?>
‘Impeachment, reelección y venganza’

¿Trump fue maldito luego de ordenar el martirio del general Soleimaní? A un año de un polémico análisis

¿Trump fue maldito luego de ordenar el martirio del general Soleimaní? A un año de un polémico análisis

WASHINGTON. (ABNA) - La mayoría de los analistas internacionales, del lado de la vereda que se busque, han postulado tres tesis para poder describir el actuar de este excéntrico magnate y presidente de los Estados Unidos; la pregunta es ¿Esto corresponde a la realidad o es lo que los medios de comunicación quieren que nosotros creamos?

Hace un año hablamos de una serie de acontecimientos, que, si bien no se dieron tan pronto, finalmente se llegó casi al mismo panorama ya explicado. Para explicar la veracidad de nuestros puntos de vista, dejaremos la noticia completa a continuación:


24 de enero del 2020:


En primer lugar, nosotros para poder entender con mayor claridad este tema tendríamos que remontarnos inicialmente al inicio de su presidencia en el año 2017, Donald Trump; muchos analistas se adelantaron de vaticinar sobre un juicio político o Impeachment, en el cual el presidente Trump no terminaría su mandato. Recordando la prensa de aquel momento es digno mencionar que:

“Antes de terminar su mandato, Trump será destituido mediante un juicio político, estima el Dr. Allan Lichtman. Él fue uno de los pocos analistas que pronosticó el triunfo de Trump. Además de la pasada elección, ha acertado en todas sus predicciones desde 1984”.

“En entrevista, detalló que Trump saldrá de la Casa Blanca por no respetar la Ley, por sus arranques y porque no tiene experiencia política. Afirmó que su predicción es solamente una corazonada y no resultado de un estudio científico”.


(Extracto de la entrevista televisada en C-Span2 BookTV)

Como bien sabemos esto sucedió, no exactamente como se vaticinó, no se culpó a Donald Trump por acoso sexual, tampoco por una supuesta fundación falsa creada para reunir dinero para su campaña ni por sus excentricidades; a Donald Trump se le ha sentado en el banquillo del acusado tras revelarse que eventualmente retuvo millones de dólares que serían destinados para la ayuda militar a Ucrania (o marcar presencia fronteriza cerca de Rusia), condicionando esta ayuda para sacar a la luz ciertos negocios de miembros de la familia del demócrata Joe Biden, el que se pensaba que sería el opositor en las próximas elecciones de este año.

Es interesante que haya sido así y no como se creía, pues a la vez garantizan hacer visible que la democracia de EE.UU. funciona, siendo que la mayoría de los analistas políticos e internacionales creen que es imposible que sea destituido Donald Trump en el juicio político (el cual ya comenzó), por solo contar con 50 senadores demócratas, quienes se espera votaran en bloque en contra del inquilino de la Casa Blanca, y 53 a su favor que representarían los senadores republicanos, compañeros de armas de Trump.

Recandidatura de Donald Trump

Donald Trump cuenta con una gran popularidad y un gran rechazo dentro de su país, hay que recordar que ha tomado políticas proteccionistas que han hecho reactivar la economía y hasta cierto punto la industria estadounidense (iniciativas socialistas y no neoliberales curiosamente); todo esto se detendrá en relativa medida tras solucionar las diferencias con China.

A finales del año pasado El Mostrador además de mencionar el 2019 como el año económico para EE.UU. que hubiese esperado Donald Trump, agregó:

“El sector inmobiliario comenzó a elevarse en julio, mientras el sentimiento de los constructores de viviendas alcanzó su nivel más alto desde 1999 en diciembre. La industria inmobiliaria suele ser el principal impulsor del ciclo económico, por lo que la mejora continua reduciría en gran medida las probabilidades de una recesión en el primer semestre de 2020”.

Si bien es un presidente con una histórica impopularidad, el estadounidense promedio solo espera poder mantener su vida económica estable, tal como la llevaban sus padres y sus abuelos, junto a esas frases de post guerra; “Una casa propia, un automóvil en la cochera y un pavo en el horno”.

Asesinatos selectivos

Los gobiernos estadounidenses han llevado a cabo directa o indirectamente casi todos los golpes de Estado del mundo durante el pasado y actual siglo, han estado detrás de asesinatos selectivos, tortura y desapariciones sistemáticas de personas; muchos de ellos usando mercenarios de turno, llámenlos terroristas wahabíes, carteles de narcotraficantes o paramilitares, es muy poco común o increíble que Estados Unidos reconozca públicamente y use al Pentágono para avisar y reconocer el asesinato de un militar extranjero que no estaba incluido directamente en la lista de personas con orden y captura por terrorismo en la INTERPOL (sin embargo el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán, del cual se desprendía su brigada era considerada terrorista por EE.UU.), entonces a grandes y pequeños rasgos estaríamos en un caso muy diferente como cuando se anunció la supuesta muerte de Osama Bin Laden o de Abu Bakr Al-Bagdadi; estamos frente a un escandaloso enunciado muy similar a los que anuncian Al-Qaeda, el Daesh o Boko Haram frente la muerte de un inocente; un crimen a toda regla.

En su defensa Trump y su gobierno hablan que ellos hicieron justicia al asesinar a uno de los mayores responsables de ir eliminando sus tropas en Siria e Iraq, y supuestos planes de atacar la Embajada de EE.UU. en suelo mesopotámico.

Cazando mitos

Luego del atentado de EE.UU. contra el general iraní, la República Islámica cumplió su palabra y respondió en su primera etapa este ataque, solo fue una cachetada, palabras dichas por el Líder Supremo de la Revolución Islámica, el Imam Jameneí; por su parte EE.UU. no respondió con sus ‘52 puntos estratégicos iraníes que prometió destruir Trump’, el inquilino de la Casa Blanca se limitó en minimizar todo, solo respondió, ‘hasta aquí está todo bien’.

Tengo que reconocer que cualquier persona con conocimientos mínimos de historia y geopolítica vio aquí como una búsqueda desesperada de EE.UU. para hacer caer a Irán en una guerra, guerra que EE.UU. manejaría en coalición [árabe-israelí], sin embargo, la sorpresa de todos es que EE.UU. actuara como si nada hubiese pasado, siendo que pasaba frente sus narices el gran sueño de sus gobiernos desde el nacimiento de esta joven República Islámica en 1979, es ahí donde nos preguntamos ¿Qué era lo que realmente buscaba EE.UU.?

El juicio político comenzó igual, y en Estados Unidos ya no se habla del general Soleimaní, más bien solo quedó una imagen que Trump dejó al país al abismo de una guerra, además la sensación en sus ciudadanos de inseguridad dentro del país, esperando ataques al más estilo del 11-S; como dije anteriormente, el estadounidense promedio de hoy no busca ir a luchar en guerras ajenas, ya tienen padres, primos y amigos que nunca llegaron de Iraq, o llegaron en partes; ellos no quieren ser los siguientes.

“Un 56 % de los votantes estadounidenses rechazan la gestión del presidente Donald Trump con respecto a la crisis abierta con Irán, frente al 43 % que lo apoya, según un sondeo publicado los primeros días de enero por la cadena ABC.”

Si podemos leer con atención lo anterior, responderíamos varias de nuestras preguntas aquí, ya que esto no desconcentró al público votante estadounidense del juicio político; completamente desvalida la cortina de humo que señalan los analistas políticos.

Por otro lado, es un cliché creer que el estadounidense es un hijo del Tío Sam, que nace, crece y muere esperando ir a defender su patria; esas son ideas invalidas en pleno siglo XXI, les desearía mayor realismo a los analistas antes de decir esto y a los periodistas no publicar todo lo que escuchan de ellos.

Es una realidad que hoy se haya disminuido enormemente la posibilidad de una reelección de Donald Trump, también ha dividido a su partido; muchos republicanos no apoyaron esta iniciativa, la cual ‘aparentemente’ no le preguntó a nadie antes de dar la orden.

¿Qué significa todo esto?

No es un secreto que los presidentes de EE.UU. cumplen ordenes de los que controlan el Wall Street, y eso debe saberlo también un chico nacido y criado en Nueva York, como es el caso de Donald Trump.

Hay que recordar las palabras dichas por Mayer Amschel Rothschild:

“No importa a quien vote el pueblo, siempre votará por nosotros”.

Y como votan por ellos, ellos son los que dicen que hacer a su representante del Ejecutivo; es por esto que yo me atrevo a decir, reconociendo que podré tener un gran margen de error, que esta jugada fue diseñada para sacar a Donald Trump de la Casa Blanca con ‘Guante Blanco, que cubre una ‘Mano Negra’.

Esto por unanimidad dentro de los analistas internacionales lo ven como improbable, pero recordamos que de esos 53 senadores republicanos sólo necesitamos 2 o 3 que den un voto de castigo a Trump para sumarse a los votos en bloque de los demócratas y cambiar la historia.

Es posible que la muerte del General Soleimaní sea el grano de arena que necesitaban los demócratas.

_______________________________________________________________________________________


Aniversario del asesinato del General Soleimaní: ‘Una venganza caída del cielo’

Un año ha pasado, y las condiciones de un desenfrenado 2020 ha dado vuelta la tortilla política del gran magnate de Nueva York.

En enero del 2020, cuando la prensa mundial estaba pendiente del juicio político contra Donald Trump, termino con una absolución de los cargos contra el magnate en febrero del mismo año, sin embargo, Trump no alcanzó de celebrar a lo grande, ya que paralelamente comenzaba una pandemia mundial, de la cual el presidente de la ‘Democracia más Grande del Mundo’ le restaba importancia.

Trump en pleno discurso dado en el mes de abril sugiere investigar una vacuna basada en su imaginación y poca experiencia médica, hablando de desinfectantes como cura para el Covid-19; “Aplicaciones de un estudio sobre los letales efectos de la luz solar y la lejía para el coronavirus”, dijo el magnate.
En mayo del mismo año EE.UU. lideraba la lista de muertos e infectados a nivel mundial superando los 100 muertos; en las pocas semanas que se lleva de 2021 hay un conteo de más de 23.6 millones de contagiados y más de 393.000 muertos.


La economía de Trump


El Coronavirus logró el colapso nacional del mercado de valores, y se habló durante el 2020 de una ‘recesión’.

Según los datos dados por New York Times en marzo del 2020, las primas de seguros pueden aumentar en un 40 % el próximo año porque los costos de coronavirus no se tuvieron en cuenta al establecer las primas de 2020. Según el análisis, los costos sanitarios totales del tratamiento de la pandemia podrían ser de $34 mil millones de dólares a $251 mil millones de dólares.

La reserva federal de EEUU durante la segunda quincena de diciembre del 2020 dijo que espera una caída del PIB estadounidense de 2,4% este año y un crecimiento de 4,2% en 2021 y de 3,2% en 2022. En septiembre anticipaba una contracción del PIB de 3,7% en 2020, antes de una subida de 4% en 2021 y 3% en 2022. Tuvo un leve deceso la última semana del año.


Candidatura presidencial en EE.UU.


Llevadas a cabo el 3 de noviembre del pasado 2020, bajo métodos de seguridad por el nuevo coronavirus, tuvo como respuesta el 7 de noviembre, un nebuloso ganador; Joe Biden.

Donald Trump no quiso asumir su derrota y alegó fraude; oficialmente fue el 14 de diciembre elegido Joe Biden, quien contaba con un 51,38% de los votos, frente a su rival Donald Trump con 46.91 % quien continuaba alegando fraude.
Desobediencia civil inspirada en Donald Trump

El pasado 6 de enero el Senado estadounidense se vio obligado a suspender un debate respecto a una objeción de los resultados de las presidenciales, en donde había ganado Biden; miles de simpatizantes de Trump, lograron ingresar al Capitolio, obligaron a los senadores huir por subterráneos secretos, y la contienda cobró cuatro vidas. La intención de los antisociales era impedir el reconocimiento como ganador de Biden; algunos se atreven ir más lejos […]; agregan robo de documentación delicada, e intentos de asesinatos selectivos, todo a la mirada paciente de una policía de una república bananera.

Todas las culpas fueron apuntadas al saliente inquilino de la Casa Blanca; sus compañeros del partido Republicano, incluyendo el Vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence. Las declaraciones contra Trump se hicieron eco rápidamente, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, culpó a Trump directamente por el asalto al Capitolio, de igual forma se lamentaron por el hecho los mandatarios europeos, entre ellos, Ángela Merkel.

A los pocos días la mayoría de las redes sociales, encabezadas por Twitter, bloquearon permanentemente las cuentas de Trump, por ‘incitar al odio’.
Según diferentes sondeos, la mayoría absoluta del Congreso de EE.UU. tiene intención de destituir a Donald Trump, antes de entregar el cargo, quien además enfrenta nuevamente un Impeachment, todo esto a un año del asesinato del Hayy Soleimaní.


Escrito en exclusiva por ABNA24 redacción española

:::

245


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

پیام رهبر انقلاب به مسلمانان جهان به مناسبت حج 1441 / 2020
We are All Zakzaky
 no al acuerdo del siglo