Entrevista al religioso chileno Sheij Gustavo Zehnder Sady:

La Comunidad Islámica y Palestina bajo el nuevo Gobierno de Gabriel Boric en Chile

Roberto Chambi Calle[1]

La Comunidad Islámica y Palestina bajo el nuevo Gobierno de Gabriel Boric en Chile

SAO PAULO. (ABNA) - Las protestas iniciadas el 2019 conocidas como “la primavera de Chile”, “Chile Despertó” o la “Revuelta de Octubre”, fueron el caldo de cultivo para la emergencia de nuevos líderes políticos como el actual presidente electo Gabriel Boric; así como la consolidación de la Asamblea Constituyente para la redacción de una nueva Carta Magna más humanista, social e inclusiva.

Fue tan grande el estallido social, que el gobierno tuvo que decretar un estado de sitio en plena democracia, las protestas se habían vuelto incontrolables; pues la sociedad en su mayoría estaba asfixiada y cansada por los altos costos sociales —educación, salud, vivienda; etc.— frente a un gobierno sordo, duro y conservador; “Chile había despertado”.

Aquel 18 de octubre de 2019, los principios del final de un ciclo —conservador derechista— habían comenzado, sus alaridos enfurecidos enceguecían a  jóvenes estudiantes, como el universitario de 21 años Gustavo Gatica, quien fruto del impacto de balines perdió la visión de ambos ojos, siendo él, uno más de los 400 jóvenes que perdieron el globo ocular por los disparos de los carabineros chilenos, —según el informe del  Instituto de Derechos Humanos de Chile y Amnistía Internacional— no teniendo Piñera más opción que  decretar un “toque de queda”, aquel que era de uso frecuente en la dictadura de Augusto Pinochet.

El estallido social logró reunir a varios sectores —estudiantes, obreros, campesinos, indígenas; etc.— quienes frente a las balas y los tanques de agua resistieron y doblegaron a un gobierno inhumano y estólido.  Las consecuencias de esta represión dieron como resultado más de 31 muertos y más de 8000 víctimas de violencia estatal según Amnistía Internacional[2].

En los acuerdos de Paz —en el que participó el entonces Diputado Boric— se garantizó que las demandas de los actores sociales sean respondidas y que sea él, el  garante para que sea llevada el plebiscito y la Asamblea Constituyente, en respuesta a todos los movimientos sociales reprimidos enérgicamente por la administración de Piñera, sin duda este compromiso asumido no será fácil debido a la conjunción de varios actores sociales que serán el andamio de su gobierno; pero  es sin duda el reto más importante  de las nuevas generaciones para consolidar un nuevo estado, esta vez con la participación de todos (as) los chilenos.

Dentro del programa de más de 230 páginas del futuro gobierno de Boric, se hace una referencia muy sucinta al tema religioso, más aún cuando éste hizo una alianza con Daniel Jadue para llegar a la Presidencia.  Jadue, político de origen palestino, ha sido criticado por sus posturas respecto al derecho de Palestina; pero no solo esta unión le ha costado críticas, sino que antes de su participación como candidato ha sido fustigado por  la comunidad judía quienes los tildaron de “antisemita”, cuando al recibir un regalo —un tarro de miel— dijo en aquella oportunidad; “La Comunidad Judía en Chile me envía un tarrito de miel por el año nuevo judío, reafirmando su compromiso con "una sociedad más inclusiva, solidaria y respetuosa". Agradezco el gesto, pero podrían partir por pedirle a Israel que devuelva el territorio palestino ilegalmente ocupado.”

El panorama en lo que respecta a varias esferas sociales y religiosas: musulmanes, judíos, cristianos, indígenas, mapuches; etc… sin duda darán un nuevo matiz al pueblo chileno, en este contexto para poder comprender más estos tópicos en especial en lo referente al islam y la comunidad islámica, se hace urgente poder tener una perspectiva de lo que será el nuevo gobierno en Chile, así como hacer un diagnóstico de la situación actual de la Comunidad Islámica, para lo cual el Teólogo de origen palestino, estudiado en el Seminario Religioso de la Santa Ciudad de Qom en la República Islámica de Irán, Lic. Gustavo Zehnder Sady, pueda brindarnos algunos elementos de la presencia, trayectoria y futuro posicionamiento de la comunidad islámica y el movimiento de la comunidad palestina bajo la nueva presidencia que se asumirá el 22 de marzo de la presente gestión.

Roberto Chambi Calle: ¿Cuál es la situación política-religiosa de las comunidades islámicas y cuáles han sido sus principales roles frente a las demandas de los musulmanes y la sociedad chilena desde la “explosión social” de octubre de 2019?

Gustavo Zehnder Sady: La situación política-religiosa de las comunidades en Chile han sido activas, si bien no participaron en las manifestaciones bajo una institución representativa, ya que no existe ninguna organización que los represente o los englobe como ‘musulmanes’, si lo hicieron de forma independiente o en diálogos con la ADIR [Asociación de Diálogo Inter Religioso], a partir del despertar social de 2019. Todas las religiones representadas en esta asociación, participaron, incluyendo musulmanes [suníes, sufíes y shiítas]. La comunidad Shiíta del Centro Islámico Imam Mahdi (a.y) participó en varios cabildos, y se hicieron trabajos de comunicación. La ADIR llamó a todos sus miembros, compartiendo opiniones, dudas y aportando a la democracia chilena, la cual trabaja a diario en la libertad de culto.

El rol de los musulmanes shiítas siempre será defender el derecho de las personas a vivir en una sociedad que garantice el respeto a la dignidad humana, y justamente este punto fue el que millones de chilenos y chilenas exigieron en manifestaciones con el eslogan “Que la Dignidad se Haga Costumbre”.

Roberto Chambi Calle: La comunidad islámica de Chile —Shia o Sunna— ¿Ha tenido alguna demanda dentro de las protestas sociales frente al gobierno durante “la primavera chilena”?

Gustavo Zehnder Sady: Si bien no ha tenido demandas propiamente tal, si podemos decir que la relación que tiene nuestra comunidad con las demandas sociales que han surgido con el estallido social de 2019, y ahora con el nuevo gobierno del presidente electo, son compartidas con el resto de chilenos y chilenas, y la  comunidad tiene voz,  una voz usada en encuentros de dialogo que tienen relación directa con los acontecimientos que ha vivido nuestro país. Al ser nosotros chilenos y también nuestra comunidad tener entre sus feligreses no chilenos, son varios los puntos que nosotros como musulmanes si aportamos a partir del estallido social; primero nosotros tenemos que velar por la dignidad e integridad de todas las personas, independiente de su origen, condición social, y generó. La postura de nuestra comunidad Imam Mahdi (a.y) es siempre aportar a crear líneas de dialogo y defender la dignidad, que es parte del legado del Imam Hussain (P). Nosotros en nuestro dialogo podemos dar a conocer los casos de emigrantes con las características propias de personas buscan una nueva vida en nuestro país. Luego está hablar de la diversidad, en donde en esta directamente relacionada nuestra cosmovisión religiosa; somos musulmanes viviendo fuera del mundo islámico, somos diferentes que a la vez tenemos que abogar por el respeto, por un lado, adaptarnos a las reglas preestablecidas, y por otro lado pedir respeto si es que no lo están otorgando, ya sea por la libertad de culto o bajo el derecho de expresarnos libremente. Migrar también es un derecho del cual nosotros defendemos, y si analizamos esto con calma todos estos derechos en muchos casos son un tema que nosotros tenemos que cuidar y proteger, ya que tenemos en nuestras filas de feligreses inmigrantes, inmigrantes musulmanes que no tienen voz; si estos tienen niños y van a comer a la escuela ¿Quién se preocupa de su comida es halal o no? ¿Quién se preocupa si vulneran el derecho de una niña emigrante que use velo?

Hay miembros de nuestra comunidad que si participaron en protestas de forma particular, los cuales buscaban una visualización de nosotros como musulmanes, mayor participación de los musulmanes en las políticas públicas, como también revisar las materias que competen las preguntas abiertas realizadas anteriormente. Hay un punto muy interesante, el cual las mujeres miembros de nuestro centro se han manifestado para alzar la voz del Islam, cambiar ciertas políticas que aún no son ni entendidas en Chile, por ejemplo pedir una doctora / ginecóloga en Chile para una musulmana no deja de ser algo que hay que explicar, cosa que no debería ser así.

Roberto Chambi Calle: Gabriel Boric, una vez asumida la presidencia el 22 de marzo de 2022 iniciaría la aplicación de su plan de gobierno, en el mismo que ha propuesto un estado laico y de respeto a todas las creencias religiosas y espirituales, ¿Crees que esta laicidad perjudicaría a la comunidad islámica?

Gustavo Zehnder Sady: Viendo y considerando que el laicismo en Chile se impone a nivel constitucional con la Carta Magna de 1925, y luego de eso proliferado lentamente todas las creencias religiosas presentes actualmente en nuestro país, llegando a crear diferentes organizaciones de carácter administrativo, incluso de dependencia estatal como es el caso de la ONAR, la cual pertenece a la secretaria de la presidencia de la República. Esto nos habla ya de una precedencia que se ha convertido en tradición, por otro lado, vemos como ya ha dicho en varias ocasiones nuestro presidente electo, y también lo ha demostrado, no tiene mayor interés en retroceder en las materias que ya se ha desarrollado nuestro país, sino ir sumando mejoras. Aquí nos da para pensar que la comunidad islámica no resultará perjudicada, y en el peor de los casos se mantendrá al igual que las administraciones pasadas.

Roberto Chambi Calle: En caso de que las cuestiones relacionadas con el islam y la comunidad islámica no sean consideradas por el nuevo gobierno, ¿La comunidad islámica en aras de salvaguardar sus derechos tiene algún pacto con algún representante en la Asamblea Constituyente para que estos sean incluidos en la nueva Carta Magna?

Gustavo Zehnder Sady: De momento no tenemos a ningún constituyente que realmente este en pacto o represente nuestros intereses como comunidad islámica, sin embargo, Chile posee otras organizaciones para poder manifestar nuestras demandas y eventuales descontentos; tenemos la ONAR y la ADIR, entre otras, en donde además tenemos representación.

Roberto Chambi Calle: La comunidad islámica en Chile tiene en su mayoría una raigambre árabe, esas nuevas generaciones, ¿Qué tipo de postura o ideología política tienen? o ¿Son ajenas a las mismas dedicándose solo a su actividad espiritual?

Gustavo Zehnder Sady: Si bien en Chile el Islam entró con la población migrante árabe del antiguo Imperio Otomano, arrancando de la discriminación en primeros años, y de la guerra y las nuevas administraciones coloniales (británica y francesa) después, hoy la población musulmana chilena es bastante diversa, al igual que la propia población chilena, aún tiene entre sus feligreses descendientes de esas migraciones, pero también se han sumado paquistaníes, afganos y un gran número de conversos de diferentes orígenes; dentro de un grupo interesante de conversos están los palestinos de la diáspora; la mayoría de ellos asentados en Chile eran cristianos, sin embargo, varios de ellos se han hecho musulmanes en Chile, al ver en el Islam y especialmente en el shiísmo una postura clara basada en la fe y la defensa de Palestina y Al-Quds.

Roberto Chambi Calle: Como especialista en historia islámica ¿Cuál crees que ha sido el aporte más importante de la comunidad islámica para el pueblo chileno?

Gustavo Zehnder Sady: Lamentablemente la comunidad islámica en Chile no ha hecho grandes aportes en Chile, tal como comunidad islámica; como comunidad árabe podemos hablar mucho y un innumerable impacto en lo social, político y económico, en donde claro hay elementos musulmanes muchas veces ya diluido entre la mayoría árabe cristiana; al ser históricamente el Islam en la comunidad árabe de Chile una minoría dentro de las minorías, los mismos matrimonios mixtos, la necesidades de espacios (la primera mezquita data de 1989), deja limitado a la influencia musulmana en Chile a unos cuantos apellidos ligados a la política que no defendieron los intereses del Islam ni tampoco eran relacionados con esta religión, sino más bien al poder y el estatus de una comunidad económicamente pujante; la árabe.

Hoy esto está cambiando, tenemos una comunidad islámica con una gran voluntad de ser parte de este proceso de cambio y dignidad actual; los musulmanes están del lado del oprimido y trabajando para que nuestro país crezca de una forma más igualitaria en donde también nosotros ganemos espacios.

Roberto Chambi Calle: A parte de ser chileno tienes ascendencia Palestina, sabemos que la comunidad de palestinos es una de las que tiene un posicionamiento importante en Chile, ¿En qué medida crees que su presencia ayudaría a consolidar el derecho de Palestina como un estado soberano en un Gobierno de corte socialista como el de Boric?

Gustavo Zehnder Sady: Si efectivamente tengo sangre palestina por madre, y al igual que la mayoría de palestinos de mi país, mi familia era cristiana y de Belén. Soy parte de aquellos nietos de palestinos que hemos encontrado respuesta a nuestra lucha en el Islam en Chile, irónicamente muy lejos del mundo árabe-musulmán. Chile con Boric o sin Boric apoyará a consolidar el derecho de Palestina de tener un Estado soberano bien demarcado, sin embargo, la diferencia con Gabriel Boric estará con la forma que él desafié al sionismo y al Ente ocupante (Israel), creo muy factible que esto se traduzca en mayor boicot a Israel.

Yo en lo personal y en lo particular siempre estaré al servicio de mi comunidad musulmana y a la reivindicación de los derechos de Palestina, me gustaría hablar algún día de esto con el presidente electo.

Roberto Chambi Calle: ¿Crees que la alianza de Boric con Daniel Jadue —a quien quizás nombre ministro— perjudicaría las relaciones de la comunidad judía y musulmana?

Gustavo Zehnder Sady: Ya se descartó que fuera nombrado ministro a Daniel Jadue, y de ser así dudo mucho que perjudicara a las relaciones con la comunidad judía y musulmana, sin embargo, está claro que enojaría transversalmente a grupos de derecha existente en ambos grupos religiosos. Lo que si pienso que eventualmente puede suceder y si podría producir un gran quiebre con la comunidad judía de derecha y prosionista es la postura más dura y crítica hacia Israel y un eventual acercamiento a países musulmanes del eje de la resistencia.

Roberto Chambi Calle: Boric en su momento condenó las acciones del ente ocupacionista israelí contra Palestina, denotando con ello su postura, ¿Estando ya en ejercicio de sus funciones crees que mantendrá la misma como presidente?

Gustavo Zehnder Sady: Si, y no hay ninguna duda sobre esto, nuestro presidente Gabriel Boric se ha demostrado ser un gran defensor de la causa Palestina, y criticó del régimen israelí; esta es una postura que va más allá de Gabriel Boric, es la posición institucional de un país que defiende a Palestina, ya que en el habita la comunidad palestina más grande de occidente y fuera de Medio Oriente, y poseedora de un gran capital socioeconómico, esa política quien sea quien gobierne Chile se mantendrá, sin embargo, se espera que el nivel de condenas a Israel sean más grandes y más comprometidas, y es ahí donde en la arena política podremos ver si hay o no una diferencia con los anteriores mandatarios.

Roberto Chambi Calle: ¿Cuál será el futuro de la Comunidad Islámica de acá en adelante con esta nueva administración, la cual garantizará la Asamblea Constituyente y la redacción de una nueva constitución?

Gustavo Zehnder Sady: Tenemos fe que será mejor, ya que se está abriendo un dialogo, nuestra comunidad está más madura, y los mismos ánimos del nuevo gobierno en coordinación con nuestros esfuerzos y la ayuda de Dios creará mejoras en materia de DD.HH., tanto la libertad de culto como nuestra libertad de expresión de nuestra fe al externalizarla.

Roberto Chambi Calle: Para finalizar, ¿Crees que la presencia del islam en América Latina tiene futuro?

Gustavo Zehnder Sady: La presencia del Islam en América Latina tiene futuro siempre cuando nosotros mismos giremos nuestras cabezas hacia la Qibla y pidamos a nuestro Señor más sapiencia y fuerza; de nosotros depende nuestra permanencia, si bien algunos gobiernos han estado en contra del Islam, y otros han favorecido al menos en garantizarnos el derecho de culto, la gran tarea de difundirlo, mantenerlo y expandir la palabra del Corán y la Sunna queda en nuestras manos y de nadie más, ya está demostrado.

Roberto Chambi Calle: ¿Cuál es tu mensaje para la comunidad islámica chilena como clérigo shiita en este 2022?

Gustavo Zehnder Sady: Tenemos una gran obligación, la cual es difundir la palabra de Dios, y hacerlo pensando que solo lo tenemos a Él; tenemos que pensar ser ejemplares y predicar con nuestras obras. Han pasado muchas décadas de presencia musulmana que ya podemos hablar de un siglo, y aun no estamos como deberíamos, hasta ahora, donde todo se ha alineado positivamente para poder visualizarnos y pedir nuestros derechos, sin olvidarnos de nuestras obligaciones.

Dios nos dice en el Sagrado Corán:

“Y aferraos a la cuerda de Dios todos juntos y no os dividáis. Y recordad la merced de Dios con vosotros cuando erais enemigos y Él unió vuestros corazones y os convertisteis, por Su merced, en hermanos y estabais al borde del abismo del Fuego y os salvo de él. Así es como Dios os explica claramente sus signos. Quizás así os guiéis y surja de vosotros una comunidad que invite al bien, ordene hacer lo que es correcto y prohíba hacer el mal. Esos serán los triunfadores”. (Capítulo de la Familia de Imran, Aleya 103 y 104 del Sagrado Corán)

Manténgase juntos en Dios, obren bien y sean de aquellos que inviten al bien, prohibiendo el mal, ahí aseguraremos nuestra permanencia como creyentes.

Roberto Chambi Calle: Gracias por tu tiempo.

Todos derechos reservados. Se permite copiar citando la referencia.

  1.     Fundación Cultural Oriente

[1] Jurista, Teólogo, analista en RR.II y ex diplomático Boliviano.

[2] "Chile: A dos años del estallido social Amnistía Internacional presenta informe sobre responsabilidad de mandos a la Fiscalía Nacional", ver en:

https://www.amnesty.org/es/documents/amr22/4851/2021/es/

https://www.amnesty.org/es/latest/news/2021/10/chile-two-years-on-from-social-unrest-amnesty-international-presents-report-on-command-responsibility-to-national-prosecutors-office-espanol/

::::

245


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

La-Realidad-Tal-Cual%20Es-Espanol