Análisis: “Cuatro impulsores detrás de la revisión de la política de Turquía para con Siria después de una década de conflicto”

Análisis: “Cuatro impulsores detrás de la revisión de la política de Turquía para con Siria después de una década de conflicto”

ANKARA. (ABNA) - En los últimos meses, un cambio en el enfoque de la política exterior turca y la revisión de Erdogan de las relaciones con otros actores regionales e internacionales han llamado la atención de los observadores políticos. Desde los levantamientos árabes en 2011 y particularmente desde 2016, Ankara se embarcó en una política intervencionista activa, provocando serias tensiones con Estados Unidos, Europa, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Egipto, así como con sus vecinos Grecia y Chipre.

Según la Agencia Noticiosa Ahlul Bait (ABNA) - La presidencia de Joe Biden en Estados Unidos y la escalada de tensiones entre Turquía y Occidente parecen haber persuadido a Erdogan de reconsiderar su enfoque de política exterior. Mientras tanto, uno de los países que recientemente ha ocupado un lugar central en el enfoque de ablandamiento y desescalada de Turquía es Siria. En todos estos años desde 2011, Ankara ha exigido la destitución incondicional del presidente Bashar al-Assad, e incluso en los años posteriores a 2017, en tres operaciones, el Escudo del Éufrates, la Rama de Olivo y el Manantial de la Paz, Turquía ocupó partes del norte de Siria. Sin embargo, en las nuevas condiciones, la evidencia sugiere que Ankara ha seguido una política de desescalada hacia Siria al restablecer los vínculos con el gobierno legítimo de Damasco. ¿Cuáles son los principales impulsores y motivos de la revisión de la política de Siria por parte de Ankara?

Cambio en la vista de Damasco en Ankara

La manifestación más significativa del cambio de actitud de Turquía hacia el gobierno de Damasco se puede ver en la reunión entre Hakan Fidan, el jefe del aparato de inteligencia de Turquía, y su homólogo sirio Ali Mamluk en la capital iraquí, Bagdad. En los últimos días, los medios turcos han revelado la planificación de una reunión de este tipo entre los principales líderes de seguridad de los dos países. Cabe destacar que la reunión entre Fidan y Mamluk en Bagdad es la segunda reunión entre los dos funcionarios turcos y sirios. Se conocieron por primera vez en enero de 2020 en Moscú.

Ismail Hakki Pekin, exjefe del servicio de inteligencia militar turco, comentó sobre una reunión de este tipo entre Fidan y Mamluk y dijo que ese proceso fue respaldado por Rusia e Irán durante años, pero que no avanzó. Sin embargo, dijo, con Fidan comenzaron los desarrollos que resultaron en la restauración de los canales diplomáticos, marcando un nuevo período. El ex funcionario de inteligencia turco declaró que Fidan y Mamluk en Bagdad abordaron dos temas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y los refugiados sirios. También discutieron partes de Siria donde Turquía tiene influencia como Idlib y Daraa y una nueva hoja de ruta, continuó.

Pero, ¿por qué Erdogan está dejando de lado la hostilidad de una década hacia Siria?

Campo de batalla de Siria y ecuaciones políticas: el factor más importante son los triunfos antiterroristas de Damasco. Desde 2016, Siria comenzó a recuperar territorios perdidos por los terroristas respaldados por extranjeros, además del Daesh. Esto trajo relativa estabilidad y seguridad al país árabe. Contrariamente a los planes iniciales de Erdogan y los países occidentales, a pesar de toda la ayuda financiera y logística a una letanía de facciones terroristas, el gobierno y el ejército sirio, con la ayuda de los aliados Irán y Rusia, lograron derrotar a los combatientes takfiríes y restablecer el estado de derecho en 70 por ciento del territorio del país. Además, las elecciones presidenciales de mayo en las que Assad ganó de manera decisiva con el 95 por ciento, cimentó los cimientos de la legitimidad de Assad. Estos desarrollos hacen que Ankara se enfrente al hecho de que no hay forma de eludir la interacción e incluso la cooperación con el gobierno de Damasco en la Nueva Siria.

Las tensiones entre Turquía y Occidente bajo Biden aumentan, lo que requiere una desescalada con Oriente: el segundo motor del cambio de política de Erdogan tiene que ver con las relaciones entre Turquía y Occidente en 2016, el año de un golpe militar, el líder turco culpó a Occidente y sus aliados en la región y en el mismo país, lo que fue un plan en contra de Erdogan. En los últimos años, Erdogan se ha visto envuelto en tensiones con los Estados Unidos y los países europeos mientras perseguía una política de giro hacia el Este en varios niveles de formulación de políticas. El estado de rupturas entre Ankara y Occidente ha progresado hasta el punto en que los observadores políticos han anunciado el fin de la alianza estratégica de Turquía con la región atlántica y el comienzo de una nueva era de tensión entre las dos partes. A medida que aumentan las tensiones, mirar hacia el Este se incluye en la agenda de Ankara, pero Erdogan ahora es claramente consciente de que el preludio de trabajar con Oriente es la cercanía a las posiciones de actores como Rusia, China e Irán. Uno de los principales puntos donde chocan las posturas turcas con estos poderes es Siria. La política de Siria revisada es la puerta a la cercanía con Occidente y Erdogan está dando pasos hacia eso en sus nuevas políticas.

La política interior turca impulsa la revisión de la política de Siria; el tercer impulsor de la desescalada con Siria son las ecuaciones políticas dentro de Turquía. Los refugiados sirios durante la última década han sido un caso desafiante para los políticos y partidos turcos. Kemal Kılıçdaroğlu, presidente del Partido Republicano del Pueblo, dijo repetidamente que devolverá a casa a los refugiados sirios acogidos por Turquía. Meral Akşener del Partido del Bien, un partido de oposición, dijo que estaba lista para viajar a Damasco para reunirse con funcionarios del gobierno de Assad en busca de una solución para el caso de los refugiados. Con tal atmósfera creciendo en la política turca, Erdogan y sus compañeros políticos buscan establecer canales con Damasco para evitar las repercusiones de los desafíos de los refugiados, una táctica que les ayuda a bloquear a la oposición, mediante la instrumentalización de los refugiados en el concurso electoral.

Evitar el aumento de poder del campo anti-Hermandad Musulmana: En los últimos años, las políticas turcas en la región llevaron a Ankara a una confrontación con el campo opuesto, representado por Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos y Egipto. Los tres países árabes forman un frente anti-Hermandad Musulmana frente al campo de los Hermanos Musulmanes liderado por Turquía y Qatar. El cauteloso avance de los tres estados árabes hacia la reconciliación con Siria hizo que Erdogan se preocupara por su cooperación con Damasco. Mediante conversaciones directas con el gobierno sirio, los funcionarios turcos esperan cerrar el camino hacia la cercanía de Damasco con Riad, Abu Dhabi y El Cairo.



Traducido en exclusiva por ABNA24 redacción española

© 2005-2021 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

::::
245


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Imam Khamenei's message to pilgrims of Hajj 2021 in 37 languages
We are All Zakzaky