Ahmad Shah Massud: Legado del León de Panyshir

Ahmad Shah Massud: Legado del León de Panyshir

Ahmad Shah Massud fue el héroe nacional de Afganistán y el ícono de la resistencia contra la ocupación extranjera de su país por lo que fuese asesinado hace casi dos décadas. El 17 ° aniversario de su asesinato se ha observado al colocar una ofrenda floral en el Minarete de la Resistencia en la Plaza Massud en Wazir Akbar Khan en Kabul.

Ahmad Shah Massud fue el héroe nacional de Afganistán y el ícono de la resistencia contra la ocupación extranjera de su país por lo que fuese asesinado hace casi dos décadas. El 17 ° aniversario de su asesinato se ha observado al colocar una ofrenda floral en el Minarete de la Resistencia en la Plaza Massud en Wazir Akbar Khan en Kabul.

Era conocido por su lucha contra al-Qaeda y los talibanes. Massud fue asesinado por terroristas de Al Qaeda haciéndose pasar por periodistas en el distrito de Khajwa Bahawuddin en Takhar en septiembre de 2001.

El aniversario del asesinato de Massud se conmemora anualmente el 9 de septiembre en Afganistán.

Abdullah Abdullah, el jefe ejecutivo de la República Islámica de Afganistán, elogió sus servicios para la nación.

Massud era el legendario comandante que se había anidado en el estratégico valle de Panyshir, al norte de la capital afgana. A partir de ahí en la década de 1980, luchó contra la ocupación soviética de Afganistán, exigiendo pesados peajes ​​sobre el Ejército Rojo.

Hacia el final de la ocupación en febrero de 1989, Massud había expandido su influencia militar en todo el norte de Afganistán y emergió políticamente como el hombre más influyente en la problemática región.

Meses después del colapso de la Unión Soviética, los llamados combatientes muyahidines lograron capturar Kabul en 1992, cuando el gobierno comunista colapsó debido a divisiones internas étnicas y tribales.

Massud, apodado el León de Panyshir, fue el hombre que capturó Kabul. Pero los muyahidines de Afganistán se dividieron a lo largo de las afiliaciones étnicas y tribales.

Tanto Massud como Burhanuddin Rabbani, el jefe del partido político al que pertenecía, eran de etnia tayika. En los años que siguieron, Rabbani se convirtió en el presidente de Afganistán. Sin embargo, las líneas de fallas tribales y étnicas demostraron ser excesivas y con la interferencia externa, estalló una guerra sangrienta entre los partidos que una vez lucharon lado a lado contra la ocupación soviética.

En 1994, Massud había sobrevivido a muchos intentos de desalojarlo de la capital por el líder de Hezb-e-Islami, Gulbuddin Hekmatyar, un líder pashtún.

Previamente, Massud había capturado Kabul cuando el general Abdul Rashid Dostum, un líder de la milicia uzbeko, había desertado del gobierno comunista.

Pero en 1994, el general Dostum se alió con Hekmatyar y otro prominente político Sebghatullah Myadidi, quien irónicamente fue el presidente del recién formado gobierno muyahidin en los primeros dos meses, como parte de un acuerdo. Moyadidi estaba amargado porque no se le permitió extender el período de su presidencia. Juntos lanzaron un golpe, pero fue frustrado por Massud.

En 1995, logró expulsar a las fuerzas de Hekmatyar y el general Dostum de Kabul, solo para enfrentarse a un nuevo enemigo: los talibanes.

Los talibanes eran hijos de refugiados afganos adoctrinados en seminarios wahabitas pakistaníes, pero se convirtieron en el combustible de una guerra que tenía sus raíces en las capitales de las potencias mundiales.

La facción Pashtun del Partido Comunista, así como cientos de comandantes locales y tribales que anteriormente luchaban contra Massud se habían unido a las filas de los talibanes.

Con el apoyo de los Estados Unidos y Arabia Saudí, los talibanes unificaron a los pashtunes y lograron capturar la mayor parte de Afganistán.

Los combatientes árabes que llegaron a Afganistán trajeron consigo una versión dura del wahhabismo, la ideología radical que domina a Arabia Saudí y predicada libremente por los clérigos saudíes.

Durante su conquista de Afganistán, se encontraron con los campos existentes de Al Qaeda.

En 2001, Massud dio una advertencia clara del peligro del líder de Al Qaeda Osama bin Laden y su banda de combatientes internacionales respaldados por Estados Unidos que habían mantenido a Afganistán como rehén durante casi una década en el periodo previo a los ataques del 11 de septiembre.


Afganistán marca el asesinato anual de Ahmad Shah Massoud

El nueve de septiembre marca el aniversario del asesinato del héroe nacional afgano Ahmad Shah Masoud.

Al-Qaeda tenía los ojos puestos en las montañas del norte de Afganistán, que en ese momento estaban en manos de Massud. Las montañas del norte son cordilleras inexpugnables estratégicas que son ideales para una fuerza guerrillera.

No hay duda de que el líder de Al Qaeda tomó una decisión oportunista con el ascenso de los talibanes. Bin Laden, un ex agente de la CIA, había decidido trabajar con los talibanes y al hacerlo se colocaron firmemente contra Massud.

Hacia el final de su vida, Massud estaba convencido de que Estados Unidos y Arabia Saudí nunca abandonarían el apoyo a grupos militantes extremistas en todo Afganistán.

El 9 de septiembre de 2001, dos miembros de Al Qaeda, haciéndose pasar por periodistas, se dirigieron a Massud. Durante la supuesta entrevista, detonaron explosivos escondidos en su cámara matando a Massoud.

Massud emitió repetidas advertencias de que el mundo está al borde de una tragedia política y de seguridad. El asesinato de Massud fue seguido por los ataques del 11 de septiembre, que se convirtieron en el catalizador de la invasión estadounidense de Afganistán.

Massud era un nacionalista afgano en primer lugar. Estaba en contra de cualquier interferencia extranjera ya fuera de la Unión Soviética o de los Estados Unidos. Ciertamente no estaba a favor de las botas estadounidenses en el suelo. Él no habría aprobado las políticas estadounidenses actuales en Afganistán.

Massud quería un Afganistán independiente y próspero viviendo en paz con sus vecinos.


Traducido por Jalil Sahurie para ABNA

© 2005-2018 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

/112


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Mensaje del Líder Supremo a los Peregrinos del Hayy 2018
We are All Zakzaky