Análisis: Disputa electoral iraquí: "Tres posibles escenarios de alianza"

Análisis: Disputa electoral iraquí:

BAGDAD. (ABNA) - Una semana después de que se anunciaran los sorprendentes resultados de las elecciones parlamentarias que resultaron confusos y divisorios para los partidos políticos y los líderes que se suponía que debían iniciar las consultas para formar un nuevo gobierno, los grupos que protestaban por los resultados "manipulados" están unidos bajo el Marco de Coordinación Shiíta (SCF) para hacer su voz más fuerte en el impulso para influir en los desarrollos políticos. Con este fin, la semana pasada, el SCF dijo que no participará en ninguna negociación sobre un nuevo gabinete antes de un enfrentamiento por las disputadas elecciones.

Según la Agencia Noticiosa Ahlul Bait (ABNA) - El SCF está formado por todas las fuerzas shiítas, excluyendo el Movimiento Sadrist dirigido por Muqtada as-Sadr. Aunque se formó para el período preelectoral, el marco parece vivir en la siguiente etapa política y desempeñar un papel crucial en la formación del nuevo gabinete, especialmente porque sus escaños parlamentarios totales superan en número a los del Movimiento Sadrista que fue puesto en primer lugar por los resultados, publicado por el Alto Comité Electoral Independiente (IHEC).

Esto envía mensajes claros sobre la complejidad del proceso de formación del gabinete y la posibilidad de prolongar la formación de un nuevo gobierno. La pregunta ahora es si retirarse de las conversaciones sería un signo de completa oposición a los resultados y un intento de anular los resultados, o una medida temporal para examinar más a fondo las condiciones y herramientas de presión para moderar las tendencias monopólicas de los partidos victoriosos.

"La mayoría de los socios no están encontrando una manera de superar la crisis electoral, pero la rechazan de alguna manera [...] si las formas legales y populares fallan, tendremos un plan a largo plazo", dijo un miembro del liderazgo de Fatah en comentarios.

Esto, según coinciden muchos, significa que Iraq puede pasar de una etapa de choque a un horizonte político laberíntico después del resultado de la votación sustancialmente cuestionado.

Otra pregunta es si el descontento con los resultados puede conducir a la formación de un bloque independiente con poder y escaños adecuados para formar un nuevo gabinete.

Muhammed As-Sayhud, miembro de la alianza del Estado de Derecho dirigida por el ex primer ministro Nuri al-Maliki, dijo que la alianza dentro de varios bloques shiítas y los independientes podría formar una mayoría y luego acordar con los kurdos y sunitas para formar una Gobierno.

La constitución iraquí se refiere a la concesión del derecho a formar un gobierno al bloque parlamentario más grande, como se establece en la primera cláusula del artículo 76: "El Presidente de la República encargará al candidato del bloque más grande del Consejo de Representantes la formación del Consejo de Ministros dentro de los quince días siguientes a la fecha de la elección del Presidente de la República”.

Teniendo esto en cuenta, puede haber tres escenarios sobre las posibles coaliciones que forman el gobierno.

El primer escenario, que es el escenario más posible, se refiere a la coalición de los ganadores. Según este escenario, los principales partidos victoriosos, Movimiento Sadrista, Partido Democrático del Kurdistán y Partido del Progreso, formarán el bloque mayoritario en el nuevo parlamento. Si bien este escenario es probable dadas las señales positivas intercambiadas entre estas partes sobre la política interior, su alianza aún está envuelta en ambigüedad. Esam Hussain, miembro del Movimiento Sadrista, dijo a la versión árabe del sitio web de noticias The Independent que el movimiento formó un equipo de negociación, pero que aún no ha hablado con ninguna de las partes y no hay signos de coalición.

El segundo escenario plantea la posibilidad de que surja un nuevo bloque compuesto por las fuerzas shiítas, sunitas y kurdos.

Este escenario también parece tener una pequeña posibilidad por razones como la posibilidad de tensiones en la escena política iraquí debido al poder y la popularidad de los sadristas. Pero dado el poder de SCF, como elegir no participar en las conversaciones del gabinete, el bloque sigue siendo influyente.

El tercer escenario es la entrada de Sadr en un gobierno de coalición creado por un "bloque mayoritario". Este escenario, como el segundo, no es fácil de considerar principalmente porque Sadr espera un gobierno transformador y, por lo tanto, encuentra que la alianza con las fuerzas tradicionales daña su base de votos.

Ahora queda esperar y ver a qué escenario lleva el alboroto postelectoral. ¿Habrá nuevas sorpresas o posibles alianzas? ¿Estabilidad o turbulencia?



Traducido en exclusiva por ABNA24 redacción española

© 2005-2021 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

::::
245


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Imam Khamenei's message to pilgrims of Hajj 2021 in 37 languages
We are All Zakzaky