“Súplica recomendada para el vigésimo día del Bendito Mes de Ramadán”

“Súplica recomendada para el vigésimo día del Bendito Mes de Ramadán”

bn ‘Abbâs relata del Profeta Muhammad (PBUH) un largo dicho que contiene el gran mérito del ayuno de cada día de Ramadán y las súplicas para cada día.

 

Estas súplicas se puede hacerlas en cualquier momento del día sobre todo después de cada oración.

 

La súplica del día 20 del mes Ramadán

 

اللَّهُمَّ افْتَحْ لِي فِيهِ أَبْوَابَ الْجِنَانِ، وَ أَغْلِقْ عَنِّي فِيهِ أَبْوَابَ النِّيرَانِ، وَ وَفِّقْنِي فِيهِ لِتِلاوَةِ الْقُرْآنِ، يَا مُنْزِلَ السَّكِينَةِ فِي قُلُوبِ الْمُؤْمِنِينَ

 

al·lâhumma-ftah: fîhi abuâbal ÿinân ua agliq ‘annî fîhi abuâb-an nîrân ua uaffiqnî fîhi litilâuatil qur’ân iâ munzila-s sakînati fî qulûbil mu’minîn

 

¡Oh, Dios mío, abre para mí en este (día) las puertas del Paraíso, cierra para mí en este (día) las puertas del fuego y dame éxito en este (día) para recitar el Corán! ¡Oh, Quien desciende el sosiego a los corazones de los Creyentes!

 

Una breve explicación:

 

¡Oh, Dios mío, abre para mí en este (día) las puertas del Paraíso

 

¿Qué sentido tiene abrir las puertas del paraíso?

 

Si estamos viviendo en el mundo material y todavía no ha llegado el día juicio; entonces ¿Qué sentido tendrá abrir las puertas del paraíso hacia nosotros en este día?

 

Para responder a esta pregunta tenemos que conocer ¿Cuál es el paraíso y sus puertas?

 

De ahí que vemos que la realidad del paraíso es la satisfacción de Dios, en ese sentido cuando Dios sea satisfecho por su siervo, éste estará en el paraíso, porque el paraíso no es sino el resultado de la satisfacción de Dios de nuestros actos; en tal sentido si el paraíso es la satisfacción de Dios, las puertas del paraíso serán las sumisiones a Él.

 

Si pedimos en este vigésimo día que Dios abra las puertas del paraíso para nosotros, significará que nos ayude a realizar sus órdenes y abandonar todo lo prohibido.

 

¿Cuáles son las puertas del paraíso?:

 

En algunas narraciones nos han contado los imames sobre los nombres de las puertas del paraíso, por lo que de estos nombres también podemos entender que el sentido del paraíso y sus puertas no es sino la satisfacción de Dios; en otras palabras, son medios para entrar al paraíso.

 

El Imam Sadiq en un dicho nos relata 8 nombres de 8 puertas del paraíso:

 

La puerta de los luchadores.

La puerta de los orantes.

La puerta de los ayunantes.

La puerta de los pacientes.

La puerta de los gratos.

La puerta de los que hacen Zikr (recuerdan a Dios).

La puerta de los peregrinantes.

La puerta de los que son buenos (practican el bien).

Cierra para mí en este (día) las puertas del fuego.

 

Según la explicación anterior, si las puertas del paraíso tienen sentido sobre la realización de las acciones buenas, claramente las puertas del infierno tendrán sentido sobre los actos malos, por ende, si pedimos a Dios que nos ayude a realizar buenos actos a través de abrir las puertas del paraíso, en esta parte de la súplica, también le suplicamos que nos ayude a abandonar las malas acciones a través de cerrar las puertas del fuego.

 

Relacionado : La súplica del día 19 del mes Ramadán : Las bendiciones del día decreto

Una aleya coránica sobre las puertas del infierno:

 

El sagrado Corán dice:

 

لَها سَبْعَهُ أَبْوابٍ لِکلِّ بابٍ مِنْهُمْ جُزْءٌ مَقْسُومٌ

 

“Tiene siete puertas y cada una tendrá un grupo definido de ellas”. (Al-Hichr – aleya 44)

 

Según las narraciones, el paraíso tiene 8 puertas y el infierno 7 puertas; eso precisamente descubre la misericordia de Dios; ya que la misericordia divina es adelantada a la ira de Dios.

 

یَا مَنْ سَبَقَتْ رَحْمَتُهُ غَضَبَهُ

 

“Oh quien se ha adelantado su misericordia a su ira”.

 

Dame éxito en este (día) para recitar el Corán.

 

Nos han enseñado que, si queremos hablar con Dios, tenemos que rezar; sin embargo, si queremos que Dios nos hable tenemos que recitar el sagrado Corán.

 

El sagrado Corán contiene las palabras de Dios, las cuales son luces que iluminan el lugar donde se recite el Corán y el corazón de quien lo recita.

 

En una narración el Profeta del islam dice:

 

اِنَّ البَيتَ اِذا كَثُرَ فيهِ تِلاوَةُ القُرآنِ كَثُرَ خَيرُهُ وَ اتَّسَعَ اَهلُهُ وَ اَضاءَ لاَهلِ السَّماءِ كَما تُضى ءُ نُجومُ السَّماءِ لاَهلِ الدُّنيا

 

“Ciertamente la casa donde se recite en ella mucho el Corán, aumenta su bondad y se amplía (en el sustento y suministro…)  para sus residentes y se ilumina para los residentes del cielo (los ángeles) igual que la iluminación de las estrellas del cielo para los que están en la tierra”.

 

La importancia de la recitación del Corán en el mes del Ramadán:

 

Al mes de Ramadán lo llaman la primavera del Corán. Si en este mes hemos elegido ser huéspedes de Dios y asistir a su invitación; entonces debemos aprovechar este tiempo para hablar con Él.

 

En las madrugadas de este mes las puertas del cielo están abiertas como señalamos anteriormente y los ángeles de Dios esperan que los huéspedes de Él, pidan algo para que sea aceptado; pues recitar el Corán trae tranquilidad y bendición.

 

De acuerdo a varios relatos, recitar una aleya del Corán en el mes de Ramadán equivale a recitar un tercio del Corán y recitarlo tres veces equivale a la recitación de todo el Corán.

 

De ahí es que el ayunante pide a Dios que le de éxito para recitar el Corán en este vigésimo día del mes Ramadán.

 

Insha Allah que esta súplica en su totalidad sea respondida para todos.


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

La-Realidad-Tal-Cual%20Es-Espanol