"El régimen imperante en Arabia Saudí ejecuta a otro shiíta de Qatif"

QATIF. (ABNA) - Las autoridades saudíes han ejecutado a un ciudadano de la región de Qatif de la provincia oriental del reino, rica en petróleo y poblada mayoritariamente por shiítas, por su presunta participación en actividades terroristas y posesión de armas.

Según la Agencia Noticiosa Ahlul Bait (ABNA) - La Agencia de Prensa Saudita (SPA) estatal, citando al Ministerio del Interior, informó que la sentencia de muerte se llevó a cabo contra Makki bin Kazem Al Obaid en la ciudad de Dammam el lunes.

El hombre saudí que fue ejecutado "participó en dos operaciones de disparos contra las fuerzas de seguridad con la intención de matar" y "en el tráfico y posesión de armas", alegó el ministerio en un comunicado.

Estaba "vinculado a personas buscadas por actividades relacionadas con el terrorismo", afirmó además el comunicado.

El 5 de octubre, las autoridades saudíes ejecutaron a un ciudadano de la región de Qatif después de acusarlo de presuntos vínculos con una "célula terrorista".

El Ministerio del Interior del reino alegó en ese momento que el ciudadano saudí, identificado como Muslim bin Muhammad al-Muhsin, participó en el asesinato de otro ciudadano, posición de armas y fabricó una bomba cóctel Molotov para atacar al personal de seguridad.

La SPA agregó que la célula terrorista había buscado desestabilizar la seguridad interna del país.

Arabia Saudí ha intensificado las detenciones, el enjuiciamiento y la condena por motivos políticos de escritores disidentes pacíficos y activistas de derechos humanos, en particular en la Provincia Oriental.

La provincia ha sido escenario de manifestaciones pacíficas desde febrero de 2011. Los manifestantes han estado exigiendo reformas, libertad de expresión, la liberación de presos políticos y el fin de la discriminación económica y religiosa contra la región.

Las protestas se han enfrentado con una dura represión, y las fuerzas del régimen han aumentado las medidas de seguridad en toda la provincia.

Desde que Muhammad bin Salman se convirtió en el líder de facto de Arabia Saudí en 2017, el reino ha incrementado los arrestos de activistas, blogueros, intelectuales y otras personas percibidas como opositores políticos, mostrando una tolerancia casi nula hacia la disidencia incluso frente a las condenas internacionales de la represión.

Se ha ejecutado a eruditos musulmanes y se ha encarcelado y torturado a activistas por los derechos de las mujeres mientras se siguen negando las libertades de expresión, asociación y creencias.

En los últimos años, Riad también ha redefinido sus leyes antiterroristas para apuntar al activismo.

En enero de 2016, las autoridades saudíes ejecutaron al clérigo shiíta Sheij Nimr Baqir an-Nimr, quien era un crítico abierto del régimen de Riad. el Sheij Nimr había sido arrestado en Qatif en 2012.

Traducido en exclusiva por ABNA24 redacción española

© 2005-2021 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

::::
245


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

Imam Khamenei's message to pilgrims of Hajj 2021 in 37 languages
We are All Zakzaky