El Donbás deja atrás la era de las masacres

El Donbás deja atrás la era de las masacres

Durante ocho años, el Donbás, una antigua región del este de Ucrania que no aceptó los resultados del golpe de estado en Kiev en 2014, ha estado bajo frecuentes bombardeos de los batallones nacionalistas y las fuerzas armadas de Ucrania.

Los residentes de Donbás lo llamaron un crimen de guerra contra el pueblo y, desde ese momento, Ucrania dejó de ser su estado a sus ojos. Según investigadores rusos, las acciones del ejército ucraniano provocaron la muerte de miles de civiles. También se destruyeron 2.200 instalaciones de infraestructura civil.

Puede verse una escuela municipal de la tristemente conocida ciudad de Gorlovka en la región de Donbás, que está siendo bombardeada regularmente.

La última vez que fue bombardeada por la artillería ucraniana fue el 24 de febrero. Los maestros murieron en el lugar. Pero uno de los bombardeos recientes más fuertes silenciados por los medios occidentales ocurrió el 14 de marzo en Donetsk.

El ejército ucraniano golpeó el centro de la ciudad con un misil táctico Tochka-U equipado con una ojiva de racimo. El misil fue derribado por la defensa aérea rusa, pero debido a la caída de los escombros murieron 23 personas y 18 resultaron heridas.

La emotiva respuesta del jefe de la República Popular de Lugansk fue un anuncio sobre la celebración de un referéndum para unirse a Rusia. Más tarde, explicó que la tarea principal que enfrenta ahora el liderazgo de la RPL es la liberación de su territorio y la finalización de las hostilidades. Según él, los batallones de nacionalistas ucranianos son responsables del asesinato, tortura, robo y violación de civiles en el Donbás.

La mayoría de ellos recuedan la experiencia de las acciones de las SS durante la Segunda Guerra Mundial y en la localidad de Trekhizbenka, la gente, todavía aterrorizada, no cree todavía en la liberación y susurra sobre cómo fueron intimidados y sometidos a violencia.

Aquí, los militares de la RPL encontraron cámaras de tortura con símbolos nazis colgados y los restos de quienes simplemente desaparecieron de la localidad un día sin dejar rastro. Los documentos y un depósito de armamento fueron dejados por la organización terrorista “Sector Derechista”.

El ejército ruso y las milicias de Donetsk y Lugansk dicen que recopilaron documentos sobre casos de crueldad contra la población del Donbás y personas de otras regiones de Ucrania. Los documentos incluyen fotos de personas muertas por bombardeos y ejecuciones, símbolos rúnicos y signos de batallones nacionalistas.

Numerosos residentes de Volnovaja, recientemente liberada, dijeron a Press TV que cuando las fuerzas rusas entraron en su ciudad, los batallones ucranianos destruyeron todas las propiedades civiles. A los residentes de la ciudad se les prohibió abandonarla y comenzaron los saqueos.

En Lugansk, los militares mostraron tanques y armas pesadas dejadas por militares ucranianos en las ciudades y pueblos liberados. Todos los lanzagranadas y municiones capturados, vehículos blindados de transporte de personal, tanques y lanzagranadas son producciones del Reino Unido, Turquía y los países de la OTAN.

Los líderes y ciudadanos de Donbás enfatizan que la operación militar en curso de Rusia fue solo una respuesta a los actos criminales de Kiev contra el Donbás y una medida oportuna y preventiva.

Hoy, Moscú dice que tiene documentos con pruebas de que Kiev estaba preparando un ataque a gran escala y tenía la intención de destruir la RPD y la RPL.

Rusia dice que su objetivo durante el último mes ha sido atacar la infraestructura militar ucraniana para evitar que el enemigo se reagrupe y refuerce su presencia en el Donbás. Dice que seguirá adelante con la estrategia hasta que toda la región sea liberada.


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

La-Realidad-Tal-Cual%20Es-Espanol