Wall Street Journal: "Hariri No Escribió su Renuncia y Decrece Simpatía hacia Riad entre Sunitas de El Líbano

Wall Street Journal:

NUEVA YORK. (ABNA) - Destaca un reporte de Wall Street Journal, que los musulmanes sunitas en El Líbano, que alguna vez consideraron a Arabia Saudí como un aliado cercano y patrocinador, están desahogando la ira contra el reino por la renuncia de su líder político, el primer ministro Saad Hariri.

Según la Agencia Noticiosa de Ahlul Bait (ABNA) -  Hariri conmocionó a El Líbano cuando renunció este mes durante un viaje a Riad, citando la intromisión del shiíta Irán y su aliado Hizbolá y diciendo que temía por su vida. Personas familiarizadas con el tema  dijeron que la monarquía sunita de Arabia Saudí lo presionó.

La medida ha desencadenado una crisis política en El Líbano, trastornando el frágil equilibrio de poder dividido en líneas sectarias. Se produce cuando Arabia Saudí está enzarzada en una lucha de poder regional con Irán y está luchando por su intervención en Yemen.

 El miércoles, el Sr. Hariri aceptó una invitación sorpresa del presidente Emmanuel Macron a Francia y dijo que pronto regresaría a El Líbano.

 El Líbano es alrededor de un tercio de musulmanes sunitas, un tercio de musulmanes shiítas y un tercio de cristianos, y sigue profundamente marcado por su guerra civil de 15 años desde 1975 hasta 1990.

 Según la nota, durante el año pasado más o menos, el Sr. Hariri había servido en un gobierno de coalición con Hezbolá en un acuerdo de poder compartido respaldado inicialmente por los saudíes.

Arabia Saudí había esperado que el bloque sunita del Sr. Hariri pudiera frenar la influencia de Hezbolá y cada vez se sintiera más frustrado por su incapacidad para hacerlo. El año pasado, Arabia Saudí suspendió usd $ 3 mil millones en ayuda militar planificada a El Líbano en respuesta a lo que describió como el dominio de Hezbolá del gobierno de El Líbano.

 Desde la renuncia del Sr. Hariri, Riad se ha enfrentado a una reacción cada vez mayor por parte de sus compañeros sunitas.

 "En los días posteriores a la renuncia, la popularidad de Hariri aumentó en la calle sunita y la de Arabia Saudí se redujo", dijo un legislador del Movimiento del Futuro de Hariri.

    "Era obvio que no fue Saad [Hariri] quien escribió la renuncia y esa fue la causa de mucho resentimiento", dijo. "La gente también está muy enojada por la total indiferencia de Arabia Saudí hacia la estabilidad y seguridad de El Líbano".

Algunos partidarios sunitas de Hariri, que se reunieron en la casa de un ex primer ministro libanés en Beirut el domingo, maldecían a Arabia Saudí.

Una foto del príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, se mostró en llamas en la ciudad libanesa de Trípoli, un bastión sunita, en un video que apareció en línea el sábado.

El ministro del Interior, Nohad Machnouk, sunita del partido del Sr. Hariri, condenó la quema de fotos en Twitter ese día y dijo que no representaba ningún sentimiento hacia Arabia Saudí en la ciudad.

El Movimiento Futuro, partido fundado por el padre del Sr. Hariri que fue asesinado en 2005, sostuvo una reunión en Beirut esa noche y condenó la "campaña dirigida contra Arabia Saudí y sus líderes", sin referirse al incidente.

Beirut, que durante mucho tiempo ha sido un bastión de apoyo tanto para Arabia Saudí como para el Movimiento del Futuro, se ha visto inundado en los últimos días con imágenes del Sr. Hariri con la leyenda: "Todos estamos contigo".

 Y se escuchó a algunos partidarios sunitas de Hariri, que se reunieron en la casa de un ex primer ministro libanés en Beirut el domingo, mientras maldecían a Arabia Saudí, según una persona que estaba allí.

    "Estas personas son partidarias de Arabia Saudí y nunca habían pronunciado una palabra en contra de eso en sus vidas", dijo la persona, quien agregó que el grupo estaba hablando lejos del alcance del oído del ex primer ministro, Tammam Salam. "Pero fueron insultados por lo que sucedió".

Una persona cercana al Sr. Salam dijo que la política nunca se discute en las reuniones regulares del domingo.

"Si la gente dice esas cosas al aire libre mientras no le habla, entonces déjelos hablar, ya que cualquier declaración de ese tipo no nos ata", dijo la persona.
El Movimiento del Futuro y sus seguidores "están atrapados entre una roca y un lugar difícil", dijo Bassel Salloukh, profesor asociado de ciencias políticas en la Universidad Libanesa Estadounidense. Están confundidos por la situación que rodea al Sr. Hariri, dijo.

 "Sin embargo, al mismo tiempo, no pueden darse el lujo de desvincularse políticamente de su principal patrocinador regional, cuyo apoyo es crucial en el equilibrio de poder nacional sectario", agregó.

 En un intento por reducir la crisis, los líderes estadounidenses y europeos advirtieron a todas las partes contra el uso de El Líbano como un campo de batalla para las guerras de poder regionales.

    Bajo el liderazgo del príncipe heredero Mohammed, Arabia Saudí ha pasado de una política exterior tradicionalmente pasiva a una política agresiva centrada principalmente en frenar la influencia de Irán y sus aliados.

Pero el reino a veces ha calculado mal el poder de sus adversarios y las consecuencias de sus propias acciones, para disgusto de sus aliados, dicen funcionarios y observadores occidentales.

"La actitud es: el cliente siempre tiene la razón y se ve a sí mismo como el cliente", dijo un funcionario occidental.

 Arabia Saudí lanzó una guerra en Yemen en la primavera de 2015 para restaurar el poder del presidente reconocido internacionalmente, Abed Rabbu Mansour Hadi, después de que fue derrocado por rebeldes hutíes alineados con Irán.

 En ese momento, la intervención militar recibió amplio respaldo internacional. Pero a medida que la guerra se prolongaba y los costos humanitarios aumentaban, el humor público en Arabia Saudí y en el exterior se agrió.

 Arabia Saudí acordó esta semana reabrir aeropuertos y puertos en Yemen después de que las Naciones Unidas advirtieron que un bloqueo amenaza con llevar a millones de personas cerca de "hambre y muerte".

 Otras medidas, como los esfuerzos de Arabia Saudí este año para aislar el emirato del Golfo de Qatar, han provocado algunas críticas de sus aliados occidentales. La crisis enfrentó a los aliados de EE. UU. entre sí y complicó los esfuerzos conjuntos para luchar contra el grupo extremista Daesh en Siria e Irak.



© 2005-2017 AhlulBait News Agency. Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

/112


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Quds cartoon
Mensaje del Líder Supremo a los Peregrinos del Hayy 2017
پیام امام خامنه ای به مسلمانان جهان به مناسبت حج 2016
We are All Zakzaky