Comunicado de FEIRA a la Opinión Pública

BUENOS AIRES. (ABNA) - “Agencia de Noticias de Ahlul Bait (P)” da conocer un comunicado público emitido por “Federación de Entidades Islámicas de la República Argentina”:

encabezado para email marketing

NUEVA EXPLICACIÓN DE MUSULMANES ARGENTINOS

A LA OPINIÓN PUBLICA

(Por el Sheij Abdul Karim Paz; Teólogo y miembro del Consejo Religioso de FEIRA)

 

Volvemos a explicar una vez más para que no se aprovechen los que tergiversan nuestras posturas abusando de la ignorancia que puedan tener algunos sobre el tema.

Jamás los musulmanes podemos ser anti semitas, porque muchos profetas y el profeta Muhammad, la bendición y la paz sean con ellos y sus auténticos sucesores, eran semitas.

Jamás podríamos los musulmanes ser anti judíos. Porque veneramos al profeta Moisés, la paz sea con él y el Sagrado Corán menciona muchas veces su nombre y lo presenta como un modelo como ser humano de parte Dios para el resto de la humanidad. A los judíos se los llama Bani Israel, o hijos de Jacobo. Hace mención el Sagrado Corán a las doce tribus de Israel en referencia a los doce hijos del profeta Jacobo, la paz sea con él. Jacobo es otro gran modelo humano en el Sagrado Corán.

El Sagrado Corán nos exhorta y obliga a tener una buena relación con la Gente del Libro, cristianos y judíos, a tratarles bien, respetarlos y a no hablarles sino en buenos términos. Jamás se puede maltratarlos o agredirlos según enseña el Sagrado Corán y únicamente es legítima la defensa en caso de ser agredidos por ellos, como es legítima la defensa en caso de ser agredidos por otro musulmán o cualquiera. Si alguien fuera maltratado por alguien puede defenderse, en algunos casos es obligación defenderse en otros es aconsejable perdonar (si el ataque no conlleva mayores peligros e incluso puede hacer reflexionar al agresor)

El Sagrado Corán denuncia con vehemencia en muchos de sus capítulos a los hipócritas entre los musulmanes y les advierte que estarán en lo más bajo del infierno por sus complots, por su doble vida, por sus mentiras, por sus crímenes contra los verdaderos musulmanes.

Algunos pretenden creer que porque se escuden en una religión no serán denunciados si hacen cosas contrarias a ella y manipulan la cobertura que les da una santidad religiosa para cometer toda clase de crímenes. Esto es lo que nos mueve a denunciar al sionismo (ocupantes de Palestina) y no otra cosa. Ningún odio irracional contra nadie y menos aún contra la Gente del Libro con quien el Sagrado Corán, además de la regla moral general y universal de no agredir, sino hacer el bien a todos, nos enfatiza la especial atención que debemos observar con judíos y cristianos.

En conclusión, no permitiremos que Infobae, un medio persecutor contra nuestra comunidad islámica argentina, nos calumnie o se haga eco de calumnias de algunos que pretenden ahogar nuestras denuncias contra los crímenes que se cometan en nombre de lo que sea. Sea que los crímenes lo cometen musulmanes, cristianos, judíos, demócratas, republicanos, anarquistas, o quien sea.

Muchas veces lo hemos dicho, incluso en la justicia. SI creyésemos que los iraníes o cualquier otro musulmán hubiese cometido el atentado contra la Amia, lo denunciaríamos con todas nuestras fuerzas. Pero sabemos que no hay ni una sola prueba como corroboró la justicia inglesa y los saben muchos en nuestro país, incluyendo a algunos familiares de las víctimas de la AMIA.

El sionismo a diario mata a palestinos cuyo territorio ocupa y día a día expande a los ojos del mundo su ilegítima ocupación que conlleva más matanzas diarias contra nuestros hermanos musulmanes, o a cristianos y judíos que se opongan a esos crímenes. ¿Por qué nefastos motivos tendríamos que callarnos y no denunciar esos crímenes que vemos a diario? ¿No es suficiente ya, la cobertura que les da el silencio mediático que cubre estos crímenes diarios que se pueden ver fácilmente por internet? ¿Qué diríamos a Dios y a nuestros hermanos si callásemos por temor a las persecuciones de Infobae o los sionistas defensores a ultranza del régimen ocupante? Por ello, algunos sionistas nos atacan con mentiras. Nos defendemos con la verdad y bien que les molesta. Pretenden ahogar toda crítica o denuncia.

Jamás hemos agredido a una persona en Argentina por más defensora que sea de los crímenes sionistas. Sin embargo, es por una conspiración impulsada por los sionistas con mentiras alevosas contra nuestros hermanos musulmanes que hoy tenemos que sufrir que un querido hermano y dirigente de nuestra comunidad esté injustamente preso. Yusuf Khalil, musulmán argentino, preso político como otros por la causa Memorándum con Irán. Todos saben en la justicia, en la política, en la inteligencia, en los medios que Yusuf Khalil es un ciudadano argentino dirigente de la comunidad musulmana y que no ocupa ningún cargo en el Estado o gobierno argentino y mucho menos iraní. Es lo que se dice, un ciudadano de a pie. ¿Cómo podía él saber que un memorándum con Irán – impulsado en su momento por los tres poderes del Estado Argentino – podía ser algo contrario a la ley? ¿Quién le puede adjudicar alguna responsabilidad cuando todo era público y manejado por los poderes fundamentales del Estado, no por su persona? Dije bien, sí, el Estado argentino, los tres poderes. El fiscal Nisman y el juez Canicoba Corral, a cargo de la investigación judicial de la causa AMIA, habían sido informados por el poder ejecutivo y habían expresado por escrito su conformidad al dicho poder. El ex canciller, Héctor Timermann, los informó sobre la intención y conveniencia de realizar un Memorándum de entendimiento con Irán para colaborar en la investigación de la causa AMIA. El parlamento argentino por mayoría aprobó el memorándum como vía para avanzar en la investigación y ayudar a la justicia. ¿Pretende la justicia que un ciudadano de a pie, interprete que eso es un delito? ¿¡Si no lo entendían así quienes estaban en el tema, que eran funcionarios del gobierno argentino, con conocimiento de los otros dos poderes y de un tema que tenía estado público, lo tenía que comprender Yusuf Khalil o cualquier otro ciudadano!? Pero Yusuf Khalil, ni siquiera estuvo en el tema directamente, no era funcionario. Un tema de esa envergadura no podía ser manejado por ciudadanos comunes que admiten en escuchas publicadas que se enteran por los diarios de la aprobación de dicho memorándum. Si hubiese sido tan importante, como se pretende en la acusación, no solo no se enteraría por los diarios, le tendrían que haber dado un puesto excepcional por la conclusión exitosa de un acuerdo que, además, jamás llego a hacerse efectivo tras su primera aprobación entre los gobiernos.

No vamos a entrar a considerar acá la equivocación evidente de suponer que, en un caso elevado a juicio oral, Yusuf Khalil y los otros presos políticos pudiesen afectar en algo el curso de la investigación (ya con suficientes elementos para el juez para elevarlo a juicio oral) y menos escaparse, cuando tuvieron tiempo suficiente si esa hubiera sido su intención. Yusuf Khalil propuso entregar su pasaporte y reportar para que se controle su no disposición a salir del país, poniendo a  sus familiares como garantes incluso. Incluso pidió declarar y el juez no se lo concedió, es decir, ¡¡lo juzgó y apresó sin siquiera escucharlo!!

Por lo tanto, hacemos un llamado a la sociedad argentina para que no se dejen engañar por quienes no tienen problema en tergiversar las cosas y pretenden presentarnos a los musulmanes como una amenaza peligrosa. Los musulmanes argentinos hacen más de cien años que estamos viviendo en la Argentina. Los árabes, muchos de ellos musulmanes, son parte de los famosos “turcos”, por venir, en su mayoría, de Siria y Líbano con pasaportes otomanos, pero son árabes. ¿Quién no conoce alguno entre sus allegados? Efectivamente, los árabes en la Argentina, son la tercera comunidad en número, después de la española e italiana. Los mestizos son quizás la mayoría. Los árabes son un tercio de la población. En Flores conviven, puerta con puerta, desde hace más de setenta años, judíos y árabes. En su momento, fundaron clubes sociales en común. Se compran y venden mercaderías sin el más mínimo roce o problema, ni antes ni después de la AMIA.

La Amia fue un atentado aberrante y criminal, lo condenamos desde el primer día, están los archivos. No nos jactamos de ello, cualquier bien nacido va a condenar ese ataque a la Argentina. Pero estamos cansados de las calumnias con sus fuentes oscuras de inteligencias que hacen la guerra en el Medio Oriente y que no tienen problemas en usar a la Argentina y a los muertos para sus fines inconfesables.

Dios es Grande, sí, y la verdad se va a saber sí o sí. Será justicia decimos unos y otros en común, porque es la enseñanza profética del mismo Dios de todos. Ese día será un Día de gloria para nosotros los inocentes y será muy duro para los calumniadores. ¡Cuidado!, los profetas enseñan: con Dios no se juega, se pierde seguro.

Quiera Dios que más pronto que tarde se conozca la verdad de lo sucedido en la embajada del régimen ocupante de Palestina, en 1992 y de la AMIA, en 1994. Ese día será el consuelo de los familiares de las víctimas con quienes nos solidarizamos desde el primer día y lo haremos siempre. Ese día será un día importante para la Argentina, porque podremos prevenir y cuidarnos mejor. Queremos seguir viviendo en paz en la amada Argentina y queremos que así también lo hagan nuestros hijos, nietos y los que lo sigan. Así será con la ayuda de Dios Omnisciente, Todopoderoso. Amin

 

Firma AK GM DH

 

 


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Mensaje del Líder Supremo a los Peregrinos del Hayy 2018
We are All Zakzaky