Análisis - Crisis de Kazajstán: ¿Disputa interna o revolución de color tramada por Occidente?

Análisis - Crisis de Kazajstán: ¿Disputa interna o revolución de color tramada por Occidente?

ALMATY. (ABNA) - La situación aún no se ha calmado en Kazajstán, donde disturbios y enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los manifestantes, algunos de ellos armados, se apoderaron del país desde la semana pasada.

Según la Agencia Noticiosa Ahlul Bait (ABNA) – Funcionarios de Kazajstán dicen que más de 4.000 personas han sido detenidas en los últimos días. Las protestas en Kazajstán fueron provocadas por el aumento de los precios del combustible, pero a medida que se extendían los disturbios, los manifestantes plantearon otras demandas, incluidas las libertades políticas.

El presidente de Kazajstán, Kassym-Yomart Tokayev, ordenó la represión de las protestas y dijo a las fuerzas de seguridad que pueden disparar contra los manifestantes sin previo aviso. 

Con el país en calma y seguro durante años, los disturbios que se desarrollan generan varias especulaciones sobre las razones principales detrás de los rápidos acontecimientos. 

¿Una disputa interna? 

Cuando comenzaron las protestas en Kazajstán el miércoles pasado, estos acontecimientos fueron inesperados para muchos. Aunque las protestas se originaron en el descontento por el aumento del precio del combustible, desde el principio, algunos dijeron que son el resultado de conflictos internos en Kazajstán y agregaron que las protestas fueron explotadas, si no planeadas, por el actual presidente Tokayev y tenían como objetivo reducir la presión y la influencia del ex presidente Nursultan Nazarbayev. Las especulaciones se ampliaron especialmente después de que circularon los rumores de que Nazarbayev huía del país. El sábado, el portavoz de Nazarbayev rechazó la noticia y dijo que el fundador de la Kazajstán moderna estaba en la capital. Su publicación en Twitter decía que el expresidente está en el país, realizó algunas reuniones de consulta y se mantuvo en contacto con Tokayev. Él también, continuó el vocero, "Habló con líderes de países amigos e instó a la gente a unirse en apoyo al actual presidente para capear las condiciones actuales". 

Se han negado los rumores sobre la salida de Nazarbayev, pero no hay duda de que Tokayev aprovechó las protestas actuales para reducir el poder de Nazarbayev. Aunque Nazarbayev no ha sido presidente desde 2019, ha conservado su influencia y poder en la ex república soviética. Parece que Tokayev busca alejar a Nazarbayev del poder y por eso parece que fue destituido de la presidencia del poderoso Consejo de Seguridad Nacional en medio de las manifestaciones. 

Nazarbayev gobernó el país durante unas tres décadas con puño de hierro y atrajo cientos de miles de millones de dólares en inversión extranjera para los sectores de energía y minería. Con extrema astucia, estableció una relación equilibrada con los fuertes vecinos Rusia y China. Pero era intolerante con la oposición y fue acusado por Occidente y las organizaciones de derechos humanos de abusos contra los derechos humanos y violación de las libertades democráticas. Se estima que una gran parte de la economía del país está en manos de su familia y después de su destitución del Consejo de Seguridad Nacional como su centro neurálgico, las cosas no están claras sobre cómo se desarrollaría para él. 

Sin embargo, las continuas protestas en Kazajstán muestran que el tema va mucho más allá de la disputa de poder interna, aunque brindó una oportunidad adecuada para ajustar cuentas políticas. El sábado, el Comité de Seguridad Nacional declaró el arresto de Karim Masimov, quien también fue despedido de su cargo durante las protestas como jefe del comité. Masimov es un aliado de Nazarbayev y se desempeñó como primer ministro de 2007 a 2012 y de 2014 a 2016. Su destitución y arresto se consideran parte de una campaña de purga impulsada por el actual presidente. 

Impasse de la revolución de color en Kazajistán 

Las protestas en Kazajstán han provocado reacciones internacionales generalizadas, con Rusia reaccionando tan seriamente que ha desplegado tropas en una misión de mantenimiento de la paz en el marco de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (CSTO), un bloque de seguridad regional liderado por Rusia. Alrededor de 2.500 soldados con equipo pesado de varios países de Asia Central están estacionados actualmente en Kazajstán bajo el mando de la misión de mantenimiento de la paz rusa. Moscú dijo que el despliegue se produjo a instancias del presidente kazajo. Al mismo tiempo que se envían tropas rusas a Kazajstán, un corresponsal de la BBC informó que la plaza central de Almaty se ha convertido en un "campo de batalla" y el sonido de las ametralladoras se puede escuchar durante la noche en la ciudad más grande de Kazajstán. 

Rusia está muy preocupada de que la inestabilidad y la inseguridad en Kazajstán se extiendan a Rusia y, por lo tanto, no aceptará disturbios en Kazajstán bajo ninguna circunstancia. 

Por otro lado, el despliegue de las fuerzas de mantenimiento de la paz lideradas por Rusia en Kazajistán se ha encontrado con una reacción estadounidense, con un portavoz de la Casa Blanca cuestionando la legalidad del envío. Hasta ahora, la respuesta de EE.UU. a los acontecimientos de Kazajstán ha sido conservadora, pero al mismo tiempo muchos han dicho que los disturbios de Kazajstán tienen sus raíces en la conspiración de Occidente contra Rusia. En otras palabras, Occidente liderado por Estados Unidos está tratando de desviar la atención de Rusia de las tensiones en Ucrania a la situación en Kazajstán organizando protestas. Algunos expertos sugieren que las protestas en Kazajstán tienen el sello distintivo de una revolución de color, una serie de cambios de gobierno dispuestos por Occidente en los vecinos de Rusia desde la década de 2000. 

Pero los líderes de los estados regionales, incluidos Armenia, Turquía, Tayikistán y Azerbaiyán, en una reacción unida con el Kremlin, aseguraron el apoyo del presidente de Kazajstán, indicando que respaldan a Moscú en estos desarrollos. 

Con los países de la región demostrando una postura alineada con Rusia en la preservación del gobierno de Kazajstán, la revolución de color de ojos occidentales no parece tener posibilidades de éxito en el gran e importante país de Asia Central.

 

Traducido en exclusiva por ABNA24 redacción española

 

© 2005-2022 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

 

::::

245

 


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

La-Realidad-Tal-Cual%20Es-Espanol