Ayunar para Alimentar el Alma

Por Sayed Anwar Ben Abderrahman

Ayunar para Alimentar el Alma

El carácter bendido de este mes es tal, que según las palabras del Enviado de Dios y su bendita Familia (sws) los actos devocionales en las noches de Ramadán tienen el valor de setenta noches ordinarias, leer una sola aleya del Corán equivale a leer entero el Libro de Dios y quien no obtiene el perdón en este mes, no lo encontrará ya salvo que contemple (en peregrinación) el monte Arafat. Esforcémonos por tanto en alcanzar el éxito en este bendido mes.

AYUNAR PARA ALIMENTAR EL ALMA


    El en nombre de Allah, el más Clemente, el más Misericordioso, que la paz y sus bendiciones sean sobre Muhammad y sobre la Familia de Muhammad, los Buenos, los Puros.

    Assalam aleikum, permitid en primer término que os congratulemos y nos congratulemos por encontrarnos a las puertas del más bendito de los meses, Ramadán, un mes colmado de bendición, perdón y misericoridia, el mes en el que fue revelado el Sagrado Corán y que cuenta con  la noche del Destino, una jornada que es mejor que mil meses y en la que descienden por orden de Allah los ángeles para cumplir con las súplicas de los creyentes.  El carácter bendido de este mes es tal, que según las  palabras del Enviado de Dios y su bendita Familia (sws) los actos devocionales en las noches de Ramadán  tienen el valor de setenta noches ordinarias, leer una sola aleya del Corán equivale a leer entero el Libro de Dios  y quien no obtiene el perdón en este mes, no lo encontrará ya salvo que contemple (en peregrinación) el monte Arafat. Esforcémonos por tanto en alcanzar el éxito en este bendido mes.


    Veamos todas las virtudes que encierra este mes bendito en el discurso que dirigía el Enviado de Dios a los creyentes el último viernes de Sha’aban:


عن أبي جعفر عليه السلام قال : خطب رسول الله صلى الله عليه وآله في آخر جمعة من شعبان فحمد الله وأثنى عليه ثم قال أيها الناس انه قد أظلكم شهر فيه ليلة خير من الف شهر وهو شهر رمضان فرض الله صيامه وجعل قيام ليلة منه بتطوع صلاة كمن تطوع بصلاة سبعين ليلة فيما سواه من الشهور وجعل لمن تطوع فيه بخصلة من خصال الخير والبر كأجر من أدى فريضة من فرائض الله عز وجل ومن أدى فيه فريضة من فرائض الله كان كمن أدى سبعين فريضة فيما سواه من الشهور وهو شهر الصبر وأن الصبر ثوابه الجنة وهو شهر المساواة ( المساواة ) وهو شهر يزيد الله فيه في رزق المؤمنين ومن فطر فيه مؤمنا صائما كان له بذلك عند الله عتق رقبة ومغفرة لذنوبه فيما مضى فقيل له يا رسول الله : ليس كلنا يقدر على أن يفطر صائما فقال : ان الله تعالى كريم يعطي هذا الثواب منكم من لا يقدر إلا على مذقة من لبن ففطر بها صائما أو شربة من ماء عذب أو تمرات لا يقدر على أكثر من ذلك ومن خفف فيه عن مملوكه خفف الله عنه حسابه وهو شهر أوله رحمة ووسطه مغفرة وآخره إجابة وعتق من النار ولا غنى بكم فيه عن أربع خصال خصلتين ترضون الله تعالى بهما وخصلتين لا غنى بكم عنهما أما اللتان ترضون الله تعالى بهما فشهادة أن لا إله إلا الله وأني رسول الله واما اللتان لا غنى بكم عنهما فتسألون الله حوائجكم والجنة وتسألون فيه العافية وتتعوذون من النار


De Imam Baqir (as.): “Arengaba el Enviado de Dios (sws) en el último viernes de Sha’aban,  alababa a Allah y lo ensalzada y seguidamente decía: “Estáis a la sombra (próximos a recibir) un mes en el que hay una noche que es mejor que mil meses, y este mes es Ramadán en el que Allah ha hecho obligatorio el ayuno y ha dispuesto que permanecer despierto en una de sus noches voluntariamente orando es igual a setenta noches de oración voluntaria de cualquier otro mes. Ha dispuesto Allah para quienes realizan actos voluntarios que tengan como característica el bien y la excelsitud y una recompensa igual a la de quien cumple una acción de las que ha hecho obligatorias Allah Poderoso y Majestuoso y quien cumpla con cualquier obligación será como si cumpliera con 70 de cualquier otro mes, y este mes, es el mes de la paciencia. La recompensa de la paciencia es el Jardín, y es el mes de la igualdad (entre los seres humanos), el mes en el que Allah aumenta la provisión de los creyentes y quien le dé un iftar a un creyente ayunante, será por ello ante Allah igual que el que emancipa a un esclavo y le serán perdonados sus pecados”. Y le dijeron algunos compañeros : “Oh Enviado de Dios, no todos podemos donar un iftar a un ayunante”. Y él (sws) dijo: “Ciertamente que Allah Altísimo es el más Generoso y concederá esa recompensa a cualquier de vosotros aunque solo pueda donar un sorbo de leche o de agua fresca para que rompa el ayuno el ayunante o unos dátiles, aunque no pueda más que eso y quien “aligere” (tenga pérdidas) en sus posesiones por causa de ello, Allah aligerará su “cuenta” (de malas acciones) ,y este es el mes cuyo inicio es Misericordia, su mitad perdón y su final respuesta (a las súplicas) y liberación del fuego. No podéis prescindir en este mes de caracterizaros por cuatro cosas, dos de las cuales complacerán a Allah y las otras dos no podéis omitirlas. En cuanto a las que complacen a Allah Altísimo , que atestigüéis que no hay más Dios que Allah y que yo soy su Enviado  y las que no podéis omitir son que pidáis a Allah vuestras necesidades , el Paraíso y el perdón y que os refugiéis en Dios del fuego”.

    Allah Subhana wa Ta’ala ha decretado en este mes el ayuno, la abstinencia y nos proponemos indigar sobre los propósitos u objetivos de dicho mandato, para que conscientes de todas sus dimensiones y de su importancia, alcancemos la meta final de todo acto devocional que no es otra que acercarnos a nuestro Creador.
    Nuestra primera reflexión al respecto se dirige hacia nosotros mismos, hacia nuestra naturaleza, ¿somos seres perfectos como los ángeles? ¿somos criaturas bestiales regidas por el deseo y el instinto como los animales? Ni una cosa ni la otra sino la combinación de ambas, veámoslo en las palabras de Seyyed al-Awsiá Amir al-Mu`minin (As) إنّ الله عزّ وجلّ ركّب في الملائكة عقلاً بلا شهوة ، وركّب في البهائم شهوةً بلا عقل ، وركّب في بني آدم كلتيهما ، فمن غلب عقله شهوته ، فهو خيرٌ من الملائكة ، ومن غلب شهوته عقله فهو شرٌّ من البهائم “Ciertamente que Allah Poderoso y Majestuoso ha dispuesto en los ángeles el intelecto sin  deseo y ha dispuesto en las bestias deseo sin  intelecto y a los hijos de Adam nos ha dotado de ambas cosas y así pues para quien predomine su intelecto sobre su deseo, será mejor que los ángeles y para quien predomine su deseo sobre su intelecto será peor que las bestias”. Podemos afirmar entonces que la persona tiene una naturaleza dual y que en nosotros mismos se da un conflicto entre nuestra naturaleza mundana que nos impulsa a la satisfacción de los deseos como cualquier criatura irracional y nuestra naturaleza celestial, compuesta por intelecto y alma que por lógica solo encuentra satisfacción en la alabanza y la cercanía de de su Creador.  Vemos en esta primera reflexión que uno de los objetivos del ayuno y la abstinencia es forzalecer el alma, educarnos para que en la pugna constante entre el deseo mundano y el espíritu, prevalezca siempre este último y comprendamos y nos conduzcamos según una máxima de la sabiduria islámica لا يعيش الانسان ليأكل ويشرب بل ياكل ليعش “No vive el hombre para comer y beber sino que come para vivir”
    El creyente mediante su esfuerzo y contención purifica su propio cuerpo لكل شيء زكاة و زكاة الأبدان الصيام “ De todas las cosas hay un azaque (tributo) y el azaque de los cuerpos es el ayuno” y dicha contención se transforma en una virtud más amplia , la paciencia, que permitirá al ser humano afrontar toda dificultad que encuentre en su vida. Le fue preguntado a Imam Sadiq (as.) sobre la exéguesis de esta aleya وَاسْتَعِينُوا بِالصَّبْرِ وَالصَّلَاةِ “Y buscad ayuda en la paciencia y en la oración” y él (as) dijo: “LA PACIENCIA SIGNIFICA EL AYUNO”.
     Proseguimos nuestra reflexión a la luz de la guía infalible del Enviado de Dios y su inmaculada Familia (sws) y señalamos otro de los propósitos del ayuno: la armonía y el equilibrio. La Creación entera se somete al mandato de su Señor, Allah rige Su creación mediante lo que conocemos como las leyes físicas y vemos en todo el universo y la naturaleza orden y armonía en todos sus elementos, desde las inconmensurables galaxias a la vida microscópica, todos cumplen el mandato de su Creador. El ser humano es la excepción, pues ha sido creado con voluntad propia, libre de seguir la Guía o de extraviarse y debido a ello, las sociedades humanas no se rigen por el principio de armonía y equilibrio que observamos en la creación sino por la desigualdad y el predominio de sentimientos egoístas, lo que genera profundos desequilibrios y diferencias entre los seres humanos. Uno de los propósitos del ayuno es que el que rico sienta el hambre y el padecimiento del pobre. Le fue preguntado al Imam Sadiq, la causa del ayuno y él respondió: إنما فرض الله الصيام ليستوي به الغني والفقير  وذلك أن الغني لم يكن ليجد مس الجوع فيرحم الفقير ، لان الغني كلما أراد شيئا قدر عليه ، فأراد الله تعالى أن يسوي بين خلقه ، وأن يذيق الغني مس الجوع والالم ليرق على الضعيف ويرحم الجائع “Ciertamente que Allah hizo obligatorio el ayuno para igualar mediante ello,  al rico y al pobre;  puesto que el rico habiéndose visto tocado por el hambre, se apiada del pobre. El rico obtiene todo lo que quiere y Allah Poderoso y Majestuoso quiere la igualdad (o equilibrio) en Su Creación y que el rico pruebe el toque del hambre y el padecimiento , le hace compadecer al débil y apiadarse del hambriento”.
    Ahondando en lo que revelan las sabias palabras del Imam (as) entendemos que la empatía es el primer requisito para derribar las desigualdades entre las personas, pues solo quien sabe lo que es el padecimiento y la privación se verá impulsado a compadecer y ayudar a un semejante en dichas circunstancias y por tanto, el ayuno además de los objetivos espirituales y éticos que hemos señalado hasta ahora, posee un claro objetivo solidario y social y sobre todos nosotros recae el deber de atender a todos estos objetivos para alcanzar el éxito y la proximidad a Allah Altísimo, pues la ligereza  y la superficialidad de dejar de comer por un tiempo serían  tan vanas como las privaciones de quienes dejan de comer persiguiendo un objetivo estético. Debemos ser conscientes y hacer que nuestro esfuerzo sea provechoso y no acabar como aquellos a los que se refiere Imam ‘Ali (as) cuando dice:  “ Hay quienes únicamente obtienen del ayuno el hambre y la sed”.
    Conscientes de los elevados propósitos del ayuno, asumimos que no se trata de una mera privación temporal del alimento y la bebida sino de un esfuerzo de contención sobre todos nuestros deseos e inclinaciones negativas, como leemos claramente en las siguientes narraciones:
قال امير المؤمنين الامام علي (ع) : صوم القلب خير من صيام اللسان، وصوم اللسان خير من صيام البطن
Dijo Amir al Mu’minin (as) “El ayuno del corazón es mejor que el ayuno de la lengua y el ayuno de la lengua es mejor que el ayuno del estómago”.
صيام القلب عن الفكر في الآثام، أفضل من صيام البطن عن الطعام
    Suyo también (as) “El ayuno del corazón absteniéndose de pensar en pecados es mejor que el ayuno del vientre respecto al alimento”.
قال الصادق عليه السلام : اذا صمت فليصم سمعك و بصرك و شعرك و جلدك
    Dijo Imam Sadeq (as): “Si ayunas; que ayune pues tu oído, tu vista, tu pelo y tu piel”.
    Abstenerse de comer o de beber, es la más sencilla de las batallas que el creyente tiene que librar en su interior cuando se propone cumplir con el mandato divino de ayunar. Dentro de él deberá enfrentar las tentaciones carnales, los pensamientos turbios y espúreos, las maledicencias provocadas por la envidia, la presunción o la ira y todos aquellos sentimientos mezquinos que alejan al ser humano de la luz divina de su Creador y del propósito espiritual del ayuno. Esta lucha interior ha sido descrita en las narraciones de los Imames Inmaculados y de nuestros sabios como la batalla entre los ejércitos del intelecto y la ignorancia y qué duda cabe que la plena conciencia de la realidad de este conflicto interno es la que nos permitirá fortalecer el intelecto y sus virtudes y debilitar la ignorancia y sus defectos.
    Ayunar no es solo hambre o sed sino que conforma concentración y concienciación sobre nuestras tendencias negativas, pues una mentira, una mala palabra, incluso un mal pensamiento invalidaría nuestro ayuno. Podemos verlo en las tradiciones del Profeta y su Descendencia Inmaculada:
عن أبي عبد الله عليه السلام قال: ان الصيام ليس من الطعام والشراب وحده ثم قال: قالت مريم اني نذرت للرحمن صوما إي صمتا، فإذا صمتم فاحفضوا ألسنتكم وغضوا أبصاركم ولا تنازعوا ولا تحاسدوا
De Abi Abdallah (Imam Sadiq sobre él la paz): “Ciertamente que ayunar no es respecto del alimento o la bebida únicamente”, seguidamente dijo: “Dijo Mariam (as): “Ciertamente que yo hice voto para el Misericoridioso de ayunar” es decir de guardar silencio, asi pues, cuando ayunéis, contened vuestras lenguas, bajad vuestras miradas y no disputad ni os envidiéis”.
وسمع رسول الله صلى الله عليه وآله امرأة تساب جارية لها وهي صائمة فدعا رسول الله صلى الله عليه وآله بطعام فقال لها: كلي فقالت: اني صائمة فقال: كيف تكونين صائمة!!؟
وقد سببت جاريتك إن الصوم ليس من الطعام والشراب
    “Escuchó el Enviado de Allah, las bendiciones de Dios sobre él y su Familia, a una mujer insultando a una vecina suya mientras ayunaba, y el Enviado de Dios (sws) pidió comida y le dijo: “¡Come!” y ella dijo: “Estoy ayunando” y dijo él (sws:)”¿Cómo que estás ayunando y has insultado a tu vecina, ¡el ayuno no es solo de alimento y de bebida!”.
أبي عبد الله عليه السلام قال: قال رسول الله صلى الله عليه وآله: ان الله كره لي ست خصال وكرهتهن للأوصياء من ولدي واتباعهم من بعدي: الرفث في الصوم
    De Abi Abdallah, sobre él la paz: “Dijo el Enviado de Dios (sws) ciertamente que Allah ha hecho detestable para mí seis características, y también son odiosas para los sucesores de entre mis hijos y sus seguidores (entre ellas): la impudicia en el ayuno”.

    El ayuno es un ejercicio espiritual que trasciende de manera absoluta lo mundano, es un mandato de nuestro Creador en Su infinita Sabiduría que nos permite, a lo largo de un mes, tomar conciencia de nuestras contradicciones interiores, de nuestros deseos banales, nuestras pasiones, obsesiones, debilidades…..una pugna contra nosotros mismos en definitiva y en la que somos los únicos ganadores o perdedores, pues Allah Todopoderoso, no precisa de nosotros para nada.

    Concluimos, próximos como estamos al iftar con una última narración sobre la alegría del ayunante y pedimos a Allah, éxito en este mes de bendición y esperanza.
للصائم فرحتان فرحة عند إفطاره و فرحة عند لقاء ربه
“El ayunante tiene dos alegrías: cuando rompe su ayuno y cuando se encuentra con su Señor”.
Le pedimos a Allah que acepte nuestro esfuerzo en este bendito mes.

Sayed Anwar Ben Abderrahman

/112


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Mensaje del Líder Supremo a los Peregrinos del Hayy 2018
We are All Zakzaky