“El Régimen Bahreiní usa Tácticas de Represión Israelíes Contra su Población”

“El Régimen Bahreiní usa Tácticas de Represión Israelíes Contra su Población”

MANAMA. (ABNA) – En Bahréin, la población autóctona que queda, en su inmensa mayoría musulmanes shiítas, son atacados con balas reales desde vehículos policiales y agentes de a pie encapuchados.

Según la Agencia Noticiosa Ahlul Bait (ABNA) – Nuevamente no han usado los tanques, ni llamado a las tropas saudíes para contener las protestas como en el comienzo de la revolución del 2011, pero en Bahréin, la población autóctona que queda, en su inmensa mayoría musulmanes shiítas, son atacados con balas reales desde vehículos policiales y agentes de a pie encapuchados.

Las causas de la inconformidad son unas cuantas: discriminación religiosa, desigualdad social y penuria económica, entre otras, en una pequeña nación que enriquece cada vez más al poder con la venta de petróleo y el turismo.

El trasfondo es aún peor, porque lo que ocurre desde hace años allí es similar a lo que el régimen de Israel está haciendo en las tierras palestinas ocupadas, principalmente en la Ribera Occidental y Al Quds: un proceso de naturalización de extranjeros a gran escala para cambiar el equilibrio demográfico sectario en el país, en detrimento de la población autóctona.

El régimen de Bahréin tiene al oeste a Arabia Saudí, país al que está conectado por un puente de 26 kilómetros llamado Calzada del Rey Fahd.

De sus 1 234 571 habitantes, la mitad son extranjeros, que habitan un archipiélago de 33 islas, de las cuales las principales son la isla de Bahréin, donde se encuentra la capital, Manama, con un tamaño de 48 kilómetros de norte a Sur y 16 kilómetros de este a oeste, suponiendo el 85% de la superficie total del estado; y la cercana isla de Muharraq (de 56 kilómetros cuadrados), unida a la anterior por una carretera elevada sobre una escollera frente a Manama.

En ese escaso territorio ya hay una base de Estados Unidos, que vende todo tipo de armas convencionales a las fuerzas armadas locales.

Hace cinco años, las tropas saudíes reprimieron salvajemente similares protestas, en medio de otros movimientos en países árabes que condujeron a la caída de tiranías, pero sustituidas finalmente con gobiernos mediatizados y defensores de la democracia al estilo occidental, en el mejor de los casos.

Lo cierto es que Bahréin parece a veces un apéndice de Arabia Saudí, a la cual apoya en el criminal genocidio que comete contra la paupérrima población yemení. Uno de los aviones bahreiníes que bombardeaba Yemen fue abatido hace unos días y cayó en territorio saudí.

En lo que respecta a los problemas internos, la situación de los derechos humanos se deterioraron aún más, luego de una visita de una comisión internacional al respecto, en tanto las autoridades se niegan a perseguir judicialmente a los uniformados acusados de excesos, reactivó la detención de significados activistas y prosigue su política de darle la nacionalidad local a miles de trabajadores paquistaníes y jordanos, entre otros, revocando la nacionalidad a varias decenas que participaron en las manifestaciones.


© 2005-2016 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

::::
245


Artículos relacionados

Envíe su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*

We are All Zakzaky