Efeméride

10 de Ramadán; Aniversario del Fallecimiento de Sayyeda Jadiya (P)

10 de Ramadán; Aniversario del Fallecimiento de Sayyeda Jadiya (P)

La honorable señora Jadiya (P) fue la primera mujer en aceptar el Islam y su riqueza fortaleció mucho el avance del mismo. El Profeta (PBD) siempre recordaba a Jadiya (P) y la elogiaba declarando: “Dios no me dio ninguna esposa mejor que Jadiya. Ella me aceptó cuando toda la gente me desmentía; y me ayudó con su fortuna cuando la gente me impuso sanciones. Dios me otorgó hijos a través de ella y no me dio hijos (descendientes) a través de las otras esposas.”

Jadiya Bint Juwaylid; Esposa del Profeta Muhammad (PBD)


Nombre completo    Jadiya hija de Juwaylid
Apodo    Ummul Mu’minin (Madre de los creyentes) • Jairun-Nisa (La mejor señora)
Religión    Islam
Familiares    Profeta Muhammad (PBD) •Fátima al-Zahra (P) (Hija)
Nacimiento    La Meca
Residencia    La Meca
Fallecimiento    10 Ramadán
del décimo año de la Misión Profética
Lugar de entierro    Cementerio de Al-Maʿlāt, La Meca
Conocido como    Esposa del Profeta Muhammad (PBD)
Papeles notables    Apoyar al Profeta (PBD) • Ayudas financieras a los Musulmanes

Jadiya (en árabe: خدیجه) fue la primera esposa del Profeta Muhammad (PBD) y la primera mujer musulmana en creer y aceptar el Islam. Ella nació en La Meca y fue la hija de Juwaylid, una de las grandes personalidades de Quraish que se dedicaba al comercio. En la época pre-islámica fue llamada “Tahira” (La pura) y también el Profeta (PBD) le dio el apodo de “Kubra” (La eminente); pero ella se conoce mejor con su apodo coránico “Ummul Mu’minin” (Madre de los creyentes). Jadiya (P) se casó con el Profeta del Islam (PBD) antes del comienzo de la Misión Profética.[1] Ella dio a luz a todos los hijos del Profeta (PBD), que fueron dos hijos llamados Qasim y Abdul-lah, y cuatro hijas llamadas Fátima (P), Umm Kulzum, Ruqaiia y Zainab, a excepción de otro hijo, Ibrahim que era hijo de María la Copta.[2]

 

Cementerio de Al-Maʿlāt (Hayun) en La Meca (antes de la destrucción)

Jadiya (P) falleció en La Meca tres años antes de la Emigración, cuando contaba con 65 años de edad [3] y fue enterrada por las manos del Profeta (PBD) en el cementerio de Mu’al-la que se encuentra en La Meca.[4]

Introducción

Jadiya hija de Juwaylid (conocida como Ummul Mu’minin) fue la primera esposa del Profeta Muhammad (PBD) y la primera mujer que creyó en el Profeta del Islam (PBD).[5] Ella nació en La Meca tres o cuatro décadas antes de que comenzase la Misión Profética. La honorable señora Jadiya (P) era una mujer noble, confiable y rica en aquel entonces.[6] Es de hacer notar, que Yabir Ibn Abdul-lah Ansari ha transmitido del Profeta Muhammad (PBD) que las mujeres más elevadas de todos los tiempos son Jadiya (P), Fátima (P), María (P) y Asia(esposa del Faraón).[7] El Profeta (PBD) ha descrito a Jadiya (P) como la mujer perfecta y también como la mejor señora.[8]

La época pre-islámica

Los registros históricos han marcado que en la época pre-islámica, Jadiya (P) era una mujer noble y famosa que se dedicaba al comercio y a los negocios. Ella obtuvo por herencia una cantidad de dinero con la que efectuaba contratos de Muzariba con los comerciantes y de esta manera trabajaba con su capital y se fue haciendo rica.[9]
Es bien conocido por todos, su nobleza y su posición social. De hecho, Ibn Sayyed An-Nas escribe a este respecto: “Ella fue una mujer noble y prudente a quien Dios había dado la generosidad. Su familia a pesar de que se encontraba en un nivel medio entre las familias árabes, tuvo mucha riqueza y honor”.[10]

Matrimonio

Sobre este punto, hay desacuerdos entre los sabios Shiitas y Sunnitas. Los Sunnitas consideran que ella se había casado dos veces antes de haberse casado con el Profeta (PBD), y tuvo incluso hijos de sus casamientos anteriores.

Por otro lado, los sabios Shiitas, después de haber investigado el caso muy detenidamente, han concluido que la honorable señora Jadiya (P) no estaba casada anteriormente, y el Profeta Muhammad (PBD) fue su único esposo. A continuación se mencionan algunas evidencias que confirman que Jadiya (P) nunca se había casado anteriormente:
1-El Sayyed Murtaza y el Sheij Tusi han afirmado que Jadiya (P) era virgen cuando se casó con el Profeta (PBD).[11]
2- Jadiya (P) tuvo una posición muy alta en su tribu y por esta razón muchos hombres querían desposarla. Ella rechazó a varios hombres quienes pidieron su mano y eran de las grandes personalidades de la tribu Quraish. Los Sunnitas creen que Jadiya se había casado dos veces con dos beduinos de la tribu de Majzum y la tribu de Tamim. ¿Pero cómo se puede aceptar que ella rechazaría a los grandes hombres de la gran tribu de Quraish y se casaría con dos beduinos de las tribus de Tamim y Majzum? [12]
3- Jadiya (P) tuvo una hermana llamada Haleh, quien se había casado dos veces; la primera vez con un hombre de la tribu de Majzum y la segunda vez con un hombre de la tribu de Tamim y de cada casamiento tuvo una hija. Después de que Haleh y su esposo murieron, Jadiya (P) adoptó a sus sobrinas y aceptó su tutoría, y fue así que alguna gente llegó a pensar erróneamente que ellas son las hijas de Jadiya (P).[13]

Casamiento con el Profeta Muhammad (PBD)

Todas las fuentes islámicas consideran a Jadiya (P) como la primera esposa del Profeta (PBD). Según la mayoría de los registros históricos, el Profeta se casó con ella cuando contaba con 25 años. Ibn Abdul Birr escribe que este matrimonio ocurrió 26 años después del Año del Elefante cuando el Profeta tenía 25 años de edad.[14] Sin embargo, hay otros registros que han mencionado la edad del Profeta (PBD) al tiempo de su matrimonio, está entre 21 hasta 37 años aproximadamente. [15]
El mismo desacuerdo existe sobre la edad de la honorable señora Jadiya al tiempo de su casamiento con el Profeta (PBD). Algunos registros dicen que ella tenía 25 años y otros dicen que ella contaba con 40 años en aquel entonces. También, hay otros dichos que han estimado su edad al momento de su casamiento entre 25 hasta 46 años aproximadamente.[16]
Aunque es difícil calcular exactamente su edad al tiempo de su casamiento con el Profeta (PBD), se puede estimar según las evidencias históricas:
Ella fue la esposa del Profeta (PBD) durante 25 años (15 años antes del Islam y 10 años luego de la Misión Profética).[17] Por otra parte, hay dos dichos sobre su edad al momento de su fallecimiento; Beihaqi escribe que ella falleció cuando contaba con 50 años y hay otro dicho que dice que ella tenía 65 años al momento de su fallecimiento. Según la opinión de Beihaqi, si ella hubiera muerto a los 50 años de edad, su edad al tiempo de su casamiento debería ser 25 años.[18] Según el segundo dicho, su edad al tiempo de su casamiento sería 40 años. Considerando las otras evidencias históricas, el segundo dicho no pareciera aceptable; ya que Qasim, el hijo del Profeta (PBD) murió después de la Misión Profética cuando no tenía más que 2 años.[19] Entonces, si la edad de Jadiya al tiempo de su casamiento fuera 40 años, y si ella hubiera vivido con el Profeta (PBD) durante 15 años antes de la Misión Profética, su edad cuando dio a luz a Qasim debería ser casi 55 años, y esto es cuestionable. Entonces, en conclusión su edad al tiempo de su casamiento no debe ser más que 25 o 27 años.[20]
Sin embargo, los motivos y los propósitos del casamiento son sin duda alguna más importantes que el tema de la edad. Se entiende de las citas históricas que El Profeta Muhammad (PBD) y la honorable señora Jadiya (P) se casaron por motivos sagrados y altos propósitos. Al respecto escribe Ibn Kathir: “Cuando Jadiya (P) se enteró de la honestidad del Profeta Muhammad (PBD) y sus excelsas cualidades morales, confió en él para darle su mercancía; y después de que el Profeta (PBD) regresó de su viaje comercial a Siria, Jadiya (P) le presentó la propuesta de matrimonio. [21] Como lo han contado los historiadores como Ibn Sayyed An-Nas y Ibn Athir, la honorable señora Jadiya (P) era atraída por el Profeta (PBD) por su honestidad, credibilidad y cualidades morales; y por todos estos motivos decidió casarse con él.[22]

Su posición ante el Profeta Muhammad (PBD)

La honorable señora Jadiya (P) desempeñó un papel muy importante en la vida del Profeta Muhammad (PBD). Se ha narrado que el Profeta (PBD) siempre expresaba su amor por ella y la recordaba incluso muchos años después de su fallecimiento. Cuando algunas personas le dijeron que Jadiya (P) no fue más que una esposa mayor para él, el Profeta (PBD) se enfadó y dijo: “Dios no me dio ninguna esposa mejor que Jadiya. Ella me confirmó cuando toda la gente me desmentía; y me ayudó con su fortuna cuando la gente me impuso sanciones.” [23]
Jadiya (P) fue la mejor compañera de vida para el Profeta Muhammad (PBD) y durante su vida, el Profeta (PBD) no se casó con ninguna otra mujer.[24] El Profeta (PBD) la ha descrito como una mujer de grandes atributos que muestran su alta posición ante el Profeta (PBD). Ella fue considerada como una consejera honesta y la tranquilidad para el Profeta Muhammad (PBD). [25]

Hijos

Los frutos de la vida conyugal del Profeta Muhammad (PBD) con su esposa Jadiya (P) fueron 6, 7 o 8 hijos. Ibn Kathir y la mayoría de los historiadores han mencionado a seis o siete hijos del Profeta (PBD) y Jadiya (P), y han afirmado que todos los hijos del Profeta (PBD) a excepción de Ibrahím fueron de Jadiya (P).[26] La causa del desacuerdo sobre el número de los hijos del Profeta (PBD) y Jadiya es la confusión entre los nombres y los apodos de los hijos del Profeta (PBD). El Profeta (PBD) tuvo 6 hijos de Jadiya (P); 2 hijos llamados Qasim y Abdul-lah y 4 hijas llamadas Fátima (P), Umm Kulzum, Ruqaiia y Zainab. Sin embargo, Tai-ieb, y Tahir no fueron otros hijos del Profeta (PBD), sino que fueron los apodos de Qasim y Abdul-lah.[27]

Características y virtudes

Fe y conocimiento

Jadiya (P) era en verdad una mujer noble y prudente. Ibn Yowzi la describe de la siguiente manera: “Jadiya era una mujer prudente, pura, inclinada a la espiritualidad, a la virtud y a la perfección. De hecho, desde su juventud era reconocida entre los árabes de Hiyaz por sus virtudes y nobleza.”[28] Es de hacer resaltar, que su riqueza espiritual fue más importante que su riqueza material. Ella rechazó a las grandes personalidades de Quraish quienes quisieron desposarla y eligió al Profeta Muhammad (PBD) como su compañero de vida, y así garantizó para sí misma la prosperidad eterna. Ella tuvo el honor de ser la primera mujer musulmana y la primera mujer quien rezó detrás del Profeta (PBD).

Vanguardia en el Islam

La evolución de Jadiya (P) en el Islam es una cuestión incuestionable. Las fuentes islámicas han considerado a Alí (P) y Jadiya (P) como los que iban a la vanguardia en el Islam.[29] Ellos fueron las primeras personas que rezaron junto al Profeta Muhammad (PBD).[30]

Su rol en apoyar los inicios del Islam

La honorable señora Jadiya (P) es un buen ejemplo para esta narración que dice: “La fe es creer con el corazón, dar testimonio con la lengua y practicar con los el cuerpo”.[31] Ella actuaba de acuerdo con los mandatos del Sagrado Corán, ayudaba a los musulmanes y otorgó toda su propiedad en la senda del Profeta (PBD) y así jugó un gran papel en apoyar con perseverancia el Islam.
Sus ayudas financieras fueron las mercedes de Dios que hicieron al Profeta (PBD) independiente de cualquiera, y al respecto dice el Sagrado Corán: “Y (Dios) te encontró pobre y te enriqueció” [32] (Corán: 98: 8). El Profeta (PBD) siempre decía que ninguna propiedad fue tan útil para él como la propiedad de Jadiya (P).[33] Él usaba la propiedad de Jadiya (P) para salvar a los deudores y ayudar a los huérfanos y pobres. También, en el asedio de Bani Hashim, cuando los musulmanes sufrían muchas dificultades, Jadiya (P) y Abu Talib (P) ofrecieron todas sus propiedades para proteger el Islam y a los musulmanes.[34] Durante el asedio, Hakim Ibn Hazam, el sobrino de Jadiya (P) traía alimentos en camellos y los repartía entre los musulmanes con mucho riesgo. [35]
La honorable señora Jadiya (P) fue una compañera verdadera para el Profeta (PBD) y una vanguardista del Islam, quien apoyó al Profeta (PBD) con su riqueza y ayudó a los musulmanes y a los oprimidos, y así jugó un papel importante en el avance del Islam. Ella fue un buen ejemplo de honestidad y persistencia y por sus buenas virtudes fue llamada con varios apodos como Tahira (La Pura), Siddiqa (La Honesta), Jairun-Nisa (La mejor señora) y Ummul Mu’minin (Madre de los creyentes).

Cementerio de Mu’al-la (Hayyun) en La Meca

Fallecimiento

Según los registros históricos, la honorable señora Jadiya (P) falleció en el décimo año de la Misión Profética, tres años antes de la Emigración a Medina,[36] cuando contaba con 50 o 65 años.[37] Se ha dicho que ella falleció en el mismo año cuando falleció Abu Talib. [38] Ibn Saad ha escrito que su fallecimiento fue 35 días después del fallecimiento de Abu Talib,[39] en el décimo día del Mes de Ramadán. El Profeta (PBD) la amortajó con la mortaja enviada del Paraíso y la cubrió con su propia capa. Luego, la enterró en el cementerio de Mu’al-la que se encuentra en las faldas de las montañas de Hayyun en La Meca.[40]

Notas

    Volver arriba↑Dehjoda, Loqat Name, tomo 7; Jairatu Hisan, tomo 1, pág. 111
    Volver arriba↑Zarkali, Al-A’lam, tomo 2, pág. 302
    Volver arriba↑Dehjoda, Loqat Name, tomo 7; Jairatu Hisan, tomo 1, pág. 111
    Volver arriba↑Abul Hasan Bakri, Al-Anwarus-Sati’ah, pág. 735
    Volver arriba↑Ibn Athir, Usdul Qabbah, tomo 6, pág. 78
    Volver arriba↑Tabari, Tarijul Umam wal Muluk, tomo 2, pág. 281
    Volver arriba↑Ibn Kathir, Al-Bidaiah wan-Nihaiah, tomo 2, pág. 129
    Volver arriba↑Maylisi, Biharul Anwar, tomo 100, pág. 189
    Volver arriba↑Ibn Kathir, Al-Bidaiah wan-Nihaiah, tomo 2, pág. 293
    Volver arriba↑Ibn Sayyed An-Nas, Uiunul Asar, tomo 1, pág. 63
    Volver arriba↑Ibn Shahr Ashub, Manaqibu A’li Abi Talib, tomo 1, pág. 159
    Volver arriba↑Ameli, As-Sahih min Siratin-Nabi al-Azam (PBD), tomo 2, pág. 123
    Volver arriba↑Ameli, As-Sahih min Siratin-Nabi al-Azam (PBD), tomo 2, pág. 125
    Volver arriba↑Ibn Abdul Birr, Al-Isti’ab, tomo 1, pág. 35
    Volver arriba↑Ibn Kathir, Al-Bidaiah wan-Nihaiah, tomo 5, pág. 293
    Volver arriba↑Ibn Athir, Al-Kamil, tomo 2, pág. 29; Ibn Saad, At-Tabaqatul Kubra, tomo 8, pág. 174
    Volver arriba↑Ibn Kathir, Al-Bidaiah Wan-Nihaiah, tomo 2, pág. 295; Beihaqi, Dala’ilun Nubuwah, tomo 2, pág. 72
    Volver arriba↑Beihaqi, Dala’ilun Nubiwah, tomo 2, pág. 71; A’meli, As-Sahih min Siratin Nabi, tomo 2, pág. 114
    Volver arriba↑Ibn Kathir, Al-Bidaiah wan-Nihaiah, tomo 2, pág. 293
    Volver arriba↑A’meli, As-Sahih min Siratin Nabi, tomo 2, pág. 114
    Volver arriba↑Ibn Kathir, Al-Bidaiah wan-Nihaiah, tomo 2, pág. 293
    Volver arriba↑Ibn Sayyed An-Nas, Uiunul Asar, tomo 1, pág. 63; Ibn Athir, Usdul Qabbah, tomo 1, pág. 23
    Volver arriba↑Ibn Abdul Birr, Al-Isti’ab, tomo 4, pág. 1824
    Volver arriba↑Ibn Al-Imrani, Al-Anba’ fi Tarijil Julafa, pág. 46
    Volver arriba↑Ibn Kathir, Al-Bidaiah wan-Nihaiah, tomo 2, pág. 61
    Volver arriba↑Ibn Kathir, At-Tabaqatul Kubra, tomo 8, pág. 174
    Volver arriba↑Zarkali, Al-A’lam, tomo 2, pág. 302
    Volver arriba↑Ibn Yowzi, Tazkiratul Jawas, tomo 2, pág. 300
    Volver arriba↑Ibn Abdul Birr, Al-Isti’ab, tomo 4, pág. 1817
    Volver arriba↑Ibn Athir, Usdul Qabbah, tomo 6, pág. 78
    Volver arriba↑Kuleini, Usul Al-Kafi, tomo 2, pág. 27
    Volver arriba↑وَوَجَدَكَ عَائِلًا فَأَغْنَىٰ
    Volver arriba↑Maylisi, Biharul Anwar, tomo 19, pág. 63
    Volver arriba↑Maylisi, Biharul Anwar, tomo 19, pág. 16
    Volver arriba↑Ibn Hisham, Siratun-Nabi, tomo 1, pág. 221
    Volver arriba↑Mas’udi, Murawiyuz-Zahab, tomo 2, pág. 282; Tabari, Tarijul Umam wal Muluk, tomo 11, pág. 493
    Volver arriba↑Tabari, Tarijul Umam wal Muluk, tomo 11, pág. 493
    Volver arriba↑Tabari, Tarijul Umam wal Muluk, tomo 11, pág. 493; Ibn Sayyed An-Nas, Uiunul Asar, tomo 1, pág. 151
    Volver arriba↑Ibn Saad, At-Tabaqatul Kubra, tomo 8, pág. 14
    Volver arriba↑Abul Hasan Bakri, Al-Anwarut Tasi’ah, pág. 735

Bibliografía

    Dehjoda, Alí Akbar, Loqat Name, Teherán, Universidad de Teherán, 1377 hégira solar.
    Ibn Abdul Birr, Yusuf, Al-Isti’ab fi Ma’rifatil As-hab, Beirut, Darul Yeil, 1992.
    Ibn Athir Yazari, Izzud-Din, Usdul Qabbah fi Ma’rifatis-Sahabah, Beirut, Darul Fikr, 1989.
    Ibn Kathir, Ishmael, Al-Bidaiah wan-Nihaiah, Beirut, Darul Fikr, 1986.
    Ibn Saad, Muhammad, At-Tabaqatul Kubra, Beirut, Darul Kutubil Ilmi-iah, 1990.
    Ibn Sayyed An-Nas, Abul Fath, Uiunul Asar, Beirut, Darul Qalam, 1993.
    Ibn Yowzi, Abdur-Rahman, Al-Muntazam fi Tarijil Umam wal Muluk, Beirut, Darul Kutubil Ilmi-iah, 1992.
    Ibnul Imrani, Muhammad, Al-Anba’ fi Tarijil Julafa, Cairo, Darul Afaqil Arabiah, 2001.
    Sheij al-Mufid, Al-Ifsah, Beirut, Darul Mufid, 1993.
    Tabari, Muhammad Ibn Yarir, Tarijul Umam wal-Muluk, Beirut, Darut-Turas, 1967.
    Zarkali, Jairud-Din, Al-A’lam, Beirut, Darut-Turas, 1967.


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Quds cartoon
We are All Zakzaky