han denominado como “una versión arábica de la ética calvinista”. Los ejecutores de este proyecto son los movimientos wahabíes y todos aquellos que quieren “reformas democráticas” en el mundo musulmán. Los patrocinadores de esta manipulación del Islam son las petro-monarquías y los petro-emiratos en el golfo arábigo; están creando un Banco de Desarrollo de Oriente Medio, que dará préstamos a los países arábicos para apoyar su transición a la democracia y fortalecer las cadenas de su deuda. Mientras tanto, en Egipto, los hermanos musulmanes han pedido al FMI un préstamo de 3.200 millones de dólares.

A propósito, que hay sobre el islam tradicional, desde las órdenes sufíes a la comunidad islámica, conectada con Irán, Iraq, Líbano, etc. ¿Es el antídoto para el nuevo islam postmoderno o también es un grupo objetivo para las sectas de nueva fundación y para occidente?

En la península arábiga y en Turquía, bajo la ilusión de que ellos podrían sustituir al sufismo, los wahabitas y kemalistas han prohibido las órdenes sufíes. En Libia, Túnez y Mali, los salafistas y otros islamistas han destruido lugares tradicionales de culto y bibliotecas islámicas, lo mismo que ha ocurrido en la Meca y Medina bajo la ocupación wahabita. Las comunidades Chiíes están perseguidas por regímenes wahabíes, como en Bahréin. Grupos heterodoxos y gobiernos atacan al islam tradicional en todas sus formas – Sunníes y Chiíes indiferentemente- considerándolos como el obstáculo más fuerte para su acción subversiva.

¿Y que hay sobre Israel? La inteligencia nacional de EEUU predice que Israel no existirá en los próximos 30 años. ¿Hay una amenaza real por el surgir del islam o los EEUU reordenarán la relación con este estado como punto crítico en la importante región?

La ambiciosa estrategia americana, que Obama inauguró con su discurso en el Cairo, quiere establecer la hegemonía de EEUU en el mundo árabe y oriente medio con el consentimiento árabe. Para este propósito, es necesario mezclar a todas las potencias regionales en un enorme frente contra Irán, considerado como el principal enemigo en la zona; por tanto los estados árabes han de colaborar con el régimen sionista. Los estados árabes deben comprometer su apoyo al régimen sionista, que al cambio, debe aceptar el nacimiento de una insignificante entidad palestina.

Además de esto, también vemos como un buen ejemplo de coexistencia de estado y religión a Indonesia con la idea del movimiento de los moderados… Sobre las ideas del fundamentalismo con la violencia como poder externo, ¿Cómo piensa que eso dependió de la región/ethnos, las interpretaciones del Corán y las Fatuas, o la prosperidad social?

Según la doctrina islámica, la política es una parte de la religión; el estado está fundado sobre la religión y tiene un propósito religioso, como dijo el Imam Jomeini, “gobernar significa implementar las leyes coránicas”. En cuto a las comunidades musulmanas que viven en estados no islámicos, el deber de los eruditos musulmanes es encontrar aquellas soluciones que, mientras correspondan a las leyes islámicas, puedan facilitar la coexistencia con la gente no musulmana. En Europa, donde la presencia de un gran número de gente musulmana es un hecho reciente, este trabajo está solamente en sus comienzos. 

¿Cuál es su pronóstico para el futuro próximo, cómo el movimiento del islam político con todos sus lados estará funcionando y especialmente en la UE?

El fenómeno anti-islámico llamado islamismo es dependiente en gran medida de los regímenes wahabíes aliados con los EEUU. Por tanto, podemos esperar que “el islam político” sea usado según los requerimientos de la estrategia de los EEUU; por ejemplo en Argelia, que muy probablemente sea el siguiente objetivo del sub-imperialismo francés dependiente de los EEUU. Respecto a la Unión Europea, la experiencia nos enseña que las inteligencias de EEUU e Israel son expertas en la manipulación de los grupos extremistas; por tanto no es inverosímil que los grupos salafistas podrían ser puestos en acción para chantajear a los gobiernos europeos.

Las opiniones vertidas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del entrevistado y no representan necesariamente el pensamiento de la agencia noticiosa ABNA ni de la Asamblea Mundial de Ahlul Bait (P)

/112


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Mourining of Imam Hossein
Mensaje del Líder Supremo a los Peregrinos del Hayy 2017
پیام امام خامنه ای به مسلمانان جهان به مناسبت حج 2016
We are All Zakzaky
telegram