Human Rights Watch Protesta por Condena de 18 años de Prisión para el Activista ‘Nabil Rayab’

Human Rights Watch Protesta por Condena de 18 años de Prisión para el Activista ‘Nabil Rayab’

BRUSELAS. (ABNA) - El juicio del prominente activista de derechos humanos bahreiní Nabil Rayab está programado para reanudarse el 21 de febrero de 2017, dijo hoy Human Rights Watch. Él se enfrenta a un total de 18 años de prisión basado en dos series de cargos relacionados con sus discursos que claramente violan su derecho a la libertad de expresión.

Según la Agencia Noticiosa de Ahlul Bait (P) - El juicio del prominente activista de derechos humanos Bahreiní Nabil Rayab está programado para reanudarse el 21 de febrero de 2017, dijo Human Rights Watch hoy. Se enfrenta a un total de 18 años de prisión basado en dos series de cargos relacionados con el habla que claramente violan su derecho a la libertad de expresión. Sus ocho meses de prisión preventiva parecen constituir una detención arbitraria.

Las acusaciones iniciales de Rayab provienen de comentarios críticos de los ataques aéreos de la coalición dirigida por Arabia Saudí en Yemen y de supuestas torturas en prisiones de Bahréin. Las autoridades también le acusaron de hacer declaraciones "falsas o maliciosas" basadas en entrevistas de televisión en las que criticó la negativa de las autoridades de Bahréin a permitir la entrada de periodistas y grupos de derechos al país.

"Lo que preocupa a las autoridades de Bahréin es la verdad", dijo Joe Stork, director adjunto de Human Rights Watch para Medio Oriente. "La razón por la que Nabil Rayab está en la cárcel y enfrentándose a una larga sentencia es por que él ha insistido en arrojar luz sobre los abusos contra los derechos humanos en Bahréin".

Los comentarios sobre la cuenta de Twitter de Rayab sobre los ataques aéreos de la coalición dirigida por Arabia Saudí en Yemen condujeron a su detención inicial, el 2 de abril de 2015. Las autoridades lo liberaron el 13 de julio de 2015, pero los fiscales ordenaron su re-arresto el 13 de junio de 2016. El código penal prevé hasta 10 años de prisión para cualquier persona que "deliberadamente anuncie en tiempo de guerra noticias falsas, maliciosas, declaraciones o rumores".

Si es declarado culpable de "ofender a un país extranjero", refiriéndose a Arabia Saudí, Rayab se enfrenta a una pena de dos años en virtud del artículo 215 del Código Penal. Si es declarado culpable de "ofender a las instituciones nacionales", basado en comentarios sobre disturbios que estallaron en la prisión de Jaw en marzo de 2015, Rayab se enfrenta a otros tres años bajo el artículo 216 del código penal.

El 28 de diciembre de 2016, un juez ordenó la liberación de Rayab bajo fianza, pero las autoridades le arrestaron nuevamente en base a una presunta violación del artículo 134 del Código Penal en relación con las entrevistas con los medios de comunicación que dio en 2014 y 2015 sobre las medidas para mantener a los periodistas extranjeros y los grupos de derechos humanos fuera del país. La tercera sesión de su juicio en este caso también tendrá lugar el 21 de febrero de 2017.

El artículo 134 del Código Penal tipifica como delito la publicación de información "falsa o maliciosa" en el extranjero que se considere que afecta negativamente al "prestigio o posición" de Bahréin y prevé una pena de prisión máxima de tres años.

Aquellos a quienes se les negó la entrada a Bahréin en los últimos años incluyen representantes de Human Rights Watch y Amnistía Internacional; Juan Méndez, el relator especial de las Naciones Unidas sobre la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes; Y decenas de periodistas, académicos y activistas. El grupo de derechos humanos Bahrein Watch, en febrero de 2016, publicó una lista de todos los nombres de aquellos que se les negó la entrada a Bahréin desde 2011.


El 4 de septiembre de 2016, el New York Times publicó un artículo de opinión de Rayab sobre los abusos de los derechos humanos en Bahréin, y el 20 de diciembre, Le Monde publicó un segundo artículo de Rayab. Las autoridades de Bahréin lo interrogaron sobre ambos artículos y remitieron ambos casos al Ministerio Público para la investigación de presuntas violaciones del artículo 134 del Código Penal relativas a la supuesta "información falsa o maliciosa".

Las condiciones de detención de Rayab parecen a veces parecer un castigo arbitrario. Él permaneció en régimen de aislamiento durante más de dos semanas después de su detención y le fue denegada la licencia compasiva para asistir al funeral de un familiar.

Las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para las Medidas No Custodiales estipulan que "la detención preventiva se utilizará como recurso de último recurso en los procesos penales, teniendo debidamente en cuenta la investigación del presunto delito y la protección de la sociedad y de la víctima. "

"Si las pasadas prácticas son tomadas como un tipo de guía, una decisión judicial en favor de Rayab será seguida por nuevos cargos relacionados con sus comentarios en el New York Times y Le Monde", dijo Stork. "Parece que las autoridades de Bahréin tienen la intención de mantenerlo bajo custodia, sin importar lo absurdos que sean los argumentos".


Traducido por JALIL SAHURIE

© 2005-2016 AhlulBait News Agency. Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

/112


Artículos relacionados

Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Quds cartoon
We are All Zakzaky