Análisis: Respuesta “dos por uno” del CGRI a la piratería de petroleros en Grecia

Análisis: Respuesta “dos por uno” del CGRI a la piratería de petroleros en Grecia

TEHERÁN. (ABNA) - El Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica de Irán (CGRI) anunció en un comunicado el viernes que se apoderó de dos petroleros griegos, Delta Poseidon y Prudent Warrior, frente a las costas de Asaluyeh y Bandar Lengeh.

Según la Agencia Noticiosa Ahlul Bait (ABNA) - La Guardia Revolucionaria advirtió a Grecia que 17 barcos griegos más podrían ser incautados en el área si no se libera el petrolero Lana, que Atenas incautó que transportaba petróleo iraní en abril. Se dice que ambos barcos incautados tienen una capacidad total de alrededor de 300.000 toneladas, equivalente a 1,8 millones de barriles de petróleo u otros productos derivados del petróleo, que ahora está en posesión de Irán. 

El gobierno griego protestó por la medida, emitiendo declaraciones acusando a Irán de "piratería". El Ministerio de Relaciones Exteriores griego pidió la liberación inmediata de los barcos y sus tripulaciones, diciendo que tales acciones tendrían consecuencias negativas para las relaciones bilaterales e Irán-UE. 

Grecia acusa a Irán de piratería mientras que el 19 de abril se apoderó del petrolero ruso Lana, que transportaba 115.000 toneladas de crudo, frente a la isla de Ovia, y cuarenta días después afirmó que entregó su carga a EE.UU. Atenas dijo que esta decisión se tomó a pedido de Estados Unidos y con el fin de implementar sanciones contra Irán y Rusia. El petrolero incautado es propiedad de Rusia, pero su envío de petróleo pertenecía a Irán, y los funcionarios iraníes pidieron repetidamente al gobierno griego que devolviera el petrolero, pero los griegos finalmente cedieron ante Washington. Los estadounidenses afirman que están listos para llegar a un acuerdo con Irán sobre su programa nuclear, pero por otro lado, están dando pasos que hacen que el acuerdo sea mucho más inalcanzable. Las acciones del Cuerpo de Guardias Revolucionarios Islámicos (CGRI, por sus siglas en inglés) demostraron que Irán aún mantiene activo el principio de ojo por ojo, 

No aprender de la experiencia británica 

Grecia parece haber olvidado la experiencia británica que tuvo consecuencias para Londres. A principios de julio de 2019, cuando Gran Bretaña se apoderó del petrolero iraní en Gibraltar, las autoridades iraníes pidieron al gobierno británico que liberara su petrolero Grace 1. Pero Londres rechazó, dando a Irán una razón para recurrir a medidas punitivas. El 14 de julio, Irán capturó el petrolero británico Stena Impero mientras pasaba por el Estrecho de Ormuz por "violación de las reglas internacionales de navegación". En ese momento, una declaración del CGRI dijo que el barco se movió en una línea de navegación incorrecta, apagó sus señales de seguimiento e ignoró las advertencias de la guardia costera iraní que le ordenó detenerse para evitar un posible incidente. 

Gran Bretaña, que es en sí misma el rey de la piratería, acusó a Irán de piratería e inicialmente no tenía intención de entregar el petrolero iraní y se resistió a la solicitud de los iraníes, pero finalmente se rindió después de la incautación recíproca iraní. Grecia también ha seguido los pasos de Gran Bretaña esta vez y ahora se encuentra en una encrucijada entre ceder a la solicitud estadounidense o salvar sus propios barcos y ceder ante Irán. Irán ya ha demostrado que no pagaría rescate y que Atenas se rendiría a Teherán al final del camino. Grecia sabe que, además de estos envíos de petróleo, sus otros envíos enfrentarán el mismo destino y, por lo tanto, enfrentará desafíos para cumplir con sus desafíos energéticos. 

Irán no pagaría rescate 

Irán siempre ha demostrado que respeta los derechos de todos los países a la libre navegación y transporte marítimo internacional, pero también tomará medidas de represalia y punitivas cuando otros actores pongan en peligro sus intereses. 

Las acciones de EE.UU. y sus aliados para apoderarse de petroleros iraníes con el pretexto de sanciones son ejemplos de piratería que no quedarán impunes, y deben saber que tales acciones no pueden evitar que el CGRI enfrente sus violaciones marítimas. Aunque estos países son obedientes a las demandas de EE. UU. y no tienen libre albedrío, deben saber que, en caso de tensiones con Irán, Washington no defenderá sus intereses, por lo que deben considerar todos los aspectos en sus decisiones. Irán ha advertido repetidamente que, si Occidente continúa con sus medidas de escalada, podría interrumpir los envíos de petróleo desde el Golfo Pérsico al cerrar el Estrecho de Ormuz. 

La incautación de petroleros británicos y griegos por parte de la guardia costera iraní envía un mensaje a Occidente: Irán no los apaciguará en lo que respecta a la defensa de sus intereses nacionales y no renunciará a sus intereses y responderá con decisión a las acciones hostiles. Si Occidente quiere secuestrar petroleros iraníes siempre que lo desee con el pretexto de sanciones, también debe tener en cuenta que la era del golpe y la fuga ha terminado, y si calculan mal, Irán tiene el potencial y las herramientas para castigar. 

El derecho legal de Irán a la autodefensa 

Occidente siempre exagera sobre las medidas iraníes en la región para obtener apoyo internacional para las presiones anti-iraníes, pero tales campañas de propaganda no llegan a ninguna parte. Después de todo, fue Grecia quien comenzó el juego de la incautación de petroleros, por lo que la respuesta de Irán está dentro de las leyes internacionales y no es piratería. En virtud de dos convenciones de Ginebra de 1958 y Jamaica de 1982, que establecen un sistema legal de vías navegables internacionales y el derecho de paso de los barcos, Irán tiene derecho a tomar medidas similares si sus intereses nacionales están en juego. Por lo tanto, la acción de Irán ha sido tomar represalias y defender sus propios intereses y su derecho inalienable. Dado que Washington y sus aliados no han escatimado acciones hostiles contra Irán durante las últimas cuatro décadas y han aplicado repetidamente estas políticas equivocadas en el pasado, sus acciones provocativas no deben limitarse al tiempo presente y continuarán en el futuro. Irán, en el lado opuesto, está decidido a tomar medidas para proteger sus intereses. 

Desde otra dimensión, los estadounidenses afirman que buscan formas de reemplazar el petróleo ruso para contener la crisis mundial del precio del petróleo, pero en la práctica se mueven por el camino equivocado. La incautación del petrolero iraní no solo no ayuda a calmar los mercados mundiales de energía, sino que también aumenta las tensiones que resultan en nuevos desafíos para los mercados de energía y más aumentos de precios como consecuencias preliminares. 

La política hostil de Washington contra Irán se produce en medio de afirmaciones de seriedad sobre la reactivación del acuerdo nuclear, oficialmente llamado Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA). Irán exige medidas de buena voluntad como el levantamiento de parte de las sanciones, incluso sobre sus exportaciones de petróleo, para que EE.UU. muestre su intención sería de restaurar el acuerdo de 2015. Pero los estadounidenses siguen cometiendo sus errores del pasado y no muestran determinación para un acuerdo con Teherán.

 

 

Traducido en exclusiva por ABNA24 redacción española

 

© 2005-2022 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

 

::::

245


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

La-Realidad-Tal-Cual%20Es-Espanol