The Guardian: Erdogan pone contra la pared a Mohammed bin Salman

The Guardian: Erdogan pone contra la pared a Mohammed bin Salman

ANKARA. (ABNA) - Luego del asesinato de Khashoggi, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se encuentra en ascenso frente a la baja del poder regional de Bin Salman.

Según la Agencia de Noticias de Ahlul Bait (ABNA) - de acuerdo con un reporte difundido en The Guardian, alrededor del mediodía del martes se producirán dos discursos históricos en el Medio Oriente.

En Riad, el gobernante de facto de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, abrirá una obra maestra de inversión declarando que el reino está abierto para los negocios. En Ankara, el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, pronunciará un discurso que bien podría cerrar el asediado reino.

Tales son las apuestas cuando Erdoğan sube a un podio para discutir la muerte del disidente saudita Jamal Khashoggi que puede que la región no sea la misma cuando termine.

Tres semanas después de la desaparición de Khashoggi al ingresar en el consulado saudita en Estambul, Erdoğan se comprometió a presentar la "verdad desnuda" sobre lo que le sucedió al columnista y crítico, cuyo destino continúa afectando a ambos países y polarizando el Medio Oriente.

Si se mantiene fiel a su promesa, gran parte de la evidencia que Turquía reunió, incriminando a Arabia Saudita en un complot para matar a Khashoggi, será revelada: en imágenes, videos e incluso en audio espeluznante para documentar su tortura y muerte.

Preparando la escena el lunes, un portavoz del partido gobernante por primera vez describió la muerte de Khashoggi como un "asesinato complicado" que fue "planeado monstruosamente".

Que Erdoğan esté preparado para poner su nombre en el material lleva este evento extraordinario a un nuevo nivel. Se espera que acuse al poder interno en Riad de organizar un golpe a Khashoggi, lo que contradice directamente sus afirmaciones de que los oficiales estatales habían actuado más allá de su autoridad en un intento de complacer a sus amos.

Tal alegación conlleva un peso aún no visto en Riad, donde las negativas en general habían dado paso a las revelaciones, las admisiones parciales, los encubrimientos y los tipos de caídas. El temor está a la orden del día, a medida que se avecina la conferencia de inversión que ya tiene problemas. Y hay una sensación palpable de pánico se ha apoderado en algunos barrios de la corte real.

Según observadores, Erdoğan tiene a los sauditas, en particular al príncipe heredero, Mohammed bin Salman (AKA MbS), justo donde lo quiere. De la crisis ha surgido una oportunidad para el veterano líder turco, que nunca se ha animado a los descarados 33 años, y piensa aún menos en sus aliados regionales.

Los dos hombres tienen visiones muy diferentes para el futuro de la región: Erdoğan ha sido un defensor del islam político tanto en el país como en el extranjero, particularmente desde el ascenso y la caída de Mohamed Morsi, el ex presidente de Egipto.

El presidente turco se asoció con Qatar, el enemigo regional de Riad, dio refugio a los exiliados después de la caída de Morsi, y sigue siendo un baluarte para un movimiento que Riad y su aliado los Emiratos Árabes Unidos ven como amenazas existenciales: la Hermandad Musulmana.

Pero él ha permanecido en el extremo perdido de la lucha por el poder y la influencia regional.

Mientras tanto, el príncipe ha estado intentando remodelar Arabia Saudita, evitando sus vínculos profundos con Wahhabi, el establecimiento religioso salafista y convirtiéndolo en un estado de policía nacionalista árabe. Abu Dhabi y El Cairo son modelos aquí. Y con Riad, el triunvirato había estado en ascenso regional, desde que cayó Morsi.

Para Erdoğan, el asesinato espantoso de Khashoggi marca un momento histórico: la oportunidad de convertir las mesas que le han sido otorgadas por un acto cruel e imprudente que ha provocado una revulsión duradera, incluso entre los aliados del reino.

"Esta se ha convertido en una lucha estratégica entre Erdoğan y su visión de Medio Oriente y una visión compartida por MBS y sus aliados, Mohammed bin Zayed, el príncipe heredero de Abu Dhabi y el presidente egipcio, Abdel Fatah al-Sisi ", dijo Soner Çağaptay, director del programa turco en el Instituto de Washington.

"Erdoğan ve una oportunidad en el asesinato de Khashoggi, pues da cuenta de que MbS se ha convertido en el eslabón más débil en el rincón anti-Erdoğan, de la Hermandad Musulmana de la región. Esto es realmente hielo delgado en el que MbS está bailando y creo que Erdoğan está intentando hacerlo aún más delgado.

"Las raíces realmente se remontan a 2013, cuando Morsi fue forzada a abandonar el poder. Se ha negado a tratar con el gobierno de Al Sisi, al que calificó de ilegítimo. Al Sisi es el general secularista que encerró a los islamistas políticos. Y Erdoğan es el islamista político que encerró a los generales secularistas".

Los sauditas mayores que buscaron consuelo de Erdoğan en Ankara en la quincena pasada abandonaron la ciudad creyendo que tenía un premio aún más grande a la vista: relanzar a Turquía como una base de poder islámico regional, mientras que disminuye la demanda de Riad de ser la voz preeminente para el Islam sunita.

Khaled al-Faisal, el gobernador de La Meca, regresó después de ver a Erdoğan y estaba realmente preocupado, según reveló un miembro de la familia real. "No se movía, no quería escuchar nada de lo que decíamos. Al-Faisal volvió y le dijo al rey que tenemos una crisis".

Çağaptay cree que las metas de Erdoğan son más limitadas, por ahora. "Él no quiere ir tras la familia real saudita, a quien se refiere, incluyendo al Rey. Lo que está tratando de salir de esto es dejar de lado, o tal vez incluso neutralizar a MbS al menos cuando se trata de Turquía. Quiere sacar a uno de sus oponentes de esa triple entente que se opone a él".



© 2005-2018 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

/112


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Mensaje del Líder Supremo a los Peregrinos del Hayy 2018
We are All Zakzaky