El Último Candidato Opositor Egipcio se Retira de las Presidenciales y deja solo a Al Sisi

El Último Candidato Opositor Egipcio se Retira de las Presidenciales y deja solo a Al Sisi

EL CAIRO. (ABNA) - El izquierdista Jaled Ali deja el camino expedito al actual presidente: "Nos hemos enfrentado a una reacción muy violenta".

Según la Agencia Noticiosa de Ahlul Bait (ABNA) - En su pequeño cuartel general del centro de El Cairo, con el público abarrotando hasta las escaleras, el izquierdista Jaled Ali ha propinado este miércoles la puntilla a las elecciones presidenciales egipcias del próximo marzo. El último candidato opositor en liza ha anunciado su retirada de una carrera que deja el camino expedito al ex jefe del ejército y actual presidente Abdelfatah al Sisi tras la renuncia de hasta otros tres rivales en las últimas semanas.

"He intentado concurrir a los comicios para abrir la puerta al diálogo político pero nos hemos enfrentado a una reacción muy violenta", ha declarado Ali, un letrado que ya concurrió en las elecciones presidenciales de 2012 que catapultaron al islamista Mohamed Mursi. En los últimos meses su candidatura había logrado el apoyo de algunos de los activistas que lideraron las protestas que desalojaron del poder a Hosni Mubarak en 2011.

Los obstáculos y las presiones del régimen, que derrocó a Mursi en 2013 reconciliándose con seis décadas de poder castrense, han convertido al actual presidente, el mariscal de campo Abdelfatah al Sisi, en el último candidato de unos comicios que -salvo sorpresa de última hora- podrían convertirse en un referéndum acerca de su mandato, marcado por la brutal represión, la lucha contra el terrorismo de resultado incierto y un programa de austeridad económica que ha arrasado a las clases más desfavorecidas.

Ataque a la participación política

En su declaración, Ali, de 46 años, ha denunciado el "clima" en el que se celebra la cita con las urnas, con una ley de emergencia en vigor; el arresto de miembros de su campaña y el acoso del aparato de seguridad a los ciudadanos que en los últimos días han tratado de entregar su firmas para lograr las 25.000 rúbricas que necesitaba su nominación. Una cadena de violaciones y hostigamiento que ha acabado con las aspiraciones de un letrado que llegó a retar en los tribunales a Al Sisi a propósito de la polémica cesión de las islas de Tirán y Sanafir a Arabia Saudí.

Su abrupta salida de escena se produce apenas un día después de que las fuerzas armadas cerraran el paso al ex jefe del Estado Mayor egipcio Sami Anan, el rival más serio de Al Sisi en unas elecciones previstas para los próximos 26, 27 y 28 de marzo. Anan, ex "número dos" de la junta castrense que administró el país tras el ocaso de Mubarak, fue arrestado e interrogado por la Fiscalía militar. Desde entonces se halla en paradero desconocido, según han denunciado sus familiares a la prensa local. A juicio de Amnistía Internacional, se trata de "un descarado ataque" contra la libertad de expresión y la participación política.

En un comunicado divulgado por la televisión estatal, el ejército le culpó de "falsificar documentos oficiales que sugieren que concluyó el servicio militar para poder postularse a presidente" y "no obtener el consentimiento del ejército para ocupar el principal cargo del país", entre otras supuestas violaciones. La autoridad electoral que organiza la cita confirmó poco después que había retirado el nombre del uniformado de la lista de posibles candidatos. Fuentes de su campaña denunciaron que a última hora del martes la residencia de Anan fue objeto de una redada policial.

Críticas a Al Sisi 


Anan había logrado reunir en torno a su figura a una amplia coalición de nostálgicos de Mubarak, islamistas y miembros del régimen, entre ellos de los servicios de Inteligencia, que alarmaron a Al Sisi y su séquito. El sábado, en un vídeo publicado en Facebook, lanzó una furibunda crítica contra Al Sisi y el actual "establishment" militar al que recriminó haber llevado a cabo "unas políticas equivocadas" que han hecho recaer toda responsabilidad en los uniformados y marginado a los sectores civiles.

Antes de que se apartaran Anan y Ali, se habían retirado otros dos rivales del mariscal de campo: Ahmed Shafik, ex primer ministro de la era Mubarak deportado desde Emiratos Árabes Unidos tras hacer pública su aspiración política; y Mohamed Anuar el Sadat, sobrino del ex presidente egipcio Anuar el Sadat, entre presiones y temores por sus equipos de campaña.

Ajeno a la cascada de renuncias, este miércoles el equipo de Al Sisi ha registrado su candidatura ante el órgano electoral. Durante la víspera el "rais" se sometió al examen médico exigido por las autoridades. Unas pruebas físicas y mentales que, hasta la fecha, ha sido el único en superar. El plazo para presentarse a los comicios concluye a las dos de la tarde del próximo lunes. Será entonces cuando se desvele si las elecciones acabarán en un solitario y deslucido paseíllo.

© 2005-2018 AhlulBait News Agency. Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor. 

/112


Artículos relacionados

Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Quds cartoon
We are All Zakzaky