“El Natalicio del Profeta Muhammad (Bpd) dio el Origen a la Semana de la Unidad Islámica”

  • News Code : 870593
  • Source : Iqna/ ABNA24
Brief

QOM. (ABNA) – Desde hace décadas se suele conmemorar el natalicio del Profeta Muhammad (Bpd) durante una semana conocida como “la semana de la unidad islámica”.

Según la Agencia Noticiosa Ahlul Bait (ABNA) – El día, cuando apareció el sol de la Profecía en el cielo de la Ka’aba (La Mecca, Arabia), nadie pensaba que este divino embajador pudiese traer muchas lecciones y mensajes para el hombre adormitado por el sueño de la ignorancia. Muhammad Amin (Bpd), con su equipaje de fe, pureza y dignidad, tomó el camino de guiar a la humanidad y, mediante la convocación al monoteísmo, inspiró el espíritu de Dios en los corazones sedientos de la verdad. El Profeta del Islam (la paz y las bendiciones sean para él y sus descendientes), con su sabiduría, tomó el control del liderazgo de la Ummah (comunidad) islámica y, bajo el lema de empatía entre los creyentes, convirtió la división y dispersión entre los musulmanes en unidad y hermandad.

El Profeta Muhammad (Bpd) estableció la hermandad entre los Al-Muhayirin (conocidos como "emigrantes” porque tuvieron que emigrar abandonando su ciudad natal e irse a Medina) y los Al-Ansar (los musulmanes de la ciudad de Medina que recibieron a los Muhayirun como sus hermanos en la fe y los defendieron contra los ataques de los enemigos). Él recitó el más bello lema que haya existido entre todas esas personas atrapadas en la ignorancia y la idolatría, "Aferraos al pacto de Dios, todos juntos, sin dividiros”. (Aleya 103 de sura La familia de Imran).

La Semana de la Unidad Islámica se inicia el 12 de Rabi’ al-Awal (en la visión suní) o el 17 de ese mes (en la visión shiíta), en ambos casos coincidiendo con el aniversario del nacimiento del Profeta Muhammad (P).

A juicio del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el Ayatolá Sayyed Alí Jameneí "la existencia del Profeta (Bpd) fue el mayor motivo de la unidad entre todos en todos los períodos islámicos y hoy también puede serlo, porque la mayoría de los musulmanes cree con amor en el Profeta (Bpd) y, por lo tanto, este noble personaje es el eje y el centro de las emociones y creencias de todos los musulmanes. Este mismo centro puede provocar la empatía entre los corazones de los musulmanes y la cercanía de las escuelas islámicas”.

Ahora, si las creencias son cercanas y los ideales miran hacia un horizonte, la hermandad y el afecto dominarán los corazones de la gran comunidad musulmana. El plan de la hermandad y la alianza es uno de los métodos constructivos del Profeta (P) para reformar la base intelectual y religiosa de los musulmanes. Conforme a una narración, el Profeta estaba pasando un tiempo en la zona Najliye, junto con 740 de sus compañeros, cuando se le apareció el ángel Gabriel y le dijo "Dios ha establecido la hermandad entre sus ángeles”. Por lo tanto, el Profeta también estableció una hermandad entre sus compañeros. Él hizo un enlace de hermandad entre Abu Bakr y Omar; Osman con Abdul Rahman, Salman con Abū Zar, Talha con Zubair, Musab con Abuayeb Ansari, Meqdad con Ammar, Aisha con Hafsa, Umm Salama con Safia, entre otros. Además, él mismo estableció un tratado de unidad con Ali (P) (Bihar Anvar, Volumen 38). El lazo de hermandad era tan fuerte que el Profeta ordenó enterrar a dos de los mártires de la guerra de Ohod, llamados Abdullah bin Omar y Amr bin Yammuh, quienes tenían un tratado de hermandad, en una misma tumba. (Nahyul Balagha, descripción de Ibn Abi al-Hadid).

Un punto para tener en cuenta es que el Mensajero de Dios (Bpd) tuvo una misión universal. Él nació para eliminar la ignorancia. Hoy en día, debido a las atracciones del mundo material, pesadas cargas de la ignorancia moderna se imponen al hombre. Por lo tanto, el hombre de hoy también necesita de espiritualidad, ética, iluminación y guía. En los días del nacimiento del Profeta (Bpd), el mayor bien es regalar el monoteísmo, la ética y la justicia a las sociedades humanas. Hoy, en nuestro mundo falta luz que solo es posible obtenerla a través de las enseñanzas racionales de la Revelación. El Profeta Muhammad (Bpd) es el embajador de la amistad, libertad y seguridad. Sus seguidores deben preservarse a sí mismos de las contaminaciones y maldiciones mundanas y lograr un entendimiento y una sabiduría profunda. Si los musulmanes regulan sus acciones y comportamientos individuales, sociales y los patrones del gobierno, en base de las enseñanzas del Islam, pueden llevar el mensaje del gran Profeta a los oídos de todo el mundo y ellos mismos lograr la dignidad y el bienestar. Hoy el espíritu islámico está expandiéndose entre los musulmanes y millones de personas están activas en los países islámicos. Si están juntas e integradas estas poderosas fuerzas, decoradas con las virtudes divinas y humanas, se comprometerán a sí mismas, al mundo musulmán y también a toda la humanidad con un mundo justo y prometedor.

Desde el punto de vista del Profeta Muhammad (Bpd), un musulmán es aquella persona que no molesta ni con su lengua o cuerpo a los demás ni los oprime. La opresión es un pecado grave e imperdonable. La violación de los derechos de los demás afecta la comodidad y la salud mental del ser humano y es la principal causa de la división y separación. En otro fragmento de las pautas del Profeta y sus medidas para concretar la unidad, dijo: "Un musulmán es hermano de otro musulmán, no lo oprime, no lo humilla y no lo desprecia”. Es tarea de los musulmanes esforzarse por fomentar el vínculo mutuo, ayudar a los necesitados y ser amables con los demás. Las narraciones islámicas, rechazan fuertemente a aquellos que abandonan a sus hermanos en la religión y ordena que si sus hermanos se separan de usted, usted debería esforzarse por regresar a ellos y restablecer los lazos.

La traición, la mentira y dejar de prestar ayuda a otros impiden la unidad, la caridad y la excelencia de la sociedad islámica. Al respecto, el Profeta de Dios dijo: "Un musulmán es hermano de otro musulmán, no lo traiciona, no le dice mentiras y no escatima esfuerzos para ayudarlo”. Obviamente, la traición y la mentira erosionarán la confianza y, como resultado, los musulmanes que no confían entre sí, no se ayudarán mutuamente. Con la humillación de la comunidad islámica, el enemigo la dominará fácilmente y saqueará sus vastos recursos.

En la cultura del Profeta de la Misericordia, el musulmán debe ser el espejo de su hermano musulmán. Por un lado, ve sus valores y virtudes y se vuelve hacia ellos y, por otro lado, escapa de su fealdad y maldad y les advierte de ello. Los musulmanes deben ayudarse mutuamente en la construcción de las infraestructuras y la materialización de una vida económica saludable y proporcionar un marco para satisfacer las necesidades económicas y las condiciones para el desarrollo y el crecimiento. Esto es lo que al mundo musulmán le falta desesperadamente. El gran Profeta (Bpf) dijo que el musulmán es el hermano de otro musulmán y que los recursos como el agua y los árboles, etc. pertenecen a todos y los musulmanes deben cooperar para su desarrollo económico.
Hemos escuchado mucho este dicho del Profeta de Dios, el Profeta Muhammad (P) que dice: "Quien se levante sin preocuparse por los asuntos de otros musulmanes, no es musulmán”. Según los expertos religiosos, los asuntos musulmanes es un término universal que se refiere a los problemas y las necesidades de los musulmanes en diversos aspectos desde económicos, políticos y culturales.

Según el sagrado Corán, la dignidad es para Dios y Su mensajero y para los creyentes. La aleya 165 de la Sura de La Vaca advierte de que la fuerza es toda de Dios. Qué hermoso es que los musulmanes, a la luz del mensaje iluminado del santo mensajero, se esfuercen por promover el Islam, su dignidad y su salvación. Dios en la aleya 29 de Sura Al Fath (Victoria) indica una característica del Profeta (Bpd) y de los musulmanes, así:

"Muhammad es el Enviado de Dios. Quienes están con él son severos con los infieles y cariñosos entre sí. Se les ve inclinados o prosternados, buscando favor de Dios y satisfacerle. Se les nota en el rostro que se prosternan…”.

Esta aleya y docenas de otras y también en narraciones revelan que el secreto del éxito, la dignidad y el orgullo de la Ummah islámica radica en su empatía, la unidad y la solidaridad ante los enemigos.

Felicitamos la llegada del aniversario del nacimiento del brillante sol del Islam y la Semana de la Unidad a todos los musulmanes.


© 2005-2017 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

::::
245


Artículos relacionados

Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Mensaje del Líder Supremo a los Peregrinos del Hayy 2017
پیام امام خامنه ای به مسلمانان جهان به مناسبت حج 2016
We are All Zakzaky