Análisis: ¿Qué hay detrás de la alfombra roja saudí para el sultan omaní?

Análisis: ¿Qué hay detrás de la alfombra roja saudí para el sultan omaní?

RIAD. (ABNA) - Arabia Saudí recibió el domingo al sultán Haizam bin Tarik de Omán, quien llegó a Riad para una visita de dos días, el primer viaje al extranjero desde que asumió el cargo en enero de 2020 ...

Según la Agencia Noticiosa Ahlul Bait (ABNA) - Arabia Saudí recibió el domingo al sultán Haizam bin Tarik de Omán, quien llegó a Riad para una visita de dos días, el primer viaje al extranjero desde que asumió el cargo en enero de 2020, realizado por invitación del rey saudí Salman bin Abdulaziz , la visita atrajo la atención de los medios y de los observadores. La guerra de Yemen, la crisis de Siria, las conversaciones nucleares con Irán, el impulso del Consejo de Cooperación del Golfo (Persa) y la cooperación bilateral fueron los posibles puntos de discusión durante el viaje. Aquí hay una pregunta: ¿Qué objetivos persiguen los líderes de Arabia Saudí y Omán detrás del viaje?


Motivaciones bilaterales: Bin Salman tiene sueños políticos, el sultán Haizam busca beneficios económicos


Además de fortalecer las relaciones bilaterales, Arabia Saudí y Omán persiguen objetivos específicos. Las políticas regionales del reino saudí están sufriendo actualmente grandes pérdidas y frustración. Por un lado, la política agresiva del príncipe Mohammed en Asia occidental se ha estancado y, por otro lado, Riad ha sufrido presiones sustanciales con la llegada al poder de Joe Biden, y bin Salman encuentra su puesto cada vez más en juego.

Esta es una fuerza impulsora detrás del gobernante de facto saudí que se embarca en la revisión de la política regional a medida que sus fracasos se expresan cada vez más, mientras mantiene a tantos actores regionales como sea posible al lado de Riad. A mediados de mayo, el príncipe Mohammed incluso le dio al emir de Qatar una cálida recepción en Yeddah, después de una crisis de cuatro años.

La invitación al gobernante omaní debe leerse como parte de la nueva política exterior. El gobernante saudí quiere que Muscat se incorpore a los planes regionales de Arabia Saudí. Los privilegios económicos como la sugerencia de sincronizar la Visión 2030 de Arabia Saudí con la Visión 2040 de Omán están en la agenda de Arabia Saudí para llevar a Omán a su lado.

Omán ha estado lidiando con problemas económicos últimamente y el mes pasado, el sultanato que alguna vez fue tranquilo fue testigo de protestas que se quejan del empeoramiento de las condiciones de vida. En mayo y también en junio, las protestas se tornaron violentas cuando las fuerzas de seguridad se desplegaron para dispersar a los manifestantes que alzaron la voz contra los despidos y la preocupante situación económica. La mayoría de los manifestantes eran trabajadores del acero y el aluminio que perdieron su trabajo en medio de problemas que afectaron a las industrias del país.

Lo interesante es que las manifestaciones fueron las primeras con bin Tarik. Para abordar el problema, que tiene el potencial de ampliarse, el sultán Haizam toma medidas para mejorar la economía y las condiciones de vida, ya que los bajos precios del petróleo y la crisis del coronavirus dejaron sufriendo la economía.


Esfuerzos infructuosos de Bin Salman ahora en la estación de Muscat


Aunque bin Salman busca guiar a Omán a través de los petrodólares hacia el pleno cumplimiento de sus políticas regionales, la realidad es que tal evento parece muy poco probable por dos razones principales: Primero, Omán tiene una política tradicional de neutralidad y deseo de mediación en crisis y esto se erige como un gran obstáculo por delante de la tendencia de Muscat hacia los saudíes. En las últimas décadas, el difunto sultán Qabus siempre puso por encima de toda la política de mediación y neutralidad, y el sultán Haizam ha demostrado que no habrá cambios en este principio. Después de la muerte de Qabus, los saudíes y los emiratíes probaron sus posibilidades de atraer al nuevo sultán a su lado, pero él, en declaraciones y prácticas, demostró que sigue la política de "amigo de todos y enemigo de nadie".

En segundo lugar, Omán ha demostrado en los últimos años que sigue un camino muy diferente al de Arabia Saudí en varios casos y crisis regionales. La crisis de Yemen, el impulso saudí para apoderarse de la provincia de Al Mahra de Yemen que comparte fronteras con Arabia Saudí, la diferencia sobre el papel del Movimiento Ansarolá en el futuro de Yemen, el programa nuclear de Irán y las relaciones con Teherán, la normalización con el régimen israelí y la crisis de Qatar son casos en los que los dos las posturas de las partes entran en conflicto. Más importante aún, un día antes de esta visita, el ministro de Relaciones Exteriores de Omán, Sayyid Badr bin Hamad Al-Busaidi, dijo al periódico Asharq Al Awsat que su país "no será" el tercer país árabe del Golfo Pérsico en normalizarse con Israel.

"Apoyamos los derechos legítimos del pueblo palestino y respetamos las decisiones soberanas de los países como esperamos que otros países respeten las nuestras", dijo Al-Busaidi al periódico en idioma árabe con sede en Londres.



Traducido en exclusiva por ABNA24 redacción española

© 2005-2021 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

::::
245


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Imam Khamenei's message to pilgrims of Hajj 2021 in 37 languages
پیام رهبر انقلاب به مسلمانان جهان به مناسبت حج 1441 / 2020
We are All Zakzaky
 no al acuerdo del siglo