Análisis: ¿Se unirán los independientes a la coalición liderada por Sadr?

Análisis: ¿Se unirán los independientes a la coalición liderada por Sadr?

BAGDAD. (ABNA) - Un principio clave en la política pragmática sugiere que "la validez de cualquier doctrina política depende, en gran medida, del éxito de esa doctrina cuando se implementa realmente. Desde este punto de vista, para lograr el resultado deseado, los tomadores de decisiones deben mirar con realismo la situación política, es decir, la realidad tal como es y no como debería ser.

Según la Agencia Noticiosa Ahlul Bait (ABNA) -Esta visión se está manifestando considerablemente en la actuación de los principales actores de estos días en la política de Iraq, un país donde seis meses después de las elecciones parlamentarias, los grupos políticos aún no han llegado a un acuerdo para formar un nuevo gobierno, dando lugar a una limbo que puede empujar al país a una nueva crisis política si se permite que continúe. 

Una mirada a los acontecimientos posteriores a las elecciones en los últimos meses y después de que se conociera el peso aproximado de las alianzas, es claro para los observadores iraquíes que ninguna de estas alianzas, a saber, la Coalición de Salvación liderada por Sadristas y el Marco de Coordinación Shiíta (SCF ), son independientemente capaces de formar un nuevo gobierno. En medio de esta incertidumbre, la sociedad iraquí espera un movimiento creativo para una salida. 

 Esta expectativa se creó por última vez tras el final del plazo de 40 días de Muqtada as-Sadr a otros grupos políticos para formar un gabinete. Sin embargo, la nueva iniciativa de as-Sadr para el período posterior a la fecha límite apenas inyecta nuevas esperanzas al público sobre el cambio de la situación política actual. 

En la nueva iniciativa de as-Sadr, invitó a miembros independientes del parlamento a unirse a la Coalición de Salvación, que él cree que es la coalición mayoritaria. 

“Los instamos a formar un grupo independiente con al menos 40 miembros fuera del Marco de Coordinación, que ha perdido su oportunidad”, tuiteó Sadr el miércoles, llamando a los independientes la tercera facción más grande en el parlamento. 

Agregó que los parlamentarios independientes deberían unirse a una coalición más grande para formar un gobierno independiente. Esta coalición votará a favor de un gobierno formado por el Movimiento Sadrista, el Partido Democrático del Kurdistán y el bloque de Soberanía Suní. El Movimiento Sadrista, según el comunicado, no interferirá en la elección de sus ministros.

“También enfatizamos que tendrán un máximo de 15 días para hacerlo a fin de acelerar el fin del sufrimiento de la nación”, se lee en el comunicado. 

Los parlamentarios independientes vieron un fuerte aumento en su importancia después de que el fallo del Tribunal Federal sugiriera la necesidad de la presencia de dos tercios de los legisladores para una sesión parlamentaria formal. Esto motivó a As-Sadr a recurrir a ellos como la única opción que posiblemente contribuyera a la formación del gobierno. Ahora queda por ver si los independientes se unirían a una coalición liderada por As-Sadr. 

Ciertamente, la iniciativa de As-Sadr no conducirá fácilmente al resultado esperado, y los desafíos que se avecinan están lejos de ser pequeños. Después de todo, él ya ha hecho todo lo posible para ganar los votos de los independientes, y algunos de los independientes ya son parte de la Coalición de Salvación tripartita. Entonces, no es que los independientes no se hayan unido a As-Sadr todavía. 

El hecho es que muchos de los diputados que ingresaron al parlamento como independientes fueron presentados con el apoyo de las fuerzas políticas tradicionales, por lo que varios de ellos desde el principio se alinearon con estas fuerzas políticas. Por lo tanto, la expectativa de un cambio dramático en la orientación de los legisladores independientes es poco realista. 

Por otro lado, el SCF ha demostrado más de una vez que mantiene fuertemente al tercer garante para bloquear la formación de las sesiones del parlamento. El 30 de marzo, una vez más, con la ausencia de más de 140 miembros del parlamento en la sesión de elección del presidente, la sesión dejó de ser oficial, demostrando el poder del SCF a todos. 

En las últimas semanas, la continuación del estancamiento político no solo desafió el poder de As-Sadr para atraer a los independientes, sino que también provocó caídas en su propia coalición. El 27 de abril, Ali Az-Zubaidi, del bloque Fatah, dijo que más de 10 miembros de la coalición As-Sadr desertaron y se unieron al SCF. 

Pero mientras que las posibilidades de que la nueva iniciativa de As-Sadr haga un cambio son escasas, las iniciativas del rival SCF han demostrado ser más proporcionales a las realidades políticas iraquíes y también más implementables. Además de atraer el apoyo público, esto presentaría un desempeño más atractivo para los parlamentarios a favor del enfoque nacionalista.

 

Traducido en exclusiva por ABNA24 redacción española

 

© 2005-2022 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

 

::::

245


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

La-Realidad-Tal-Cual%20Es-Espanol