“Soldados Birmanos Comenzaron en la Frontera Bengalí una Fuerte Tensión con su País Vecino Atemorizando a la Minoría Rohinya”

“Soldados Birmanos Comenzaron en la Frontera Bengalí una Fuerte Tensión con su País Vecino Atemorizando a la Minoría Rohinya”

TAMBRU. (ABNA) – La tensión ha sacudido la frontera entre Birmania y Bangladesh luego de que los soldados birmanos empezaran a disparar en el aire horas después de que las autoridades de Daca protestaron contra la expansión de las tropas del país vecino en la zona fronteriza.

Según la Agencia Noticiosa Ahlul Bait (ABNA) – La Policía de Guardia Fronteriza (BGP, por sus siglas en inglés) de Birmania disparó alrededor de las 8:00 pm (hora local) del jueves dos tiros al aire en su lado en la frontera de Tambru en el distrito suroriental de Bandarban, generando nuevas preocupaciones en el área.

Los militares pidieron a los rohinyas que se alejaran del lugar, mientras usaban el altavoz durante horas a fin de atemorizar a los miembros de la minoría étnica más perseguida del mundo.

“Escuchamos un alboroto en el campamento de los refugiados rohinyas en la línea cero en ese momento. Nadie resultó herido”, afirmó el comandante del batallón BGB 34 de Bangladesh, el teniente coronel Manjurul Hassan.

De este modo, confirmó que el ejército birmano fortaleció el jueves por la tarde su presencia en Tambru, zona donde unos 7000 de los 17.000 rohinyas residen en tierra de nadie entre los países, desde que el ejército y los extremistas budistas birmanos iniciaron el 25 de agosto del año pasado una nueva oleada de violencia contra esta minoría musulmana en el estado de Rajine (oeste de Birmania).

Ante estas acciones provocativas, la Cancillería de Bangladés convocó el jueves al embajador de Birmania en Daca (la capital) y le entregó una nota de “fuerte protesta” en que pidió la retirada de inmediato de las fuerzas de seguridad y los militares del área.

Aseveró que tal concentración militar crearía confusión en Bangladesh y aumentaría las tensiones en la frontera, advirtiendo, además, de que, si no se puede garantizar la seguridad, los refugiados no volverán a su localidad natal.

Las autoridades de Bandarban informan que desde los principios de febrero la parte birmana siguen pidiendo a los rohinyas que abandonen el lugar.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), desde finales del pasado agosto, cuando comenzó la ola de violencia contra los musulmanes rohinyas, unos 700 mil se han visto obligados a abandonar sus casas y escapar hacia el país vecino, Bangladesh.


E
::::
245


Artículos relacionados

Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Mourining of Imam Hossein
Mensaje del Líder Supremo a los Peregrinos del Hayy 2018
We are All Zakzaky