Análisis - Campaña de Rusia en Ucrania: ¿Cómo está reaccionando Asia occidental?

Análisis - Campaña de Rusia en Ucrania: ¿Cómo está reaccionando Asia occidental?

TEHERÁN. (ABNA) -La operación rusa en Ucrania entró en su quinto día el lunes. Los informes que emanan de Ucrania hablan de enfrentamientos entre las fuerzas rusas y ucranianas en varias partes de Ucrania, incluida Jarkiv, la ciudad más grande después de la capital, Kiev. Esto ocurre cuando los esfuerzos internacionales por un alto el fuego hasta ahora no han ido a ninguna parte y las potencias occidentales comenzaron una nueva ronda de sanciones contra Moscú.

Según la Agencia Noticiosa Ahlul Bait (ABNA) -Las reacciones a la operación militar rusa en Ucrania hasta ahora han sido diversas. Esto también es cierto en los países árabes. 

Precipitada postura libanesa sobre conflicto en Ucrania 

Al mismo tiempo que comenzaba la campaña rusa en el este de Ucrania, el Ministerio de Relaciones Exteriores libanés emitió un comunicado condenando la acción militar de Moscú, lo que provocó reacciones dentro del Líbano, y algunos vieron la postura apresurada y sorprendente.

Al oponerse a la posición del Ministerio de Relaciones Exteriores libanés, el ministro de Trabajo libanés, Mustafa Bayram, enfatizó que la posición oficial del Líbano sobre Rusia debe ser consistente con una política de neutralidad de larga data.

Calificando la declaración de apresurada, dijo que era injustificable y que la mayoría de los ministros del gabinete enfatizaron la necesidad de comprometerse con la política de neutralidad. 

Legislador de Hezbolá: El canciller debería explicarlo 

El representante de Hezbolá en el parlamento, Ibrahim al-Musawi, también tuiteó criticando duramente la postura del Ministerio de Relaciones Exteriores libanés de condenar la operación de Rusia en Ucrania, y agregó que el ministro de Relaciones Exteriores debería dar explicaciones. 

Afirmó que donde quieren, reclaman neutralidad y donde quieren, interfieren y condenan, preguntándose "qué tipo de política exterior persigue el Líbano y cuál es el lugar de los intereses libaneses en esta política exterior".

Por otro lado, Hassan Fazlolá, otro representante de Hezbolá en el parlamento, enfatizó en su discurso que la declaración no reflejaba la posición de la nación y el gobierno libanés. 

El ministro de Cultura libanés, Muhammad al-Murtadha, miembro del movimiento Amal, aliado de Hezbolá, también protestó por la postura del Ministerio de Relaciones Exteriores y dijo que el ministro de Relaciones Exteriores no tenía derecho a tomar una posición sin referirse al gabinete. 

El asesor del presidente Michel Aoun arremetió contra la postura. Amal Abu Zayd describió como "sorprendente" la postura y agregó que parecía que el ministro de Relaciones Exteriores estaba bajo presión para emitir la declaración. 

Abu Zayd enfatizó que la posición del Ministerio de Relaciones Exteriores no refleja el consenso libanés sobre la relación profunda entre Beirut y Moscú, y que el jefe del Movimiento Nacional Libre, en contacto con el embajador ruso en el Líbano, expresó su descontento con la declaración.

La asesora presidencial libanesa también señaló que pronto visitaría Moscú para discutir la posición del Líbano sobre Ucrania con funcionarios libaneses. 

La embajada rusa en Beirut: Postura sesgada del Ministerio de Relaciones Exteriores de Líbano 

La embajada rusa en Beirut también emitió una declaración en reacción, afirmando que la posición estaba en contra de la política de neutralidad y significaba un sesgo a favor de una parte contra la otra. 

Los emiratos árabes eligen el silencio 

Si hubiera sido hace varios años, quizás los ricos emiratos árabes del Golfo Pérsico se habrían inclinado por la postura de Estados Unidos contra Rusia, pero el impulso a sus relaciones con Rusia les hizo optar por un camino intermedio entre las dos potencias. 

Mientras que los países occidentales han condenado unánimemente la campaña rusa en Ucrania, las monarquías árabes del Consejo de Cooperación del Golfo (Pérsico) han optado por permanecer en silencio. 

Según los expertos, su falta de voluntad para elegir un bando en el conflicto se puede explicarse por la importancia de la energía, la economía y la seguridad. 

"No solo se han fortalecido las relaciones económicas, sino también las relaciones de seguridad entre estos países [árabes] y Moscú", dijo a la AFP Anne Gadel, investigadora de política exterior del Instituto Montaigne. 

Los Emiratos Árabes Unidos, junto con China e India, se abstuvieron de votar el viernes en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para una resolución estadounidense-albanesa que pide a Moscú que retire sus fuerzas de Ucrania. Rusia vetó la resolución.

Tras la votación, la agencia oficial de noticias de los Emiratos Árabes Unidos (WAM) informó de una llamada telefónica entre los jefes del aparato diplomático emiratí y estadounidense. 

Además, está previsto que el ministro de Asuntos Exteriores de los EAU, Abdulá bin Zayed Al Nahyan, se reúna con su homólogo ruso en Moscú. 

Arabia Saudí, Omán y Kuwait también han optado por el silencio hasta ahora. 

Riad y Abu Dabi también han tenido relaciones tensas con los EE.UU. en los últimos años por cuestiones de derechos humanos y negocios de armas. Los servicios de inteligencia estadounidenses han acusado a Riad de matar al periodista saudí Yamal Jashogi en 2018. Abu Dabi amenazó a Washington en diciembre de 2021 con la cancelación del acuerdo de compra del F-35 y, finalmente, el gobierno de Joe Biden ha limitado un poco su intervención militar en la región. 

Andreas Krieg, investigador del Kings College London, comentó sobre las relaciones árabe-rusas y dijo que "Rusia es vista como un aliado ideológico, mientras que las demandas de derechos humanos de Estados Unidos están resultando problemáticas". 

Adicionalmente, según cifras oficiales, el comercio entre Rusia y las monarquías árabes, especialmente Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, en 2021 alcanzó los 5.000 millones de dólares. 

La mayoría de los países (P) del CCG, como actores clave en el mercado de la energía, tienen relaciones de producción y asociación con Rusia. Riad y Moscú lideran la coalición OPEP Plus y controlan estrictamente la producción para respaldar el mercado.

La coalición OPEP Plus consta de 23 miembros, incluidos 13 miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus 10 socios. La OPEP limitó su producción para apoyar el mercado de crudo como parte de su acuerdo con los aliados. Los países árabes miembros de la OPEP se encuentran en una situación diplomática difícil porque mantener el acuerdo OPEP Plus, que controla la producción y sostiene los precios, está claramente en la cima de su agenda.

Ellen Wald, investigadora principal del Atlantic Council Global Energy Market, dijo a la AFP que los estados árabes del Golfo Pérsico temen dañar estas relaciones y buscan mantener la participación rusa en la OPEP Plus.

"Si Rusia abandona la coalición, probablemente se rompa el acuerdo", agregó. 

Los impactos del conflicto de Ucrania en Asia Occidental 

La guerra en Ucrania tendrá implicaciones innegables para la región de Asia occidental. La región es uno de los centros de suministro de energía y, debido a las sanciones contra Rusia, especialmente en el sector energético, veremos más presión sobre el suministro de energía de Asia occidental. 

Al mismo tiempo, algunas empresas y bancos rusos en países árabes como los Emiratos Árabes Unidos, y específicamente en Dubai, tienen sucursales y oficinas, y no está claro si los funcionarios emiratíes estarán dispuestos a cumplir con las sanciones occidentales y estadounidenses o hacer la vista gorda. las actividades de empresas y bancos rusos sancionados. Con la abstención de los Emiratos Árabes Unidos en la votación de la resolución antirrusa en el Consejo de Seguridad, es probable que las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos, a pesar de las sanciones occidentales, no estén demasiado obsesionadas con las empresas y los bancos rusos. 

Por otro lado, Ucrania es proveedor de trigo de algunos estados árabes como Egipto. Entre 2020 y 2021, Egipto importó 12,5 millones de toneladas de trigo, el 85 por ciento de las cuales proviene de Rusia y Ucrania. Por lo tanto, es muy probable que la guerra en Ucrania y el embargo comercial con Rusia afecten el suministro de alimentos y trigo a algunos países árabes y, por lo tanto, algunos han pronosticado un aumento en los precios de los alimentos en Asia occidental. 

Entre los países de Asia occidental, Rusia también abordó la crisis de Ucrania de manera conservadora, ya que una parte considerable de las marcas turísticas turcas y egipcias son una parte de los turistas rusos. Esto significa que los turcos no están dispuestos a perder fácilmente a sus visitantes rusos al cumplir con las sanciones occidentales sobre Moscú. En otras palabras, el cumplimiento de Turquía y Egipto con las sanciones antirrusas de Occidente no es fácil, especialmente porque los egipcios en los últimos años adquirieron parte de sus necesidades de armas de Rusia y, por lo tanto, El Cairo tiene que continuar sus relaciones con Moscú por el bien de su armas a pesar de las sanciones occidentales.

 

 

Traducido en exclusiva por ABNA24 redacción española

 

© 2005-2022 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

 

::::

245

 


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

La-Realidad-Tal-Cual%20Es-Espanol