Nahyul Balagha, discurso 1:

“Imam Ali (P) en este discurso describe la creación de los cielos y la tierra así como la creación del ser humano”

“Imam Ali (P) en este discurso describe la creación de los cielos y la tierra así como la creación del ser humano”

SANTIAGO. (ABNA) - Debemos toda gloria y alabanza al Alimentador, cuya Riqueza no puede ser descrita ni por los más grandes retóricos de todos los tiempos; cuyas Bendiciones y Generosidad no pueden ser adecuadamente retribuidas ni siquiera por quienes lo intentan del modo más asiduo y perseverante.

 Nadie puede comprender o explicar totalmente Su Ser, por mucho que lo intente. Ni la razón ni la sagacidad pueden visualizarle. La inteligencia, el conocimiento y la comprensión no pueden alcanzar la profundidad de conocimiento para estudiar o examinar la Deidad. Las facultades humanas de la concepción, percepción y aprendizaje, y los atributos de la voluntad, la intuición y la aprehensión no pueden ver Su Persona o sondear la extensión de Su Poder y Gloria. Sus atributos no pueden ser fijados, limitados o definidos. No existen palabras en ningún idioma para especificar o definir sus cualidades, peculiaridades, características y singularidades, dado que Su Ser es Eterno, por consiguiente no se pueden maginar un tiempo como el comienzo de Su Existencia y de modo similar no se puede determinar un tiempo para la Duración de Su Existencia.

La Creación de los Universos, la expansión universal del gas –primordial y su gradual solidificación en forma de montañas actuando como pernos en el cuerpo de la tierra es todo debido simplemente a Su Omnipotencia. El primer paso de la Religión es aceptar, comprender y darse cuenta de que Él Es el Señor. La perfección de la comprensión se encuentra en la convicción y en la confirmación y el auténtico camino de la certeza es creer sinceramente que no hay más Dios que Él. La forma correcta de creencia en Su Unicidad es darse cuenta de que es tan absolutamente puro y por encima de la naturaleza que nada puede sumarse o restarse a Su Ser.

Esto es, que uno debe darse cuenta que no hay diferencia entre Su Ser Sus Atributos y, Sus Atributos no deben ser diferenciados o distinguidos de Su Ser. Quienquiera que acepte que Sus Atributos son diferentes de Su Ser, de hecho abandona la Idea de Unicidad de Dios y cree en la dualidad (Él y Sus Atributos) Tal persona cree de hecho, que Él existe en partes.

Uno que tenga tal creencia no puede formarse un concepto auténtico de Dios. Es ignorante e intentará siempre caer en alguna creación de su imaginación como su dios. Y quienquiera que tenga tal creencia acepta limitaciones en Su Ser y Le limita a un lugar o poderes y atributos particulares y le pone al nivel de Sus criaturas. Creer que está investido de tales características de un determinado lugar (Paraíso o tierra) y dirigirse hacia Él de acuerdo con ello, o creer que está limitado a una

posición u ocasión especial (esto es localizarle) o considerar que un determinado tiempo o lugar puedan existir sin él y puedan estar vacíos de Su Omnisciencia y Omnipotencia7, tal concepción tiene como resultado asignar a la Deidad una unidad numérica.

Asignarle un sitio considerándole dentro o sobre un lugar significa someterle a las limitaciones de espacio u otorgarle un lugar secundario y sin importancia. Significa también creer que pueda existir algún lugar fuera de la esfera de Su Omnipresencia.

Su Existencia es Eterna. No comenzó a Existir en algún periodo de tiempo ni fue creado. Su Existencia no llegó a Serlo a partir de la existencia. Está con todo pero no física o corporalmente. Está alejado de todo pero no por distancia corporal o por estar desinteresado o indiferente hacia ello.Actúa y trabaja, pero la acción o el trabajo no requiere ningún movimiento o ayuda de ninguna parte de cuerpo, instrumentos o maquinarias. Veía incluso cuando no había ninguna cosa creada que ver. Es Uno y Solitario, porque no tiene compañero que le haga compañía o del que sintiera su ausencia.

Para Él la Creación de los Universos fue una acción simultánea. Los ha creado y todo lo que hay en ellos es la forma más perfecta y excelente, y originó la creación sin pasar por ninguna ansiedad9, sin ensayar primero con experimentos y beneficiándose luego de los resultados o mejorando los modelos; sin que ningún movimiento tuviera lugar en Su Ser; y sin que se encontrara obligado a ejecutar cuidadosamente un programa de línea de acción.


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

La-Realidad-Tal-Cual%20Es-Espanol