La súplica del día 23 del mes de Ramadán : ¡Oh, Dios mío, purifícame en este (día) de todos los pecados

Súplica del día 23 del mes de Ramadán

Ibn ‘Abbâs relata del Profeta Muhammad (PBUH) un largo dicho que contiene el gran mérito del ayuno de cada día de Ramadán y las súplicas para cada día.

 

Estas súplicas se puede hacerlas en cualquier momento del día sobre todo después de cada oración.

 

La súplica del día 23 del mes de Ramadán

 

اللهمّ اغسِلْنی فیهِ من الذُّنوبِ وطَهِّرْنی فیهِ من العُیوبِ وامْتَحِنْ قَلْبی فیهِ بِتَقْوَى القُلوبِ یا مُقیلَ عَثَراتِ المُذْنِبین

 

al·lâhumma-gsilnî fîhi mina-dh dhunûb ua tahhirnî fîhi minal ‘uiûb uamtahin qalbî fîhi bitaquâl qulûb iâ muqîla ‘azarâtil mudhnibîn

 

¡Oh, Dios mío, purifícame en este (día) de todos los pecados, aléjame en este (día) de mis defectos, y prueba mi corazón en este (día) colocándolo en el rango de los corazones devotos! ¡Oh, Quien perdona los deslices de los pecadores!

 

Una breve explicación:

 

¡Oh, Dios mío, purifícame en este (día) de todos los pecados

 

Dios es misericordioso y perdona los pecados de aquellos siervos que regresan a Él arrepentidos.

 

El sagrado Corán dice:

 

قُلْ يَا عِبَادِيَ الَّذِينَ أَسْرَفُوا عَلَى أَنْفُسِهِمْ لَا تَقْنَطُوا مِنْ رَحْمَةِ اللَّهِ إِنَّ اللَّهَ يَغْفِرُ الذُّنُوبَ جَمِيعًا إِنَّهُ هُوَ الْغَفُورُ الرَّحِيمُ

 

Di: «¡Siervos que habéis prevaricado en detrimento propio! ¡No desesperéis de la misericordia de Allah! !Allah perdona todos los pecados. Él es el Indulgente, el Misericordioso!» (Az-Zumar – aleya 53)

 

Un punto:

 

El término “gsilnî fîhi” en esta vigésimo tercera súplica, significa “lávame de los pecados”.

 

Cuando algo se purifica por medio de agua, se limpia de las suciedades y si Dios perdona a alguien no quedará ninguna huella de los pecados en su alma, porque los pecados de él se han lavado por la misericordia de Dios.

 

Dos actos para lavar los pecados:

 

Hacer las oraciones cotidianas:

 

Hacer las oraciones cotidianas lava y purifica los pecados.

 

En los libros de las narraciones se encuentran tantos dichos del Profeta y los inmaculados imames sobre la importancia de la oración que señalamos a uno de ellos:

 

El amado Profeta dijo:

 

Si hubiese un arroyo en una casa que los habitantes de la casa purifiquen cinco veces por día, ¿En aquel arroyo acaso se quedaría algo de suciedad en el cuerpo de ellos?, claro que no, y precisamente en ese sentido hacer las oraciones cotidianas es como un arroyo que el orante cinco veces por día lava su alma en él”.

 

Relacionado : La súplica del día 22 del mes Ramadán : El sentido de Fazl en el sagrado Corán

Hacer Salawat (bendiciones) al Profeta y su familia purificada:

 

Sobre ese tópico el Imam Ali (AS) dijo:

 

El efecto del Salawat en purificar los pecados es más que la influencia del agua en el fuego”.

 

Aléjame en este (día) de mis defectos

 

En la segunda parte de la súplica de hoy pedimos a Dios que nos aleje en este día de nuestros defectos.

 

El ser humano no es perfecto y cada uno de nosotros tenemos nuestros propios defectos y siempre debemos de cuidarnos y purificarnos de ellos; sin embargo, eso solamente no es suficiente, porque debemos pedir la ayuda de Dios también, pues si Dios no nos da Tawfiq (éxito) no triunfaremos.

 

En el islam es Haram (prohibido) expandir los defectos de la gente y en lugar de eso, cada persona debe buscar sus propios defectos y desembarazarlos en lugar de buscar de los demás.

 

Por eso es que el Imam Ali (AS) dice:

 

طُوبَي لِمَن شَغَلَهُ عَيبُهُ عَن عُيُوبِ النَّاسِ

 

Bienaventuranza para quien que le evite sus defectos de los defectos de otros”. (Nahyul Balagha – Sermón número 176).

 

De ahí es que lo más necesario para cada uno de nosotros es estar ocupado en nuestros defectos y si cada persona intenta modificarlos, la misma sociedad sería modificada sin lugar de dudas.

 

Prueba mi corazón en este (día) colocándolo en el rango de los corazones devotos.

 

La realidad de cada persona es su corazón que en la religión lo llaman también el alma, que, de acuerdo a los conocimientos de la religión, la vida espiritual del corazón está en obediencia de Dios y la muerte de él está en su desobediencia.

 

Los pecados causan la muerte del corazón y quitan la espiritualidad; pues éste sin espiritualidad no será más que una piedra dura y no tendrá ningún sentimiento, entonces hay que guardarlo de los pecados que lo hacen oscuro e iluminarlo por medio de la fe y obedecer a Dios, y si a veces cometemos pecados por medio del arrepentimiento lo iluminaríamos.

 

En una narración, al corazón lo han hecho semejante con una hoja blanca, que en el momento de pecar se pone un punto negro dentro de ella y lo hace oscuro; pero si el hombre se arrepiente y hace Al Tawbah (arrepentimiento), Dios es misericordioso y lo borrará de su corazón, se volverá la luz y la negrura dará el lugar a la blancura, sin embargo si no se refugia en Dios, el momento que el siervo comete algún tipo de pecado, no se arrepiente y sigue con otros pecados; la espiritualidad dejará su corazón y éste se tornará a muerte.

 

Aquellos que tienen la piedad en el día de Juicio, tendrán una elevada situación porque ellos se han sometido a sí mismos a la desobediencia de Dios y se han subyugado frente a las órdenes divinas; y según el sagrado Corán:

 

والذین اتقوا فوقهم یوم القیامه…

 

Pero los temerosos de Allah estarán por encima de ellos el día de la Resurrección…”

 

Y finalmente; ya que hemos entendido la importancia de la espiritualidad del corazón pedimos a Dios que tome nuestros corazones en este (día) colocándolo en el rango de los corazones devotos y Dios es quien perdona los deslices de los pecadores.

:::

245


Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

La-Realidad-Tal-Cual%20Es-Espanol